Pero... ¿por qué hay tantas solteras?

El otro día escribí sobre la hipogamia o “casarse hacia abajo”, una tendencia apuntada por el sociólogo Albert Esteve que define el cambio que están experimentando las relaciones de pareja en los países desarrollados: hay cada vez más mujeres con un alto nivel educativo, profesional y económico que ya no aceptan el papel de esposa tradicional. Por el contrario, han aumentado sus expectativas ante el matrimonio. Vamos, que no están dispuestas a casarse con cualquiera.

El tema daba para más, pero no me cabía todo en el mismo post. Porque, ¿qué pasa con los hombres? Siempre siguiendo la tesis del sociólogo Esteve, ellos deberán adaptarse y comprender que las mujeres buscan compañeros que asuman la igualdad doméstica. Por lo que tendrán que plegarse al cambio, sí o sí.

Pero mientras las piezas del puzle se recolocan, lo que se observa en nuestras grandes capitales son dos fenómenos: uno, que cada vez hay más solteras. Y dos, que muchos hombres no han cambiado el chip y siguen anhelando una esposa tradicional. Solución: las buscan en otros países.

Esto ocurre con mucha frecuencia en Japón, donde todo resulta siempre más exagerado. Se trata del país con mayor número de solteras, ya que las mujeres del siglo XXI se niegan a aceptar la servidumbre del matrimonio tradicional japonés. El mismo que llevó a la depresión a la moderna princesa Masako y que impide a su hija reinar por el hecho de ser mujer. La distribución de roles es allí tan obsoleta y desigual que muchos japoneses prefieren casarse con chicas humildes y poco formadas procedentes de otros países asiáticos antes que con una japonesa moderna.

¿Y en España? Pues no pocos hombres buscan una esposa tradicional entre las sudamericanas. Curiosamente, dice el experto, el fenómeno contrario no se da. Y si una española se casa con un extranjero, suele ser un europeo occidental de igual mayor formación que ella.

En fin, es una explicación bastante razonable a la pregunta que a menudo se hace mi amiga Isabel: “¿Por qué en España hay tantas solteras?”. Y es que, en los tiempos que corren, la tesis de este sociólogo resulta bastante acertada y por eso Isabel no piensa casarse con cualquiera únicamente para no estar sola. Como tantas mujeres, busca algo más. Mucho más. Aunque no sea fácil encontrarlo.

Autora Paloma Corredor

Periodista y escritora.

Paloma Corredor
+info
Autora Paloma Corredor

Periodista y escritora.

Paloma Corredor
Paloma Corredor

¡Hola! Bienvenidos a El juego del amor, un blog sobre las relaciones, el amor y la pareja. Famosos y anónimos, ricos y pobres, todos somos iguales en la búsqueda de la felicidad. Eso sí, las cosas han cambiado mucho. En pleno siglo XXI, Cupido lanza flechas de todos los tipos, tamaños y colores. Y como nos encanta hablar sobre estos asuntos, os invito a leer y comentar mis posts.