"Perder el contacto con la realidad", por Isabel Menéndez

Mi hijo tiene 21 años y le hemos convencido para que vaya a un psicólogo amigo nuestro, porque mi marido y yo creemos que tiene una enfermedad mental. Le gustan las asociaciones secretas y la brujería, y es muy solitario. El psicólogo nos ha dicho que su problema no solo es que ha perdido el contacto con la realidad, sino que además es degenerativo. Cuando se lo he contado a él, ha explotado. Ahora cree que hasta le drogamos la comida. A., correo electrónico.

Ves a tu hijo como un adulto y aún no lo es; hablas de lo que te hace (“me está haciendo el vacío”, “eso me duele”), pero no señalas nada de lo que puede sentir él. Si no te deja ni una rendija por la que comunicarte con él, es que se siente invadido. Dices que le gustan las asociaciones secretas, pero vosotros también os asociasteis secretamente con el psicólogo amigo vuestro para decidir qué le pasaba.

Además, me llama la atención las etiquetas diagnósticas que empleas para hablar sobre lo que le pasa. El término “degenerativo” no tiene que ver con la psicología, sino con la medicina. Si tu marido y tú sois médicos, y acordáis con un amigo psicólogo que vuestro hijo necesita medicación sin contar con él, es lógico que suponga que podáis “drogarle”, pues es lo que puede representar esa medicación para él.

Hasta cierto punto, tiene razón, si bien es cierto que, según qué diagnostico tenga, es posible que la necesite,
pero a su edad tendría que ser él quien manejara toda la información sobre lo que toma y para qué sirve. Por último, la persona indicada para tratar a vuestro propio hijo no es un amigo vuestro. Él necesita un espacio propio donde tener la suficiente confianza para poder hablar.

Parece que la pérdida del contacto con la realidad no la padece únicamente él, vosotros también habéis perdido el contacto con él, no podéis comunicaros. Razonad y expresadle vuestra preocupación sobre su estado, escuchando sus razonamientos y ayudándole a que se sienta mejor, pero incluyendo lo que él piensa y siente al respecto.

Vuestro hijo requiere ayuda psicológica, pero vosotros también la necesitáis para aprender a comunicaros con él correctamente,
teniendo en cuenta todo lo que él piensa. Sería recomendable que vosotros también acudierais a una psicoterapia psicoanalítica para poder entender los conflictos que os impiden hablar con vuestro hijo.

Palabra Clave: Neurosis

Es un padecimiento psicológico que produce síntomas que van de la angustia al miedo, pasando por las obsesiones o las fobias. Esa sintomatología es la expresión simbólica de un conflicto psíquico que tiene sus raíces en la historia infantil de la persona.

El conflicto se establece entre una tendencia que lucha por encontrar una descarga y otra que trata de evitarla.
Determinados códigos de comunicación familiar, como la censura de los afectos relacionados con la agresividad, pueden fomentar la neurosis. En esta enfermedad el “yo” es débil y la persona se siente desamparada antes sus propios impulsos.

  • Compartir
  • Imprimir

El Rincón de Isabel

El Rincón de Isabel

Un lugar de escucha psicoanalítica para aquellos que desean comprender sus conflictos. Isabel Menéndez es Psicóloga, psicoanalista, escritora y colaboradora de nuestra revista desde hace más de 10 años. Las respuestas están orientadas a promover la reflexión personal. Para una atención privada: consultorio@isabelmenendez.es www.isabelmenendez.es *Las consultas se atenderán por su urgencia

*
*
*

AVISO: Los datos referentes a la EDAD y el SEXO se recogen para facilitar las respuestas, el Código Postal se pide con fines estadísticos.