De la ilusión del flechazo a la plenitud de la pareja

  • Para construir una relación sólida es necesario superar esa primera fase de idealización y aceptar al otro tal y como es. Con sus virtudes y sus limitaciones.

El deseo que nos lleva hacia otro, un deseo que nos habita y nos domina y al que hay que someterse si hacemos caso a nuestro corazón, es incontrolable. Las parejas que elegimos se apoyan en algunos rasgos de nuestras primeras relaciones. Durante el enamoramiento se produce una superestimación de la persona amada, que queda excluida de toda crítica. Se la idealiza, solo se ven sus cualidades. Esto se produce porque tenemos la convicción de que con ella vamos a conseguir ser completos. “Tú lo eres todo para mí”, es la frase típica del enamorado. Ese otro ha ocupado el lugar que en nuestro inconsciente dejamos al ideal que el “yo” tiene para sentirse pleno. Ya nunca se va a encontrar desamparado, limitado, solo. Se trata de una ilusión.

Se puede amar a una persona tras haberse enamorado de ella. De hecho, puede ser el primer paso de una relación, pero para construir un amor sólido, que dure en el tiempo, es preciso amar al otro tal y como es y no como deseamos que sea.
Esto quiere decir que hay que superar la decepción que provoca el hecho de comprobar que el amado no es tan ideal como en principio habíamos supuesto. El éxtasis que siente el enamorado se debe a la ilusión de haber conseguido aquello que deseamos, de sentirse pleno, sin fallas, sin ninguna carencia.

El enamoramiento nace de esa ilusión, pero el amor se hace poco a poco, teniendo en cuenta al otro tal y como es. “Antes de conocerte ya te quería”, le había dicho Daniel a Laura cuando empezaron a salir. Fue un flechazo. Ahora que se acercaba el día de los enamorados y estaba pensando en qué regalarle, se acordó de esta frase. Laura estaba un poco decepcionada por cómo iba la relación, últimamente había tenido problemas en el trabajo y a veces se sentía agotada y de muy mal humor. Daniel, cuando la veía así, se alejaba de ella. Laura se había dado cuenta de que, cuando tenía dificultades, se encontraba un poco enferma o se sentía débil, su pareja intentaba ayudarla, pero no podía; lejos de eso, ponía distancia entre ambos. Justo cuando ella necesitaba más su apoyo, él desaparecía.

Deseos inconscientes


Daniel se había enamorado de Laura, entre otras muchas razones, porque era una mujer vital, con apariencia de resolver siempre todas las dificultades, algo de lo que él había carecido durante su infancia.
Tuvo una madre enfermiza y muy infantil, que pudo sostenerle poco en la vida, y un padre tan preocupado por ella que no le quedó tiempo para apoyar a sus hijos. Encontrar a una mujer saludable y resolutiva ante la vida era lo que él siempre había deseado, antes de conocerla. Como todo enamorado, sabía lo que quería, si bien ese saber era (siempre lo es) inconsciente.

Laura, por su parte, había deseado que reconocieran su fuerza, algo que sentía minusvalorado por su padre. Por eso toleraba mal sus debilidades. Conocía estas características suyas porque había realizado una psicoterapia. Comprendió que, igual que Daniel se resistía a acercarse a ella cuando lo necesitaba, probablemente ella también lo alejaba de sí cuando se encontraba mal. Es decir, cada uno dependía de su historia emocional y pensó que era necesario cambiar un poco la imagen que tenían del  otro para quererse, apoyándose en lo que podían. Decidió regalarle la escultura de una mujer con una inscripción: “Antes de conocerte, ya te quería”. ¿Cómo podríamos reconocer a esa persona que nos ayudaría a crecer si no se enlazara con algo del pasado para hacernos creer que con él podemos realizar en el futuro alguno de nuestros sueños?

Sentido crítico


En el trayecto que el hombre hace para construir su identidad, pierde a una mujer (la madre) que queda en el inconsciente y que cree reencontrar, en algún aspecto, cuando se enamora. La niña, por su parte, perdió un príncipe (su padre) que ahora reaparece en el hombre de sus sueños
. El hombre, al igual que la mujer, encuentra en el amado aquella parte suya que lo completa. Frases como “es el hombre que siempre esperé”, “es mi otra mitad” o “es la mujer de mi vida”, parecen hablar de un conocimiento previo al encuentro.

 El enamoramiento se caracteriza porque provoca una sobreestimación de la persona amada y un empobrecimiento del “yo”, pues toda la energía vital se halla focalizada en el amado y vacía otros aspectos de la vida. Ya nada importa, solo él o ella. El enamoramiento es exigente y vacía a la persona de sentido crítico, pero va dejando paso al verdadero amor que, lejos de ser exigente, es generoso y tiene más relación con aceptar las carencias, tanto en el otro como en nosotros. Es lo que nos falta lo que buscamos en él; es lo que no tiene lo que impide que nuestro deseo se agote. La vida en pareja es como un organismo vivo, una planta que requiere luz, cuidado y paciencia.

La luz que da el conocimiento de algunas características del amor; el cuidado de dedicarle el tiempo que necesita; y la paciencia de toda obra de arte que requiere atención y energía. A veces, tras un flechazo, el amor muere muy rápido, como si los implicados no se dieran tiempo de sentir y confirmar su unión
. En otras ocasiones, crece vigorosamente. Depende de la manera en que ambos manejen su relación; y para manejarla mejor, hay que conocerla. Sabernos incompletos y limitados nos ayuda a aceptar mejor los límites del otro y así la pareja podrá acompañarse mutuamente y, después de las inevitables decepciones, sabrá afrontar los necesarios reajustes que le conduzcan al amor.

¿Qué nos pasa?

  • En el enamoramiento idealizamos al otro para reparar nuestros confl ictos e, identificándonos con él, corregir imaginariamente nuestros fallos. Esta operación psicológica es la responsable de las decepciones que se producen cuando, después de los primeros tiempos, se empieza a descubrir en el otro lo que nuestra mirada infantil y exigente había suprimido. Eso es algo que hay que superar para llegar a amar al otro.
  • Se puede elegir al otro en función de algún espacio interno que tenemos en confl icto. Podemos buscar, por ejemplo, a un hombre muy protector para cubrir la sensación de desamparo de un padre ausente.
  • En ocasiones no se acepta bien que la relación varíe con el tiempo. Se pretende que se siga como al principio y comienza a abrirse la época de las críticas y los reproches constantes.
¿Qué podemos hacer?
  • Cuando la pareja nos defrauda, hay que preguntarse por qué esperábamos más de lo que nos podía dar. Nos engañamos con respecto a las expectativas o nos dejamos engañar porque no medimos bien las posibilidades que tenemos.
  • Cuando reflexionamos sobre lo que nos gusta del otro, lo hacemos sobre nosotros mismos. Sobre lo que deseamos, lo que no tenemos, lo que queremos compartir.
  • La elección de pareja depende de la actitud inconsciente hacia los padres y hacia nosotros mismos. El margen de libertad para componer la pareja que deseamos se encuentra en la maduración psicológica que hayamos alcanzado.
  • Valorar las cualidades de la pareja es lo opuesto a idealizarla en exceso, pues se trata de reconocer su subjetividad y no de querer poseerla. Esta mirada requiere reconocer las diferencias y no utilizar a la pareja para tapar las frustraciones.

 

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Nos vamos a la cama con la voz de las supervivientes en el #diaInternacionalviolenciagenero http://t.co/DZY9HOjVx3 #25Nnomasviolencia Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Ficha la colección de fiesta de @massimodutti que disecciona nuestra #shoppingphilosophy http://t.co/zqZgIYwzCc Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

RT @MercedesArroyo2: Karlos Arguiñano: "Estoy feliz con mi vida y viendo crecer a mis nietos" http://t.co/vTzzlgyHSt vía @Mujerhoy Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

¡Felices 33! 10 razones y 33 fotos por las que adoramos a @XabiAlonso http://t.co/dLKkM3Z5yC Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Dylan, hijo de Pierce Brosnan, imagen de Saint Laurent Permanent Collection http://t.co/VcZnKIR3eD Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Kate Middleton luce tripita con el color del otoño: el rojo http://t.co/LfKnmrItuD Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Así fue el 'zasca' de @pacoleonbarrios que dio la vida a @zapeandola6 http://t.co/58eqk6ZCFk en versión @ana_morgade Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Peinado, maquillaje, productos... 16 ideas para ir perfecta a una entrevista de trabajo http://t.co/k1WPjHCZJd by @pilarlucas1 Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

¡De cumple! @NormaRuiz01 celebra con @Guapabox su primer aniversario y sus descubrimientos 'beauty' http://t.co/zNuUL0gfeF Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

Bella por dentro y por fuera... En @eatfashionblog nos descubren @mybeautyandgo ¡Cosmética bebible! http://t.co/JiAVTa77U6 Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

Instagram