Renovación vital, por Isabel Menéndez

  • El año nuevo es un buen momento para que soluciones tus conflictos internos y te plantees ser y hacer, en lo posible, aquello que realmente deseas. Objetivo: sentirte a gusto en tu propia piel. 

Estamos a las puertas del 2013. La nueva agenda está en blanco. ¿Qué escribiremos en ella? Podemos dejar que las circunstancias y los otros sean los que rellenen sus páginas y colocarnos donde los demás esperan vernos o, por lo contrario, construir lo que queremos hacer con nuestra vida. Podemos ser objeto o sujeto de nuestra propia existencia.

¿Qué puedes hacer para encontrarte mejor contigo misma el año próximo? Acortar distancias entre cómo somos y cómo deseamos ser es algo que proporciona bienestar. Tenemos que hacer acuerdos continuos con nosotras mismas para realizar la parte posible de nuestros sueños y saber distinguir los imposibles. De ese modo nos liberaremos de ataduras internas que desgastan y no nos dejan disfrutar de lo que nos rodea. El secreto está en conquistar una subjetividad sin conflictos graves.

El “yo” enajenado

Sabemos que, aunque una gran parte de nuestro mundo interno permanece en la oscuridad, envía a la parte consciente señales que nos conviene registrar para comprendernos mejor. El desconocimiento de nuestro lado oscuro solo produce sufrimiento y malestar. Creemos saberlo todo sobre nosotras mismas, pero cuando nos formulamos preguntas como quiénes somos, cómo queremos ser o por qué nos sentimos tristes sin tener motivos para ello, las respuestas aparecen llenas de dudas.

Por un lado, ya no somos la del año pasado (mucho menos la de hace 10 años) pero quizá mantengamos formas de relacionarnos con el mundo y con nosotras que provienen de la adolescencia, incluso de la infancia. El “yo” es solamente una parte de nuestro psiquismo. Es la instancia que media entre nuestro mundo interno, en gran parte inconsciente, y la realidad exterior. Creemos que dominamos esa instancia aunque mucha gente tiene un “yo” falso, es decir modelado por otros, al que no se quiere porque no responde a lo que se espera de él. Ese “yo” enajenado no proporciona placer porque ni cuida ni protege a su dueño.

No tiene en cuenta las necesidades de su cuerpo y menos las de su corazón.
Ese yo está alienado (de alien, otro) por órdenes infantiles que quedaron en nosotras y que dictan cómo deberíamos ser sin dar margen para pensar cómo deseamos ser. Podríamos comenzar el año con el saludable propósito de conocernos mejor y alimentar nuestro verdadero yo. Eso nos haría estar mejor, conectaría con nuestros sentimientos y nos mostraría las vías para encontrar los placeres que buscamos. El más importante es sentirnos a gusto dentro de nuestra piel.

Hoja en blanco

“Año nuevo, vida nueva”, apuntó Laura en la primera hoja de la agenda de 2013. Quería cambiar, quería que su vida se renovara. Antes de esta frase había apuntado otra más preocupante por lo que podía significar: “Me encantaría coger una gripe que me dejara en la cama una semana”. Deseaba estar sola, descansar y que le dieran todo hecho, deseo que solo se podía permitir a condición de caer enferma.

¿Y si se había equivocado en todo? Su matrimonio pasaba por un momento de tedio total, la rutina y la falta de tiempo habían dejado la relación sin aliciente. ¿Estaba con él por amor o por costumbre? En cuanto a su trabajo, se había convertido en una lucha sin cuartel donde el deber y la presión por la crisis económica, se había tragado el placer. ¿Trabajaba en lo que le gustaba o se había dejado llevar por lo que se esperaba de ella? ¿Era una insensatez en estos momentos plantearse lo que quería o había que conformarse?

Y luego estaban sus hijos que, a veces, le hacían plantearse si era buena o mala madre. Su necesidad de cambio coincidía con el comienzo del año: quería que algo nuevo entrara en su vida... ¿Por dónde empezar? Su marido no le prestaba la mínima atención, sus jefes no la valoraban lo suficiente y sus hijos no la escuchaban. Para cambiar, lo primero que hay que hacer es dirigir la mirada hacia dentro. Al hacerlo, Laura se dio cuenta de que siempre anteponía las necesidades de los otros a las suyas. Así, aunque estaba molesta con su marido porque se sentía sola con la casa y con los niños, no le decía nada. Los reproches fueron sustituidos por un resentimiento silencioso que la alejó de él. Su necesidad de reconocimiento en el trabajo la obligaba a decir que sí a todo lo que le pedían, aunque no estuviera de acuerdo, y ello la hacía sentirse una autómata. En cuanto a sus hijos, no sabía ponerles límites sin pasarlo mal.

Laura necesitaba desesperadamente la aprobación de los demás y eso la alienaba, pues siempre estaba dispuesta para los deseos de los otros, pero no para los propios. Complacer a un padre estricto que nunca estaba satisfecho con lo que hacía su hija estaba detrás de este postura que la llevaba a olvidarse de sí misma. Cuando los deseos personales quedan enterrados para responder a los de los demás, se produce una alienación que convierte la vida en insatisfactoria y aburrida.

El momento oportuno para emprender una renovación es cuando el deseo de cambiar tiene más fuerza que la inercia de seguir inmovilizada en una situación empobrecedora. Cuando se toma conciencia de este malestar y se investigan las razones de esa crisis existencial, se puede hacer lo que en psicología se denomina “insight” y que lleva a tener una percepción de sí misma distinta de la que se tenía hasta entonces. A partir de ese momento, lo conveniente es hacerse responsable de las emociones que se están sintiendo y de las decisiones que se tomen para intentar cambiarlas.

El sentido de la insatisfacción

Los síntomas que conducen al cambio se anuncian con una insatisfacción que alcanza a uno o varios terrenos: el personal, el amoroso, el sexual... El aburrimiento y el tedio se han instalado en tu existencia y el mal humor comienza a hacerse dueño de ti. Entonces aparece un saludable deseo de saber qué es lo que está pasando. Es el momento de preguntarse qué sentido tiene la vida de una misma. Reconocer nuestros sentimientos, aceptarlos y meditar sobre ellos es muy saludable. Cuando se analizan y se les pone nombre, nos conocemos mejor. Solo admitiéndolos podemos llegar a dominarlos. Cualquier momento es bueno para empezar a cambiar las cosas, pero para que se produzca una renovación vital hay que comenzar por desearlo. Tras ese movimiento interno se esconde la pulsión de vida que apunta a conseguir el placer en un intercambio gratificante y creativo con el mundo. 

Las claves

  • Aminora el ritmo si consideras que vas muy deprisa. Te liberarás del estrés y de la ansiedad. Solo disponemos de una cantidad determinada de energía y debemos decidir en qué la gastamos.  
  • Rechaza las exigencias de los demás si no son responsabilidad tuya y no deseas hacerlo. Defiende tu tiempo y nombra tus emociones. 
  • Cuida tu cuerpo y aprende a escuchar lo que te dice. Cuando descuidamos nuestras emociones, el cuerpo nos avisa. 
  • Si algo te disgusta, procura hablarlo. No aguantes lo que te hace daño. 

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Pues mira, resulta que haciendo estos ejercicios se crece un poquito http://t.co/J6oHfRSySl ¡Yuju! Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¿Aún no has votado en los #IIIPremiosBellezaMH? ¡Estás a tiempo para ganar este lote! http://t.co/9LYjb4NtFX http://t.co/47hNWBsaqf Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Nos encanta el análisis sobre los "yonquis de la dieta" de #AdelgazarSabiendo http://t.co/imeAEJAzaV Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Leonor celebra su primer cumpleaños como Princesa de Asturias http://t.co/CtFBxvVnH3 vía @Hoy_Corazon Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Feliz Halloween y Feliz San Viernes. ¡Sorprende con esta batería de ideas terroríficas! http://t.co/EZiRCkVb0c http://t.co/eEQdt5WvAc Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Cuando parezca que todo está en tu contra, recuerda que los aviones van en contra del viento para elevarse y volar. ¡Buenos días! Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Sérum, el nuevo rey del tocador. 5 razones para no saltártelo http://t.co/S9cYRjrlVo Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

¡Cuestión de química! ¿Nos creemos la conexión entre los protagonistas de '50 sombras de Grey'? http://t.co/2ZyDGUFWfF ¡Análisis! Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Joyas para transformar un look básico en uno sofisticado http://t.co/ayqnmD1SC7 #mhtendencias Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

¡Nos apasiona! El esmalte rojo es un clásico que nos vuelve locas, pero a cada uña le va un tono distinto... http://t.co/9YvrQIRKYx Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Instagram