Secretos de familia

  • Hijos ilegales, muertes traumáticas, accidentes... pueden ser escondidos durante generaciones. Pero las verdades ocultas tienen consecuencias

La familia es un entramado de afectos y deseos, plagado en ocasiones de secretos. ¿Qué es lo que trata de esconderse? ¿Por qué? ¿Cómo se desvela? La palabra secreto viene del latín “secretus” y deriva de “sercenere” que significa poner aparte para que no se vea. En la familia, aquello que se esconde es lo relacionado con lo que produce vergüenza y dolor, y psíquicamente no se puede elaborar.

Los grandes temas que suelen ocultarse tienen que ver con el origen, la muerte y el sexo. Los secretos producen efectos y síntomas en adultos y en niños durante más de una generación. La psicoanalista François Dolto decía que hacen falta tres generaciones de graves problemas familiares y mala comunicación entre sus miembros para crear una psicosis. Los niños manifiestan lo que no se habla a través de síntomas: dificultades escolares, pesadillas y enfermedades físicas, entre otros.

Los padres piensan que hay cosas que no se les debe decir porque les harán mal. No les mencionan los accidentes, les ocultan cuando alguien muere, evitan que acudan a los entierros, no les hablan de las cosas difíciles. Ellos perciben la tensión y su psiquismo, que esta poco diferenciado de los que le rodean, se encuentra invadido de lo traumático que los adultos no han podido elaborar.

Guillermo había tenido serios problemas de conducta y aprendizaje en los primeros años de colegio.
En la adolescencia acudió a tratamiento. Su padre mantenía en secreto una relación extramatrimonial de la que tenía otro hijo. Cuando era niño, tenía una pesadilla que se repetía en la que veía caer a su padre de un rascacielos. Su abuelo paterno se había suicidado poco antes de su nacimiento, información que conoció algunos años después.

Los sucesos y las verdades no dichas organizan lazos inconscientes por donde circula de manera involuntaria la información familiar que ha sido silenciada. Y estos hechos buscan una solución. Una hija puede sufrir en su vida sucesos que la enlazan a su madre o su abuela y se pueden llegar a repetir hechos trágicos en las mismas fechas.

Como le sucedió a Ana, cuyo segundo aborto, que ocurrió de nuevo en primavera,
coincidía en fecha con la muerte de su abuela, de la que más tarde supo que había sido objeto de abusos por parte de un tío, del que tuvo una hija, su madre, que solo pudo tenerla a ella, que nació en mayo. Ana decía: “En mi familia todo sucede en primavera”. A lo largo de un proceso psicoterapéutico, se quedó embarazada y pudo llevar a término su gestación, porque también pudo gestar con palabras una historia familiar que le pesaba demasiado y le impedía identificarse con una mujer capaz de vivir la maternidad como algo bueno.

El psicoanálisis promueve que se desvelen esas verdades que, mientras están ocultas producen síntomas que la persona soporta sin saber por qué.
Algunos secretos familiares matan la posibilidad de ser uno mismo. curar dolores anímicos. El secreto es como una silla vacía en la que nadie se sienta, pero siempre está allí. Las personas de una familia no se proponen recordarlo, pero no consiguen olvidarlo. Por ello la confesión produce alivio. El modo de desvelar un secreto es muy importante. Hay que tener en cuenta las circunstancias y la edad de los implicados.

Existen sucesos que pueden ser desvelados sin datos escabrosos, como por ejemplo el suicidio de un padre. Las palabras que encarnan una verdad dicha de forma adecuada y en el momento oportuno pueden curar dolores anímicos y también evitan enfermar.

En ocasiones, los secretos van dirigidos a un miembro de la familia al que se considera frágil. En el relato de Julio Cortázar, “La salud de los enfermos”, se cuenta cómo una familia le oculta a la madre la muerte de un hijo que está en el extranjero. ¿Por qué se lo ocultan? Los secretos familiares no son de uno solo, el secreto es un metalenguaje por el que circula el deseo de quien lo esconde. En este relato, se supone que este deseo estaría vinculado a la rivalidad hacia el hermano muerto y el odio a la madre por sentir que el muerto es su preferido. Al ocultarle la verdad, le quitan la posibilidad de elaborarlo. ¿Lo esconden para no hacerla sufrir o porque no pueden acompañarla en su dolor?

Algunas familias, según la psicoanalista Janine Puget, quedan estructuradas en torno a secretos grupales. La consigna tácita es que sus miembros nunca deben referirse a lo que saben y menos aún pensarlo o decirlo todos juntos. Se evita así la desintegración familiar que se produciría al difundirse algún hecho penoso o vergonzoso. Al no poder comentarse ni pensarse, es reprimido y se presenta en forma de síntomas que se repiten.

A estos sucesos se refería Freud con el concepto de “lo siniestro”,
algo que parece ajeno pero que sin embrago es familiar. ¿Cuánto pesa un secreto familiar? Hitler era nieto de un judío ¿Se hubiera dado el nazismo si no hubiera deseado que su origen permaneciera en secreto?