´Duplicity´, un film entretenido y poco más, lo nuevo de Julia Roberts y Clive Owen

Redacción Internacional, 17 mar (EFE).- "Duplicity", el segundo largometraje de Tony Gilroy, es una entretenida historia de espías, con un fuerte componente de comedia romántica y protagonizada por Julia Roberts y Clive Owen, que se ha quedado lejos de las expectativas despertadas.

Tras su más que interesante debut con "Michael Clayton" (2007) y teniendo a Julia Roberts en su primer papel protagonista desde hace cinco años y repitiendo con Clive Owen tras "Closer" (2004), las expectativas alrededor de "Duplicity" eran altas y difíciles de cumplir y eso es lo que ha pasado.

Aunque el filme tiene puntos muy interesantes, como un planteamiento, música y montaje multipantalla muy de los años setenta, unos actores sólidos -mas los secundarios, Tom Wilkinson y Paul Giamatti- y algunos diálogos brillantes, el resultado no pasa de entretenido.

Gilroy ha vuelto a situar su historia en el espionaje industrial, algo que ya hizo con buenos resultados en la dramática "Michael Clayton", aunque en este caso se decanta claramente por la comedia.

En las dos primeras secuencias de la película, Gilroy muestra claramente sus cartas. Por un lado la historia de amor de dos espías, interpretados con la ambigüedad necesaria por Julia Roberts y Clive Owen. Y por otro, la rivalidad encarnizada de dos empresarios, a los que dan cara con su acierto habitual Tom Wilkinson y Paul Giamatti.

A partir de ahí, las cartas se van barajando en interminables ocasiones y cada vez dan un resultado ligeramente diferente al anterior, de forma que el espectador se entretiene en saber cuál es la verdadera relación entre los personajes.

Lo hace con un uso excesivo de flash-backs y con demasiados giros en la historia, apoyado totalmente en la pareja protagonista y dejando poco espacio a la fantástica historia que hubiera supuesto la relación entre los secundarios.

Todo ello aderezado con dosis de glamour y de una pretensión claramente internacional, con escenarios repartidos por Dubai, Roma, Nueva York, Zúrich o Miami.

El resultado es una película que entretiene aunque deja un cierto sabor de que podía haber sido más de lo que nos ofrece.

"Duplicity" se estrena esta semana en todo el mundo, aunque los primeros en verlos serán los españoles, donde llega a los cines mañana miércoles, una fecha adelantada sobre la habitual de los viernes debido a la festividad de San José del jueves.

Alicia García de Francisco


861615|20090317T123700+0000