Sevilla, 22 oct (EFE).- El Rey Juan Carlos ha inaugurado hoy la nueva fábrica de Heineken España en Sevilla, junto al barrio de Torreblanca, la factoría cervecera más moderna y tecnológicamente avanzada de Europa, tras una inversión de 320 millones de euros, y con una capacidad de producción anual de 500 millones de litros.

Sevilla, 22 oct (EFE).- El Rey Juan Carlos ha inaugurado hoy la nueva fábrica de Heineken España en Sevilla, junto al barrio de Torreblanca, la factoría cervecera más moderna y tecnológicamente avanzada de Europa, tras una inversión de 320 millones de euros, y con una capacidad de producción anual de 500 millones de litros.

Don Juan Carlos ha recorrido la nueva planta de Heineken, construida en un terreno de 71 hectáreas tras el necesario traslado de la antigua fábrica de Cruzcampo -en pleno casco urbano-, junto al presidente andaluz, Manuel Chaves; el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón; el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín; y los máximos responsables de la compañía.

Acompañado por el presidente de Heineken España, Carlos de Jaureguízar, y otros directivos, que le han explicado el funcionamiento de la fábrica, el monarca ha visitado las zonas de cocimiento; de filtrado de la cerveza, donde saludó al comité de empresa; el centro de control; las de guarda y frío; y envasado.

El Rey se ha mostrado gratamente impresionado por el alto nivel tecnológico y productivo de la factoría, y, preguntado brevemente por los periodistas, ha declarado que la fábrica le ha parecido "muy bonita" y que de sus modernas instalaciones le ha gustado "todo".

También ha firmado en el libro de honor de la compañía, surgida de la fusión en 2000 de Cruzcampo (1904) y El Águila (1900), y ha descubierto una placa conmemorativa de la inauguración.

Al acto han asistido, además, altos directivos de Heineken N.V. y Heineken Holding -accionista mayoritario del grupo-, como Charlene de Carvalho-Heineken, Michel de Carvalho, Jean-Francois van Boxmeer y René Hooft, así como autoridades políticas y representantes empresariales, sindicales y sociales, entre éstos la duquesa de Alba, a quien Don Juan Carlos ha saludado, o el torero Curro Romero.

En su saludo a siete de los miembros del comité, según ha dicho su presidente, Manuel Rodríguez, les ha pedido que trasladen a toda la plantilla su "orgullo" por el nuevo centro, y les ha preguntado cómo van sus relaciones con la empresa, a lo que han respondido que "con las discusiones normales, pero al final siempre se llega a acuerdos".

En esta planta de Heineken España, una de las cinco que tiene en el país, trabajan 260 personas en producción, aunque cuenta con 423 empleos directos y 140 indirectos, y el empleo inducido por esta inversión de la empresa se cifra en más de 1.600.

En el acto, el presidente de Heineken España ha considerado que la nueva factoría es "heredera de la mayor tradición cervecera española" y que lleva "más de un siglo" con su actividad "generadora de riqueza, empleo y de contribución a la economía" del país.

"Hoy es la mejor ilustración de ese esfuerzo acumulado durante tantos años, esta fábrica ya es una referencia internacional y se ha desplazado hacia el sur, hacia Andalucía y España, el centro de gravedad de la industria cervecera de Europa en tecnología y producción", según De Jaureguízar.

También ha agradecido el esfuerzo y la confianza del grupo y los accionistas en el proyecto, de los trabajadores y de los proveedores, así como de las Administraciones públicas, al resaltar el apoyo recibido de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Sevilla, "ciudad que hizo suya y grande a Cruzcampo".