Mujeres “diábolo”, “campana” y “cilindro”, un problema de tallas aún por resolver

Madrid, 26 ene (EFE).- Ha quedado probado científicamente que las tallas de la ropa no se ajustan a las medidas de las mujeres del siglo XXI, razón por la cual las autoridades mundiales están tratando de modificar el tallaje de la moda femenina. Las mujeres “diábolo”, “campana” y “cilindro”, que derrochan sus energías en buscar prendas acorde con su cuerpo no homologado, tendrán que esperar a que se determinen las nuevas medidas.

Las medidas actuales de busto, cintura, cadera y estatura de las mujeres son muy distintas a las que tenían las féminas en 1972, cuando se establecieron unas tallas que ahora se han quedado bastante obsoletas, según demostró un estudio antropométrico elaborado por el Ministerio de Sanidad español.

La investigación, llevada a cabo con una muestra representativa de 10.415 mujeres de entre 12 y 70 años divididas en diez grupos de edad, reveló que el 40 por ciento de la población femenina en España tiene problemas para encontrar su talla. El estudio se completó con la realización de mediciones a 8.500 mujeres por medio de rayos láser, con el fin de determinar los distintos “morfotipos”.

En el futuro se pretende que las medidas idóneas de pecho, cintura y cadera acompañen a cada estatura para que ninguna mujer quede excluída. El proceso se aplicaría también a los varones, quienes sufren las consecuencias de estas tallas obsoletas aunque en menor medida que las féminas.

"Vamos hacia la desaparición de las tallas actuales y hacia otro modelo que satisfaga a las mujeres", aseguró el ministro español de Sanidad, Bernat Soria, a propósito del estudio.

Modesto Lomba, uno de los modistos españoles más populares, cree que la información de las etiquetas de las prendas gracias a esta nueva propuesta permitiría trabajar con exactitud en lo que hasta ahora era una verdad a gritos, "que los patrones no se ajustan al cuerpo de la mujer".

Si tomamos como referencia el cuerpo de la española actual, éste responde a tres categorías distintas de acuerdo con su forma anatómica: “diábolo” (perímetro de pecho y cadera simétricos y cintura más estrecha); “campana” (pecho y cintura simétricos y mayor perímetro de cadera) y “cilindro” (mayor simetría entre pecho, cintura y cadera).

La industria de confección, al menos en España, tiene que vestir a un 36 por ciento de mujeres de tipo “cilindro”, un 39 por ciento de estructura de “diábolo” y un 25 por ciento con forma de “campana”.

En Estados Unidos mientras tanto la mayoría de las mujeres están hoy más gordas que antaño mientras que las tallas son cada vez más pequeñas. Las estadounidenses pesan de media unos 70 kilos, unos 9 más que las de hace 40 años. Los expertos en moda evidencian al mismo tiempo que una de las razones de la negación de la realidad por parte de la industria textil a la hora de fomentar las tallas decrecientes está en alimentar la vanidad de las clientas.

Por ejemplo es habitual hoy día que una mujer de mediana edad luzca airosa una talla 6 de “jeans” de marca Gap mientras comprueba con extrañeza que no le caben, ni siquiera apretándolos con calzador, unos pantalones Banana Republic de talla 10 adquiridos hace unos años.

De acuerdo con las medidas estándar, la norteamericana de 70 kilos de peso de media debería llevar una talla 16, pero gracias al “etiquetado vanidoso”, probablemente luzcan una talla 12, o incluso inferior. Quienes más padecen esta confusión de medidas estándar son las mujeres menudas, con una talla en torno a la 4 y muchas de ellas de origen asiático, que ahora se las ven y se las desean para encontrar una prenda acorde con sus circunstancias simétricas.

En el otro lado de la balanza se ubican las mujeres, sobre todo adolescentes, obsesionadas con las tallas mínimas, que se someten a largas sesiones de ejercicio físico y limitan su ingesta a frutas y verduras con tal de vestir ropa imposible para la estadounidense media.

La realidad multiforme que muestran los cuerpos de las mujeres en los países mediterráneos europeos ofrece también datos preocupantes, pues aunque una gran mayoría aseguran estar contentas con su propio cuerpo también es cierto que más de la mitad presenta delgadez severa, rayana en la anorexia.

Las autoridades españolas han dado muestras en los últimos años de una gran preocupación por los modelos estéticos que influyen en la sociedad. En 2006 se impuso un índice mínimo de masa corporal a las modelos para participar en la Pasarela Cibeles, la más importante muestra de colecciones de moda del país. Esta medida, que se implantó con la idea de vincular la belleza a la salud, y no a la extrema delgadez, fue pionera en las grandes pasarelas internacionales y motivó que fueran excluidas de los desfiles varias modelos con una masa corporal (el peso dividido por el cuadrado de la altura) inferior a 18, el mínimo exigido.

Una de las primeras muestras en hacerse eco de estas medidas fue la pasarela de la Moda de Milán de 2007, que abrió sus puertas con un guiño a la mujer con curvas, después ver en las pasarelas a modelos más que delgadas, y con un llamamiento de la ministra italiana de Juventud, Giovanna Melandri, para combatir la anorexia. El certamen comenzó con la diseñadora italiana Elena Miró, especialista en tallas grandes, quien se decantó por los colores fuertes para una mujer de formas redondas.

Las últimas informaciones revelan sin embargo que el proceso de homologación de las nuevas tallas se ha retrasado, fundamentalmente por problemas burocráticos. Estaba previsto que su aplicación comenzara en 2009 pero aún no han sido transferidos los datos obtenidos en las mediciones a las empresas textiles.

Aunque tanto las autoridades sanitarias españolas como los creadores de moda tienen prisa por normalizar la situación, en el Ministerio reconocen que los datos de las mediciones aún no están lo suficientemente depurados como para elaborar las tablas antropométricas que permitan una propuesta concreta de intervalos de tallas.

En consecuencia, las mujeres “diábolo”, “trapecio” y “campana” tendrán que esperar.

Por Francisco Galindo


804432|20090126T154200+0000

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Guisantes, calabaza, café y... ¡vino! Los 4 fantásticos en la #operaciónbikini http://t.co/OEpRDloAQc Hace 9 horas · responder · retweet · favorito

¿El fin de la era Johnny Depp? La #espíaenhollywood analiza las claves de un actor, ¿en decadencia? http://t.co/6s41NxgRft Hace 9 horas · responder · retweet · favorito

¿Tienes hambre a todas horas? Así aplacarás la fiera de tu tripa http://t.co/5sINXoSonw Hace 9 horas · responder · retweet · favorito

Las 'slip on' están más de moda que nunca y nos encanta http://t.co/EU0sC3l7cY ¿Tu favorita? Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

10 bailarinas imprescindibles para esta #primavera http://t.co/wECYSdZHfC Linditas, linditas... ;-) Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Enhorabuena a las finalistas de Belleza de los III Premios #MujerIT http://t.co/zyxJcmzH4i @NaokoBeauty @martasimonet y @kimma_;-) Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Felicidades a las finalistas de los III Premios #MujerIT (Mamás) http://t.co/grsJ1X3xk1 @lamadrenovata @mamasviajeras y @Naluadulce Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Enhorabuena a las finalistas de 'Moda' de los III Premios #MujerIT http://t.co/wNiLSjMJhz @amimodablog @VWLBlog y @ConPasoChic ;-) Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

¡Ganadoras! @PersonalStyle_ (moda) @blogdmaquillaje (belleza) y @Micestademimbre (mamás) triunfan en los #MujerIT http://t.co/fLawpUdQ1E Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

¿Buscas sorprender con tu look de invitada de #boda? 18 clutch que darán el toque perfecto http://t.co/6hFhGzVLvb Hace 11 horas · responder · retweet · favorito