Remedios para la “piel tirante”

  • Madrid, 24 nov (EFE).- ¿Tu epidermis ha aumentado su sequedad, está más enrojecida y a veces te duele? Son algunas de las consecuencias de una exposición excesiva a los rayos solares y sin la protección adecuada. Hay soluciones naturales para recuperar su frescura.

Madrid, 24 nov (EFE).- ¿Tu epidermis ha aumentado su sequedad, está más enrojecida y a veces te duele? Son algunas de las consecuencias de una exposición excesiva a los rayos solares y sin la protección adecuada. Hay soluciones naturales para recuperar su frescura.

Tomar un poco de sol es beneficioso para el cuerpo y la mente porque ayuda a que el cuerpo sintetice la vitamina D, un proceso natural que se activa mediante el contacto de los rayos solares con la piel, y además mejora el estado de ánimo, debido a la influencia solar sobre los ritmos biológicos del cuerpo.

Ello, sin contar el enorme placer que supone para el alma recibir el abrazo cálido y amplio, esa caricia sutil y protectora, que nos ofrece el sol, cada vez que damos un paseo por el campo, la montaña o la ciudad, o cuando nos tumbamos en la playa, el jardín o algún parque para descansar y “desconectar” de las prisas cotidianas.

Recibir sus rayos es un reencuentro con la fuente de la vida, que nos proporciona una espontánea sensación de confianza y de hermandad con la Naturaleza.

Pero todos estos beneficios pueden disfrutarse siempre que se tengan en cuenta dos ideas: moderación y protección. Más aún, desde que la reducción de la capa de ozono y el cambio climático, están aumentando el efecto del calor y los rayos solares, sobre los seres vivos en el planeta.

Los expertos desaconsejan tomar el sol en las horas centrales del día, las de mayor insolación, y durante períodos demasiado prolongados, que hacen que el cuerpo literalmente se “ase y achicharre a fuego lento”.

Si la exposición solar se efectúa en exceso, o sin aplicarse una adecuada crema de protección, la parte más externa de la piel, la epidermis comienza a sufrir problemas: irritaciones, sequedad tirantez, enrojecimientos, y finalmente quemaduras y ampollas.

Los dermatólogos y naturistas proponen estos “primeros auxilios” y soluciones naturales para disfrutar del astro rey, sin que sufra el órgano más extenso del cuerpo: la piel.

• Riesgo de quemaduras.

Ante el primer hormigueo o enrojecimiento deja de tomar el sol, porque ello indica que comienzas a quemarte. Ante síntomas como la fiebre, mareo o los escalofríos, hay que acudir al médico, ya que algunas quemaduras solares pueden tener consecuencias graves y requerir antibióticos para curarse.

La piel quemada por insolación comienza a curarse después de unos días, pero su sanación completa requiere semanas. La nueva piel es más delgada y sensible que la anterior.

• El poder del aloe.

Cuando sientas tu piel tirante debido al sol, corta una de las hojas más exteriores de una planta de aloe vera y, después de retirarle la fría membrana que la recubre, aplica directamente sobre la zona afectada la sustancia gelatinosa que surge de la hoja de esta planta, también conocida como olivastro de Rodas, azabara, acíbar, zabila o sábila .

• Un baño de hierbas.

Los ingredientes de este líquido regenerador de la piel castigada por el sol son: un cuarto de taza de hojas de consuelda, de banano y de flores de caléndula, que puedes adquirir en un herbolario o tienda naturista.

Echa agua hirviendo sobre las hierbas, deja reposar hasta que baje de temperatura y vierte la infusión resultante en un baño de agua, junto con tres gotas de aceite esencial de espliego y avena coloidal. Deja que tu cuerpo se moje en este saludable fluído.

• Compresas con agua fría: frescura al instante.

Cuando se aplican durante al menos un minuto pueden aliviar las zonas enrojecidas. El frío, cuando no es demasiado intenso, ayuda a calmar de forma natural el dolor y la inflamación cutánea.

• Apúntate a la vitamina E.

Según algunos estudios, este compuesto se puede aplicar en cremas después de tomar el sol, ya que ayuda a evitar la inflamación, la sensibilidad excesiva de la piel y las lesiones cutáneas.

Está disponible en forma de nutriente oral o en pomadas de aplicación externa. También puedes recibirla a través de los alimentos, manteniendo un consumo regular de legumbres, aceite de girasol, frutos secos, cereales integrales y germen de trigo.

Otra gran “aliada” de la piel es la vitamina C, presente en frutas y verduras.

Por Daniel Galilea


profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Cuatro mujeres que han cambiado Cuba. https://t.co/piQjSxtIit https://t.co/JkSd8oKcQX Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Los superalimentos que te ayudarán con los excesos del verano https://t.co/q0pVWaT2lZ https://t.co/ROk4VdKwyt Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

"Haz que la felicidad sea tu mejor hábito" #buenosdías #felizdomingo https://t.co/1NtCDOfvg4 Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

En tanga, con minibikinis... así han lucido palmito en la playa las famosas este verano https://t.co/cXpx5wRYgr https://t.co/4sgD7QrFmQ Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Así es como tienes que cuidar los tatuajes en verano. ¡Toma nota! https://t.co/Skf6PH3UxZ https://t.co/kwNnlrNm73 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Así es como tienes que cuidar tus tatuajes en verano. ¡Toma nota! https://t.co/T42Csodf0y https://t.co/2W8dtepbED Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Guía para comprar los vaqueros perfectos https://t.co/gkQfcggkQI https://t.co/GjqNh23uFH Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

El peligro del oversharing: avalancha de fotos de tus hijos en las redes https://t.co/T8ACPb0pnc https://t.co/AJzO39YDSz Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Protege tu piel del sol estés donde estés. https://t.co/gLYWdtEuXK https://t.co/zLwNrwe1bP Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Si estás escasa de inspiración, estos son los looks que puedes copiar antes de que acabe el verano https://t.co/YFyfgwpN72 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram