Genéricos, resuelve tus dudas

  • Desde que los médicos prescriben los fármacos por el principio activo, son los más utilizados. Pero... ¿son tan eficaces como los de marca? ¿Realmente se ahorra dinero prescribiéndolos? ¿Puede el médico elegir entre unos y otros? Despejamos todas las incógnitas.

Han transcurrido ya 12 años desde que los medicamentos genéricos llegaron a España. En aquel momento, muchos de nosotros pensábamos que se trataba simplemente de “marcas blancas”: más baratas, pero, en muchos casos, también de calidad inferior. Y, pese a que se ha ido adquiriendo una mayor cultura del genérico, aún son muchas las personas que se cuestionan si realmente son tan eficaces como los fármacos de marca.

El tema es importante, especialmente porque, desde hace un año, los médicos están obligados a prescribir los medicamentos por principio activo (es decir, por la sustancia “que cura”), y los farmacéuticos a despachar los que en ese momento tengan un menor precio. Esta medida ha generado numerosas dudas y confusiones: muchos pacientes no terminan de entender por qué, para una misma enfermedad, es posible que cada mes les den lo que ellos interpretan como una medicina diferente.

Para empezar a aclarar conceptos, debemos explicar qué es un medicamento de marca y qué es un genérico. El primero es el fármaco “original”, el innovador: en un proceso que dura años y que supone una inversión que puede superar los 600 millones de euros, un laboratorio desarrolla un principio activo, una molécula con eficacia terapéutica para una enfermedad determinada. A cambio de este esfuerzo económico e investigador, el laboratorio que lo ha fabricado puede crear una marca y disponer de una patente de exclusividad, habitualmente de 10 años, en los que lo puede comercializar libremente y sin que ningún otro laboratorio pueda sacar uno igual.

Transcurrido ese tiempo, es el momento del genérico: cualquier otro fabricante puede sacar una “copia” siempre y cuando tenga la misma cantidad de principio activo que su homólogo de marca y que demuestre que tiene la misma eficacia y seguridad. En la caja del genérico no aparecerá su marca: solo el nombre del principio activo (por ejemplo, ibuprofeno u omeprazol), seguido del nombre del laboratorio y de las siglas EFG (equivalente farmacéutico genérico). Así pues, cuando los médicos nos prescriben un medicamento por principio activo, no están recetando directamente un genérico, ya que también los fármacos de marca lo incluyen en su composición (de hecho, fueron sus “creadores”). Para aclarar estas y otras cuestiones en torno a estos fármacos, hemos consultado con un grupo de expertos.

1. ¿Son 100% iguales?

Sí lo son en lo que se refiere a calidad, eficacia y seguridad. Para ser aprobado, todo genérico debe demostrar que es igual de bueno que su homólogo de marca, “y el ciudadano puede tener el total convencimiento de que esto es así, pero no porque lo digamos nosotros, sino porque está avalado por la Agencia Española del Medicamento y por el Ministerio de Sanidad”, señala Ángel Luis Rodríguez, director general de la Asociación Española de Especialidades Genéricas (AESEG). También lo corrobora Julián Zabala, director de comunicación de Farmaindustria, “no debemos entrar a cuestionar si el medicamento de marca es mejor o no”. Y, no obstante, matiza: “Esto no significa que sean la misma cosa”.

2. ¿En qué se diferencian?

Cualquiera que tenga a mano un genérico y un medicamento de marca verá que no son iguales: color, forma, tamaño, sabor… Los “culpables” de estas diferencias son los excipientes –gelatina, lactosa, almidón, colorantes…– es decir, las sustancias sin valor terapéutico que se añaden a un principio activo para darle la forma y consistencia adecuadas.

3. ¿Son relevantes estas diferencias?

No desde el punto de vista clínico, pero el que medicamentos con el mismo principio activo tengan un aspecto diferente “sí puede ser un problema, especialmente para los pacientes polimedicados y los ancianos, que se sienten desconcertados. Es un tema que nos preocupa muchísimo –explica el doctor Miguel Ángel Hernández, coordinador del Grupo de Fármacos de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC)–. La multiplicidad de presentaciones y los cambios normativos que ha habido en los últimos años hacen que sea posible que, cada vez que el paciente vaya a la farmacia, le den un envase diferente y ni el médico ni el farmacéutico puedan hacer nada porque deben ajustarse al precio más bajo. No basta con que genéricos y marcas sean iguales: también deben parecerlo”.

De esta misma opinión es el dr. Juan Gibert, catedrático de Farmacología de la Universidad de Cádiz, quien señala que “la bioapariencia es muy importante. Los laboratorios serios procuran que sus genéricos tengan una apariencia similar a la de los de marca, pero a los no serios les da igual y, a veces, fabrican unas pastillas enormes que no hay quien se las trague. También hay que pensar en los enfermos psiquiátricos: a un paciente de esquizofrenia le cambias la pastilla de forma y color y lo más probable es que piense que le están envenenando”. En cambio, el director de AESEG señala que “se ha exagerado el tema de la bioapariencia: una encuesta realizada por Metroscopia señala que al 76% de los pacientes no le sustituyen el tratamiento en la farmacia de forma habitual; además, al 24% restante le hemos preguntado si le molestan esos cambios y solo dos de cada 10 nos dicen que ha tenido un problema de confusión”.

4. ¿Pueden los genéricos provocar más reacciones adversas?

No tienen por qué. “Un medicamento es un medicamento y el organismo no es capaz de diferenciar si es de marca o si es genérico –apunta Ángel Luis Rodríguez–. Si es eficaz, lo será para ambos y, si provoca efectos adversos, ocurrirá lo mismo”. Esto es así en lo que se refiere al principio activo, es decir, al fármaco en sí; ahora bien, como explicábamos antes, medicamentos de marca y genéricos utilizan distintos excipientes, y es aquí donde podríamos encontrar diferencias en las reacciones adversas. Pero hay que matizarlo: si un paciente es, por ejemplo, intolerante a la lactosa, tendrá problemas con todo aquel fármaco –genérico o de marca– que la incorpore en su presentación. “El problema es que algunos laboratorios que fabrican genéricos están tendiendo a incorporar los excipientes más baratos, que son los que provocan más reacciones adversas –señala el doctor Gibert–. Y pongo mi propio caso como ejemplo: soy diabético tipo 2 y tomo metformina. Cuando utilizo la genérica de un buen laboratorio no tengo ningún problema, pero si me tomo otras tengo diarreas impresionantes”.

En este sentido, el doctor Miguel Ángel Hernández señala que “si un paciente al que se le cambia su medicación observa que con el nuevo fármaco tiene reacciones adversas, debe comentárselo a su médico. Y si es intolerante a la lactosa, el médico deberá tenerlo recogido en su historia clínica y, aunque prescriba por principio activo, señalar que se le dé aquel medicamento que no contenga este excipiente”. Algo que, explica Julián Zabala, “no siempre es posible. Hay sistemas de prescripción que no permiten incorporar este tipo de matices”.

5. ¿Influye la subjetividad del paciente en su eficacia?

Sí. La confianza en el tratamiento clínico que se administra influye de forma positiva en la curación del enfermo y, del mismo modo que existe el efecto placebo –por el que un paciente puede notar que sus síntomas mejoran aun cuando esté recibiendo una “falsa” terapia–, también existe el efecto nocebo: cuando el paciente siente que sus síntomas empeoran cuando tiene la expectativa, consciente o no, de que el tratamiento que se le está dando va a repercutir negativamente en su salud. “Es cierto que hay pacientes, especialmente personas mayores que llevan muchos años tomando la misma marca, que se muestran más seguros con ella que cuando les prescribes un genérico –explica el doctor Hernández–. Piensan que no les va a ir bien y le achacan cualquier cambio negativo en su salud. Esto nos preocupa de cara a la adherencia al tratamiento, pues en algunos casos puede llevar a que abandonen la medicación. Lo esencial es que lo hablen con su médico, quien les tranquilizará y explicará que el genérico es el mismo medicamento que el de marca”.

6. ¿Son más baratos los genéricos?

En un primer momento fue así: dado que los laboratorios que los fabrican no han tenido que hacer las mismas grandes inversiones que los laboratorios innovadores, era lógico que pudieran salir al mercado con precios más bajos. Ahora bien, desde que se aprobó la prescripción por principio activo –que obliga al farmacéutico a despachar el medicamento más barato–, se ha producido un considerable descenso en los precios de los fármacos de marca, de forma que, en muchos casos, se han igualado al de sus homólogos genéricos. “Lo que no nos podemos explicar es que, ante igualdad de precios, el farmacéutico esté obligado a dispensar el genérico en vez del de marca. Si el precio es el mismo, el ciudadano debería tener derecho a elegir el que prefiera”, señala el portavoz de Farmaindustria.

7. ¿El médico está autorizado para recetar fármacos de marca de un precio superior?

Solo podrá prescribirlo en aquellos casos en los que el médico considere que, porque existe una necesidad terapéutica justificada, el paciente precisa una marca concreta y debe hacer constar esa particularidad en la receta. “Pero en algunas comunidades autónomas se han instalado unos sistemas informáticos que directamente excluyen el medicamento que tiene un precio superior, por lo que el médico debe hacer manualmente las recetas –apunta Julián Zabala–. Además, se está tendiendo la costumbre de que este tipo de recetas tengan que ser visadas previamente por una inspección”. 

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Dime cuál es tu estilo, y te diré qué 'print' elegir. Adiós a la sobriedad del otoño con esta tendencia http://t.co/hJHAuioUzH #mhtendencias Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Ideas muy chic para disfrazarte en #Halloween ¡Serás la reina de la fiesta! http://t.co/ENG2fXEtBf Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Rodolfo Sancho y @Merida_Raul, protagonistas de 'Isabel', portada de @XLSemanal http://t.co/jAfzvwH1Ta Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

¿Qué te parece esta #receta de pan de queso y cebollino? A nosotras nos ha encantado http://t.co/EvQzOx5Ysg Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Cinco buenas razones por las que debes utilizar sérum ¡Será el nuevo rey de tu tocado! http://t.co/9entx4XBHj Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

¿Te perdiste los #PremiosPríncipe de Asturias? Fichamos los looks de la #ReinaLetizia y el de los invitados http://t.co/QFZMI2xLzN Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Belleza y talento en nuestra portada con @MichelleJWeb. Descubrimos el lado más personal de la actriz http://t.co/ymlOq6sWFd Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

¡Buenos días! ¿Lista para disfrutar de este magnífico sábado?Comienza leyendo tu revista @MujerHoy ¡Corre al quiosco! http://t.co/j5caOFmUK4 Hace 8 horas · responder · retweet · favorito

¿Por qué algunas personas no engordan nunca? La respuesta: http://t.co/vN5FFtlZxa #AdelgazarSabiendo Hace 18 horas · responder · retweet · favorito

Así llevan la gorra @CarlaEstevez @Clochet_ y @EreaLouro http://t.co/cjtqef4oU1 ¡nos encanta! Hace 18 horas · responder · retweet · favorito

Instagram