Comer fruta, ¿es mejor antes o después de las comidas?

  • Existe la creencia de que comer fruta tras las comidas principales engorda o puede provocar problemas estomacales. Sin embargo, los expertos han echado por tierra esta tesis. Te contamos por qué. 

Tomar cinco piezas diarias de fruta es una de las recomendaciones de los expertos que, la cumplamos o no, parecemos tener clara, sin embargo a la hora de definir cuándo es el mejor momento para consumirlas solemos tener alguna duda.  pero dudamos a la hora de definir cuándo es el momento propicio para consumirlas. El motivo es que existe la creencia de que comer fruta tras las comidas principales engorda o puede provocar problemas estomacales. Sin embargo, Dayana Gómez, dietista y vocal de la Asociación de Dietistas Nutricionistas de Madrid, asegura que tomarlas antes o después de las comidas no es mejor o peor, pues el orden da igual.  

Carolina Muro, Directora de la Unidad de Nutrición de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), sostiene que esta idea gira en torno a la idea de que "si ingerimos fruta después de las comidas puede que fermente en nuestro estómago y por tanto nos provoque una mala digestión o incluso nos siente mal".

En este sentido, Dayana Gómez explica que esto no es cierto, ya que la fruta que se digiere se mezcla al mismo tiempo con los jugos gástricos en el estómago. "Se dice que la fruta tiene unos ácidos que pueden dificultar la digestión de los alimentos pero lo de la fermentación no es verdad. En todo caso, podría ocurrir que a alguien le siente mal una fruta específica y en este supuesto se haría un seguimiento médico para confirmar la existencia de alguna enfermedad, pero no tiene fundamento", ha explicado.

Además de esta errónea creencia sobre la existencia de un proceso de fermentación de la fruta en el estómago, algunos supuestos expertos evidencian que consumir fruta engordará más si la ingerimos después de comer en lugar de hacerlo antes. Una tesis que desmonta Carolina Muro señalando que la fruta siempre tiene las mismas calorías, y por tanto, "no influye el orden en el que la consumas".   

Ahora bien, la nutricionista Dayana Gómez, destaca que puede haber casos aislados en los que se recomiende alterar el orden del consumo de frutas: "Cuando queremos frenar el apetito es aconsejable tomarlas antes para que cuando llegue el momento de la comida o la cena nos encontremos más saciados".​