La dieta del bocadillo adelgaza si no mezclas pan con grasa

  • La clave de la dieta del bocadillo está en seguir a pies juntillas la pirámide nutricional y combinar los alimentos de modo saludable.

Dieta del bocadillo... El nombre de esta apuesta nutricional puede resultar llamativo (por aquello de la demonización de los carbohidratos) pero lo cierto es que lo que propone la nutricionista Terica Uriol, co-autora junto a Ana María Pascual de 'La dieta anti Dukan' (Ediciones B), es mucho más sencillo y saludable de lo que parece. Según la experta, cuya máxima premisa es que "se puede adelgazar comiendo de todo", la base de esta dieta reside en alimentarse tomando como referencia la pirámide nutricional, que indica qué tipo de alimentos hay que comer y también indica si hay que hacerlo en mayor o menor cantidad. Así, lo más importante, aquello que figura en la base de esta pirámide, serían los hidratos de carbono. "No podemos vivir sin los hidratos de carbono, pero hay que combinarlos de forma correcta. Y esto implica que no debemos consumir los hidratos de carbono acompañados de grasa porque lo que engorda realmente es esta mezcla explosiva", asegura Uriol, quien recuerda el hecho de que tanto en China como en Italia, donde se consumen hidratos en grandes cantidades, se sigue esta máxima, mientras que en España la mezcla de carbohidratos y grasas es habitual. "Cuando comemos más grasa de la que necesitamos, el cuerpo la almacena", explica.  

Otra de las claves de la dieta del bocadillo reside en que la cantidad de hidratos de carbono que habría que consumir al día según la pirámide nutricional (en torno a un 60%) para alimentarse de forma saludable se consuma en forma de pan, bien en la comida o bien en la cena, pero combinado con proteínas, vegetales o frutas, no con grasas ni alimentos procesados. "La idea es considerar el pan un plato principal, no un acompañamiento", comenta Uriol. Así, frente a esa práctica tan extendida de usar el pan para mojar salsa, aceites o para introducir embutidos grasos, la nutricionista recomienda que el pan sea la estrella del plato pero siempre combinado con alimentos que no tengan grasa. Así, pueden ser buenas opciones un bocadillo de jamón serrano (quitándole la grasa), de atún natural con tomate o de queso light o de burgos con anchoas (no en aceite).  

También es importante elegir bien los alimentos a la hora del picoteo. Terica Uriol defefiende que podremos consumir frutas para picar, casi sin restricciones, es decir, con cantidad libre y a cualquier hora. "Lo importante es cambiar los hábitos malos, como picar alimentos ricos en grasas, por hábitos buenos y comer fruta si se quiere calmar la ansiedad", comenta.  

Por último, Terica Uriol insiste que, a la hora de hacer dieta, lo fundamental es que ésta se adapte a los gustos y las necesidades de cada cual. "La personalización de la dieta es importante porque se puede ir adaptando en función de si se necesita más fibra, porque tenga estreñimiento, o más hierro, porque esa persona lo necesite", explica. En cuanto a la actividad física, para ella lo fundamental es que no haya imposiciones. "Si a esa persona no le gusta hacer ejercicio y supone un problema para ella, no se le puede obligar. El deporte es bueno para la salud y si se hace deporte es para disfrutarlo, no para adelgazar", argumenta la nutricionista.