Un año más, compruebas al ponerte en bañador o bikini que no has logrado bajar de peso y te prometes a ti misma que el próximo verano sí lo conseguirás. No has conseguido ese trasero respingón y firme con el que tantas veces habías soñado. Los glúteos son una zona bastante conflictiva para las mujeres, porque es donde la grasa suele acumularse. Nos dejamos asesorar por especialistas y te mostramos algunas pautas para que luzcas un cuerpo 10. 

Probablemente estés disfrutando de tus merecidas vacaciones. Todo es perfecto hasta que al ponerte en bikini o bañador notas compruebas que te sobran unos kilos y no encuentras tus abdominales.

Los milagros no existen y para lucir un cuerpo 10 necesitas tiempo. Lógicamente cuanto antes empieces y más ejercicio hagas, mejor.  La especialista en belleza Myriam Yébenes publica su primer libro 'Cómo gustarte y gustar. Mis secretos de belleza' en el que nos ofrecen una serie de consejos para lucir unos glúteos bonitos este verano (o el próximo):

1. Las sentadillas, el ejercicio estrella. Trabaja los músculos de muslo, cadera y glúteos. Además, son relativamente fáciles de ejecutar y pueden hacerse en cualquier lugar. Existen muchas variantes, sin embargo, seleccionamos las tres más efectivas: 

- Sentadilla de una sola pierna: aunque puede parecer compleja, solo requiere un poco de equilibrio. Debes mantener en el aire una pierna estirada, mientras la otra está flexionada. Desde esa posición realiza subidas y bajadas.

- Sentadilla búlgara: necesitas un apoyo como una silla o un banco sobre el que colocar un pie y realizar la sentadilla con el otro. Se puede hacer con o sin peso. 

Sentadilla con salto: realiza un salto de manera que el cuerpo se extienda totalmente y después quede en posición de sentadilla con las piernas flexionadas. Con este ejercicio también trabajas cuádriceps y abdomen. 

2. El fitball, tu gran aliado para un trasero duro. Utiliza este balón al menos, tres o cuatro veces a la semana para ejercitar los glúteos estos ejercicios:

- Tumbado/a boca arriba y con la espalda apoyada en el suelo, coloca los pies sobre el fitball, estirando piernas y elevando la zona lumbar y los glúteos. Al encoger y estirar las piernas mientras mantienes los pies en el fitball, contrae los glúteos. Realiza tres sesiones de veinte repeticiones.

- Boca abajo, con el abdomen sobre el fitball y apoyando las manos en el suelo, despega las piernas del suelo y realiza elevaciones con cada pierna. Realiza tres sesiones de veinte repeticiones con cada pierna.

3. Olvídate del ascensor y sube escaleras siempre que puedas, fortalece mucho los músculos de esta zona y quemas calorías. 

4. Si por tu trabajo pasas muchas horas sentada, debes realizar contracciones de glúteos mientras permaneces en tu silla e incluso de pie.