Que no se oxiden tus articulaciones

  • El lumbago, los dolores de rodilla o de cadera son cada vez más frecuentes porque no cuidamos nuestras articulaciones correctamente. Te damos las claves para prevenir y solucionar estos problemas.

Todos hemos sufrido en algún momento puntual un dolor de cuello o de espada. De hecho, se estima que la lumbalgia y la cervicalgia son las enfermedades que se diagnostican con mayor frecuencia en España, solo por detrás de la hipertensión arterial.

Sin embargo, no son los únicos problemas relacionados con un mal ciudado de nuestras articulaciones, ya que también están aumentanto las afecciones de cadera y rodilla, entre otras. "En este país, no cuidamos adecuadamente las articulaciones y se debe a dos errores fundamentales: la falta de ejercicio físico de forma diaria y al sobrepeso", explica el dr. Javier Rivera, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER), quien insiste en "la necesidad de hacer ejercicio no solo de flexibilización, sino también aeróbico (de mantenimiento), porque el buen funcio- namiento de las articulaciones depende de la integridad de las estructuras adyacentes: músculos, ligamentos y huesos".

También tiene mucha importancia la alimentación. Se debe evitar el sobrepeso ya que se traduce en alteraciones metabólicas que contribuye al daño articular. La dieta mediterránea es perfecta y, en vez de alejarnos de ella, tendríamos que aprovecharla.

Por otra parte, a juicio del experto, hay otro factor que contribuye al daño articular y se basa en una sobrecarga mecánica del aparato locomotor por el tipo de actividad que se realiza. Un factor más relevante entre las mujeres por el trabajo mecánico que supone llevar a cabo las tareas del hogar, que siguen recayendo en la mayoría de las veces en ellas. En este sentido, añade el reumatólogo, ellas presentan más enfermedades relacionadas con las articulaciones como la artrosis (de cadera y de rodilla), la artritis reumatoide y la fibromialgia. Como más vale prevenir que curar, te mostramos qué debes hacer y qué no debes hacer para cuidarlas al máximo.

1. LAS CERVICALES, EL SECRETO ESTÁ EN LA POSTURA.
¿Sabías que movemos el cuello unas 600 veces por hora? Esto requiere una estructura articular compleja como es la columna cervical, que posee 37 articulaciones distintas, cuya función es sostener la cabeza, así como garantizar una gran cantidad de movimientos respecto al tronco. Los dolores de columna vertebral, en general, y de cervical, en particular, son tan frecuentes que afectan casi a la totalidad de la población.

En este sentido, el dr. Rivera asegura que "la falta de ejercicio hace que los músculos no estén a la altura de lo que exigen las actividades de la vida diaria, por lo que se convierten en un desencadenante de contracturas y dolor". Curiosamente, en la mayoría de los casos, el origen del dolor radica en una tensión muscular mantenida, relacionada con frecuencia con estrés o tensión emocional.

Aunque son las posturas incorrectas las principales causas de este mal, los traumatismos, como giros o golpes bruscos, también pueden influir. El dolor de cuello puede presentarse de forma aguda o crónica. El primero suele ser consecuencia de una contractura muscular que aparece de manera casi repentina. El segundo, es la cervicalgia, dura más de tres meses y afecta al 10% de la población.

CÓMO SE TRATA:

  • Lo mejor: prevenir. Una columna vertebral bien entrenada para realizar las actividades cotidianas es una columna que no debería doler nunca.
  • Fármacos. Cuando aparece el dolor ya no queda más remedio que echar mano de analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares, aunque estos fármacos deberían tomarse el menor tiempo posible.
  • Fisioterapia. Es fundamental para mejorar la potencia muscular, recuperar la movilidad y aumentar la flexibilidad. Cuando ha pasado el cuadro agudo de dolor, se inicia la rehabilitación para mejorar la fuerza de los músculos cervicales.
  • Collar cervical (blando o duro). El primero reduce la movilidad en un 75 % y está indicado en periodos de dolor, especialmente para aliviar las molestias nocturnas. En cuanto al duro (disminuye el movimiento a un 15%), se recomienda solo para lesiones agudas como hernias discales, traumatismos o esguinces cervicales. Su uso prolongado debilita la musculatura, por lo que debe utilizarse bajo prescripción médica.
  • Medidas higiénicas o posturales. Es muy importante mantener una buena postura en el trabajo. Si la actividad laboral se efectúa en una oficina se debe ajustar la silla y la pantalla del ordenador para evitar tener flexionado el cuello. Tampoco se recomienda colocar el televisor muy alto, sostener el teléfono entre el hombro y la cabeza o dormir boca abajo. Respecto a la almohada, hay que prestar atención, ya que si es muy grande o rígida puede ser perjudicial.
  • Técnicas de relajación y masaje descontracturante. Ambas constituyen medidas de apoyo para hacer frente al dolor.
2. CADERA, LA CIRUGÍA ES LA ÚLTIMA OPCIÓN

La patología más frecuente de la cadera es la artrosis. En estos pacientes, el cartílago pierde textura y grosor, de manera que va adelgazando hasta desaparecer. Esto conduce a que el perfecto engranaje existente en la zona (entre el fémur y el cotilo o hueco en el hueso de la pelvis) se pierda y aparezcan los primeros síntomas de la artrosis.

Entre los factores desencadenantes se puede destacar la obesidad, las alteraciones debidas a traumatismos, el mal alineamiento articular, las actividades deportivas intensas, etc. Por otra parte, cuando aparecen problemas en esta zona en gente joven suele ser de tipo inflamatorio, como la artritis reumatoide o la espondilitis anquilosante.

CÓMO SE TRATA:
  • Uso de bastón. Lo más adecuado para aliviar el dolor es utilizar un bastón que se lleva en el lado de la cadera sana, con una altura adecuada (que cuando la persona esté de pie, la empuñadura del bastón se sitúe a la altura de la muñeca). También se recomienda usar calzadores de mango largo, barras para la bañera...
  • Terapia rehabilitadora. Abarca varios aspectos, como la aplicación de calor a través de ultrasonidos, los masajes que son de utilidad para mejorar la musculatura contracturada y las aguas termales también disminuyen el dolor y la incapacidad.
  • Medicamentos. Los condroprotectores han demostrado su efectividad en el control de los síntomas a largo plazo.
  • Intervención quirúrgica. Es el último recurso, cuando el resto de tratamientos han fracasado, siendo la sustitución de la articulación dañada por una prótesis la operación más común. La desaparición del dolor es inmediata y la recuperación muy rápida.
3. ESPALDA, ¡EJERCÍTALA!

La columna vertebral está formada por una serie de huesos superpuestos: las vértebras. Para evitar que estén en contacto las unas con las otras, están separadas por una especie de almohadilla, el disco vertebral, que actúa como amortiguador. Esta unión está reforzada por los ligamentos y la potente musculatura que es fundamental para mantener recta la columna. La lesión de cualquiera de estas estructuras provoca lumbago.

CÓMO SE TRATA:

  • Reposo. Es lo lo primero que se recomienda, pero no debe prolongarse más de tres días. Pasado ese tiempo, hay que realizar una actividad física, suave y progresiva.
  • Medicación. Al igual que en los pacientes con cervicalgia, se recomienda la toma de analgésicos simples o de antiinflamatorios no esteroideos.
  • Ejercicio físico. Antes de empezar, se recomienda calentar la zona lumbar con una ducha caliente o, en su defecto, una manta eléctrica. Se ejercita de forma gradual y, al principio, bajo supervisión. Para hacer frente a este dolor es muy aconsejable la natación (sobre todo el estilo espalda) y la bicicleta estática de forma suave y con el manillar elevado. Caminar a ritmo ligero, hacer pilates, gimnasia de mantenimiento o tai- chi son otras opciones.
  • Higiene postural. Además de evitar coger peso y de repartir la carga, a ser posible, entre ambas manos, se debe caminar con la espalda recta y el calzado adecuado. Al sentarse, se debe cambiar de postura cada cierto tiempo.
  • Cirugía. Solo se operan aquellos pacientes que tienen una hernia discal que provoca dolor ciático rebelde a los tratamientos conservadores; los que sufren espondilolistesis, es decir, desplazamiento de una vértebra sobre otra que se debe fijar para evitar daños en las raíces nerviosas; o los pacientes de edad avanzada con artrosis lumbar si tienen limitaciones para caminar.
4. RODILLAS, VIGILA TU TALLA

El sobrepeso es el factor determinante para el deterioro de esta articulación. La artrosis de rodilla se manifiesta con dolor tras estar mucho tiempo de pie o caminando. A veces, la articulación se hincha y se nota caliente. Con el tiempo, se puede deformar. No obstante, el dr. Rivera nos recuerda que la patología mecánica y degenerativa de las articulaciones de la rodilla suele ser una de las afecciones más comunes en los deportistas de élite.

CÓMO SE TRATA:

  • Infiltraciones. La artrosis de rodilla no tiene curación, por lo que los afectados se deben acostumbrar a convivir con ella. Evitar la obesidad, pasear y recurrir a los analgésicos son algunas de las medidas a seguir. Se ha demostrado que ciertos productos (corticoides y ácido hialurónico) administrados dentro de la articulación mediante una infiltración producen un notable alivio.
  • Calor seco. La aplicación local de este remedio puede disminuir un poco el dolor.
  • Cirugía. En último caso, se puede recurrir a una intervención. Técnicas como la osteosíntesis o la implantación de prótesis pueden restaurar la capacidad funcional y reducir el dolor.
CUANDO LA MOVILIDAD ES EXCESIVA

Hay personas que no solo tienen una mayor flexibilidad en sus articulaciones, sino que gozan de un aumento inusual de la elasticidad de las mismas. Es lo que se denomina 'hiperlaxitud articular', que afecta de un 5 a un 15 % de la población. A veces, esta facultad se acompaña de dolor en el aparato locomotor y entonces se define como 'síndrome de hiperlaxitud articular' o 'síndrome de hipermovilidad benigno'. Su causa es desconocida, aunque se han encontrado anomalías genéticas en las proteínas que dan resistencia a ligamentos, tendones, músculos, cartílagos, etc., que hace que sean más elásticas y frágiles de lo normal. No puede curarse, pero sus síntomas se pueden reducir utilizando terapéuticas locales (férulas), infiltraciones, fisioterapia y analgésicos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Nos vamos a la cama con las reflexiones 'parejiles' de @AmoragaCarmen en 'Norma de tronos' http://t.co/n2ijENEXKg Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

El estrés, la culpa, el miedo... Algunas emociones... ¡engordan! Y vaya si engordan http://t.co/yzpzxa5Zip Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Para @EvaLongoria Antonio Banderas es "un tesoro de España" http://t.co/r8VjqZm0E2 vía @Hoy_Corazon Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

¿Es cierto que cuando el hombre colabora en las tareas domésticas nos atrae menos sexualmente? http://t.co/bIFegOW5QV Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

"¿Te ahogas en un vaso de agua?", la pregunta-filón de @teresa_perales http://t.co/G3pF4BiRlh Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

La curiosa falda tipo pareo de Helmut Lang en los #clones de la semana http://t.co/xoBGpMfvo0 Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Hidrata tu piel con Eucerin Bajo la Ducha ¡gratis durante un año! ¿Cómo? Participa en nuestro #concurso http://t.co/hfP7mEv0c9 Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

¡Accesorios que triunfan! Inspírate en las celebrities para dar el toque perfecto a tu look http://t.co/FG9TVcHJGm Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Si estás en un grupo de Whatsapp que se llama "Familia" o "madres del cole", esto te interesa... http://t.co/m20VeRUuTU Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

¿A punto de dar el paso? Repasa con #hastaquelabodanossepare las pedidas más originales http://t.co/CxpWz6JpBs by @maguirre_missu Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Publicidad

Instagram