Si está triste, duerma mucho

  • El sueño, particularmente la fase REM, funciona como una especie de terapia para olvidar o atenuar los malos recuerdos del día anterior

El sueño, particularmente la fase REM, funciona como una especie de terapia para olvidar o atenuar los malos recuerdos del día anterior, según los resultados de un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad de Berkeley, en California.

Durante el sueño REM la actividad del cerebro es semejante a la de la vigilia, los ojos se mueven rápidamente, soñamos y captamos gran cantidad de información de nuestro entorno, y todo ello a pesar de estar muy relajados.

Pero hay una nueva característica del sueño REM. Es en esta fase donde la química que genera el estrés de las vivencias del día -sobre todo las malas- se diluye mientras el cerebro las procesa. El resultado es que los problemas y emociones se atenúan y al día siguiente todo lo vemos más claro y fácil de solucionar.

Lo que sucede en el cerebro de las personas sanas es que descienden los niveles de norepinefrina, una sustancia química asociada con el estrés. Este descenso explica por qué después de una noche de sueño reparador tenemos una vision más lúcida y atenuada de las emociones del día anterior.