El insomnio, una nueva fuente de demencias

  • Levantarse cada día con sueño y cansado no es un mal menor: las investigaciones apuntan a que está relacionado con el alzhéimer, el párkinson, los infartos, la diabetes e incluso la obesidad.

Dormir con placidez es un axioma para mantener la salud de nuestro organismo al que con demasiada frecuencia restamos importancia. No es normal descansar mal y aguantar la somnolencia durante el día cuando uno envejece, está estresado o ha engordado. Es un problema serio de salud que va más allá de las patologías propias del sueño, como la apnea o la narcolepsia.

Romper el círculo vigilia-sueño está relacionado con la aparición de hipertensión arterial, cardiopatías, diabetes Mellitus (tipo 2), obesidad e incluso puede ser un detonante y síntoma precoz del desarrollo de una enfermedad neurodegenerativa como las enfermedades de Alzheimer o Parkinson, tal y como demuestran estudios recientes.

El 60% de la población asegura que duerme mal, pero solo un 12% de esas personas presenta un trastorno patológico, precisa la doctora Virginia Izura, neurofisióloga y coresponsable de la Unidad del Sueño del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. Entonces, ¿cómo se mide uno mismo si el insomnio roza la enfermedad? La doctora Izura coincide con la neumóloga María José Masdeu, jefa de la Unidad Multidisciplinar del Sueño de la Corporación Sanitaria Parc Taulí de la Universidad Autónoma de Barcelona, en que hay que «recurrir a un especialista cuando la privación crónica del sueño afecta a tu vida: dificultades para mantenerse despierto en el trabajo, tensión arterial mal controlada, somnolencia a deshoras... Todo ello significa que el sueño no está siendo reparador, que esa persona tiene carencia en calidad o en cantidad, y es suficiente para pedir a su médico de familia que le derive a una Unidad del Sueño donde sea evaluado, porque esa carencia crónica pasa factura a la larga: desde un infarto a sufrir un accidente de tráfico o perder el empleo por falta de concentración».

La comorbilidad o interrelación entre estas enfermedades y las alteraciones en la estructura del sueño es un hallazgo relativamente reciente que se encuentra en plena fase de investigación. La conexión con la enfermedad de Alzheimer, explica José Luis Cantero, director del Laboratorio de Neurociencia Funcional del Departamento de Fisiología, Anatomía y Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, empezó a considerarse seriamente a raíz de la publicación en 2009 de varios estudios en modelos animales de alzhéimer: se privaba de sueño a ratones de manera paulatina y, con el tiempo, al cronificarse esa reducción de sueño, aparecía una mayor densidad de depósitos de beta amiloide en las mismas estructuras cerebrales que en esta demencia.

El equipo de investigación del doctor Cantero –adscrito al Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned)– ha evaluado la integridad del ciclo vigilia-sueño en pacientes con deterioro cognitivo leve, antesala del alzhéimer, y personas mayores sanas, con el fin de verificar si estos cambios en la arquitectura del sueño aparecen en los años que preceden al diagnóstico clínico de la enfermedad.

El resultado, en vías de publicación, revela que el 80% de los pacientes con deterioro cognitivo leve presenta una reducción significativa del sueño REM y un sueño de ondas lentas más fragmentado. Es decir, las personas con alto riesgo de padecer alzhéimer tienen una peor calidad de sueño. Pero, ¿por qué? Pues, tal y como ha podido constatar el equipo de Cantero utilizando estudios de neuroimagen con resonancia magnética, los enfermos «presentan una disminución del volumen del núcleo basal de Meynert, estructura cerebral donde se encuentra el 80% de las neuronas que liberan acetilcolina, neurotransmisor que participa activamente en la generación del sueño REM y en funciones cognitivas tan importantes como la memoria, la atención y el lenguaje». Estos estudios abren una nueva vía de investigación que podría llegar a ser de gran utilidad en la detección precoz de la citada demencia.

En el caso del párkinson, como demostraba un estudio del Hospital Clinic de Barcelona presentado a finales de julio, son característicos los movimientos bruscos durante la noche, lo que se debe, precisa la doctora Izura –quien también analiza la relación entre esta patología el sueño en un grupo de investigación de la Universidad de Murcia– «a que los enfermos de Párkinson sufren un trastorno de la fase REM porque lo normal en ese estadio del sueño es la atonía muscular total y no vivir los sueños con movimientos».

Izura se refiere a un trastorno del sueño primario, inherente a la demencia latente, y no a un efecto adverso de la medicación que toman muchas personas mayores.

Pruebas diagnósticas

Para evitar reacciones hipocondriacas, los expertos matizan que el hecho de sufrir insomnio no significa que se vaya a padecer una demencia con total seguridad. Es necesario el diagnóstico para evaluar esta posibilidad y aprovechar que la falta de sueño puede adelantar la detección del futuro desarrollo del párkinson o del alzhéimer entre ocho y diez años, lo que permite prolongar la fase ‘luna de miel’ con una estrategia clínica.

Aún no es posible curar estas demencias, pero los médicos pueden retrasar la aparición de los síntomas graves con terapia física y mental. O con algo tan sencillo, clínicamente hablando, como cambiar los hábitos de vida del paciente.

Hacer ejercicio físico es fundamental para la vida de las neuronas, así como alimentarse correctamente o no adquirir hábitos perniciosos. Una combinación archiconocida por todos, pero raramente adquirida, y que además sirve para frenar el insomnio como detonante de todas las patologías relacionadas y en estudio: desde la diabetes al infarto o el alzhéimer.

Por eso la prueba diagnóstica prioritaria sigue siendo la historia clínica. Como comenta Masdeu, «si me dice el paciente que bebe cada día dos litros de café, que su ritmo de vida no le permite dormir más de cinco horas, que está agotado y que eso le hace fumar más y engordar, está claro por qué no duerme. Lo primero es ordenar su vida».

Si en la revisión del historial no aparece la causa o se desata la sospecha sobre un trastorno del sueño, el especialista recurre a determinadas pruebas diagnósticas:

Pulsioximetría: medición, no invasiva, del oxígeno transportado por la hemoglobina en el interior de los vasos sanguíneos.

Poligrafía respiratoria en el domicilio: mide las apneas, o interrupciones de la respiración, durante la noche.

Test de latencias múltiples: sirve para medir la somnolencia y consiste en 4 ó 5 siestas de 20 minutos durante el día, con intervalos de 4 horas. Durante los periodos entre las siestas, el paciente debe permanecer despierto.

Test de mantenimiento de vigilia: se genera un ambiente propicio para que el paciente se relaje y se le pide que no se duerma. El tiempo que tarda en caer o si entra en fase REM determina el trastorno.

Polisomnografía nocturna en el centro hospitalario: sigue siendo la prueba ‘reina’ y se realiza durante la noche. El paciente duerme espontáneamente en el laboratorio de sueño mientras el polígrafo registra y almacena las diferentes señales fisiológicas. También se suele grabar en vídeo la sesión por si hay movimientos o habla dormido.

Aunque la vinculación con el insomnio de estas enfermedades es temprana, el volumen de pruebas diagnósticas se ha disparado, así como también lo ha hecho el número de trastornos diagnosticados.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Nos vamos a la cama con las reflexiones 'parejiles' de @AmoragaCarmen en 'Norma de tronos' http://t.co/n2ijENEXKg Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

El estrés, la culpa, el miedo... Algunas emociones... ¡engordan! Y vaya si engordan http://t.co/yzpzxa5Zip Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Para @EvaLongoria Antonio Banderas es "un tesoro de España" http://t.co/r8VjqZm0E2 vía @Hoy_Corazon Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

¿Es cierto que cuando el hombre colabora en las tareas domésticas nos atrae menos sexualmente? http://t.co/bIFegOW5QV Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

"¿Te ahogas en un vaso de agua?", la pregunta-filón de @teresa_perales http://t.co/G3pF4BiRlh Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

La curiosa falda tipo pareo de Helmut Lang en los #clones de la semana http://t.co/xoBGpMfvo0 Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Hidrata tu piel con Eucerin Bajo la Ducha ¡gratis durante un año! ¿Cómo? Participa en nuestro #concurso http://t.co/hfP7mEv0c9 Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

¡Accesorios que triunfan! Inspírate en las celebrities para dar el toque perfecto a tu look http://t.co/FG9TVcHJGm Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

Si estás en un grupo de Whatsapp que se llama "Familia" o "madres del cole", esto te interesa... http://t.co/m20VeRUuTU Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

¿A punto de dar el paso? Repasa con #hastaquelabodanossepare las pedidas más originales http://t.co/CxpWz6JpBs by @maguirre_missu Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

Publicidad

Instagram