Terapias personalizadas: una diana contra el cáncer

  • Los nuevos tests con biomarcadores permiten dar a cada paciente el tratamiento más eficaz. Dos de los más prestigiosos oncólogos los analizan con motivo del día contra la enfermedad.

Durante 55 años, la células pulmonares de Marisa Talavera, directora de Recursos Humanos en una multinacional, se replicaron normalmente, con un crecimiento y división regulados por unas enzimas llamadas quinasas. De pronto, uno o más genes que controlaban el funcionamiento de las quinasas sufrieron una mutación, lo cual hizo que las células pulmonares de Marisa comenzaran a dividirse sin control, iniciando el proceso que conduce al cáncer.

Durante un año, no notó ningún síntoma, por lo que siguió con su vida normal y sus clases de baile de salón dos veces por semana. “Hace unos meses, empecé a adelgazar sin saber por qué, me daban ataques de tos, me sentía cansada, tenía fatiga respiratoria y dolores de cabeza constantes...”. Su médico de familia advirtió también un pequeño bulto, no doloroso, en el cuello. “Ante la coincidencia de síntomas, pensé enseguida en cáncer”, recuerda Marisa.

El doctor Jesús García-Foncillas, jefe de Oncología del Hospital Universitario Jiménez Díaz de Madrid y director del Programa de Oncología Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria, confirmó su sospecha y con uno de los peores diagnósticos: un cáncer de pulmón no microcítico (de células no pequeñas) en estadío IV, es decir, avanzado. “Sentí que el mundo se hundía bajo mis pies. Luego supe que, en esa fase –con metástasis en el cerebro y otras partes del organismo–, el índice de mortalidad del cáncer de pulmón es del 85% y pocos sobreviven más de unos meses”.

Mientras daba la mala noticia a la paciente, el especialista se preguntaba si, dado que Marisa no era fumadora, su tumor no tendría la mutación EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico), que le haría candidata a un tratamiento personalizado. Si las pruebas confirmaban esa hipótesis, existía la posibilidad de que entrara en remisión, a pesar de tener un cáncer metastásico. “Cada tumor es diferente genéticamente, pero no siempre es posible identificar su huella molecular mediante un test específico y atacarlo con “fármacos diana” –señala el experto–. Esa falta de precisión ha obligado a tratar a casi todos los pacientes con tratamientos tóxicos como la quimioterapia, que destruye células cancerosas pero también células sanas, y que tiene tasas de éxito más bajas de las deseables. Cuando eso falla, recurrimos a terapias en segunda y tercera línea, con la esperanza de que funcionen, al menos retrasando temporalmente el avance del tumor”.

Por un regalo del destino, Marisa dio positivo en el test para esta mutación y se ha convertido en candidata al nuevo tratamiento personalizado con erlotinib, el medicamento que se usa para tratar cáncer de pulmón de células no pequeña
s. “¡La noticia fue como un calmante en vena para mí!”, reconoce. “Determinar la mutación del EGFR es un pilar básico a la hora de abordar el cáncer de pulmón no microcítico –explica el dr. García-Foncillas–.

Sabemos que esa mutación tiene un valor pronóstico favorable en sí misma y que es un marcador predictivo. Si administramos el tratamiento biológico específico en primera línea a pacientes con esa mutación, conseguimos una respuesta en el 80% de los casos. Esto era inimaginable antes de la medicina personalizada”.

Nuevos horizontes

No es el único “fármaco diana” que está cambiando el panorama del cáncer de pulmón. Otro nuevo medicamento, crizotinib, funciona en pacientes que tienen un cambio en la región del cromosoma que contiene el gen ALK (antes con un pésimo pronóstico). “Aunque esa mutación solo se da en el 5% de los afectados con cáncer de pulmón, el fármaco nos está permitiendo ver cómo pacientes con cáncer avanzado muy agresivo entran en remisión durante años. Para los oncólogos, es un momento realmente apasionante”, confiesa el doctor García-Foncillas.

En el caso de Marisa, el impacto del tratamiento fue sorprendente: “Empecé a recibir el medicamento por vía oral y, apenas mes y medio después, las pruebas de resonancia magnética no mostraban enfermedad en mi cerebro. Sé que, con el tiempo, mi tumor puede desarrollar resistencia al fármaco, pero vivo el presente, dando tiempo a la ciencia a que siga investigando. ¡La semana que viene me voy a esquiar, con mi marido y mis dos hijas! Cada día es un regalo para mí”.

El dr. José Baselga, director científico del Instituto de Oncología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y director médico del Hospital Memorial de Nueva York, sabe mucho de terapias a la medida del tumor. A finales de los 80, dirigió las investigaciones que culminaron con el primer tratamiento personalizado de la historia de la onco logía: trastuzumab. Este tratamiento ha salvado la vida de decenas de miles de mujeres que tienen cáncer de mama con el factor HER2 (receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano) sobreexpresado. “En estas pacientes, este medicamento inhibe el crecimiento del tumor, pero no hace nada en las que dan negativo en dicho test –explica–.

Antes, los cánceres de mama con gen HER2 positivo (uno de cada cinco casos) tenían una de las peores tasas de supervivencia. Hoy, sin embargo, es de los que tienen mejor pronóstico. Incluso para las pacientes que no responden a este fármaco, existe ahora un nuevo tratamiento y hay otros más en desarrollo”.

Curar sin quimio

El siguiente gran avance en cáncer mamario llegó en 2004, cuando un grupo de investigadores norteamericanos lanzó el test OncotypeDx. “Ese test cambió el enfoque del tratamiento de los tumores mamarios porque identifica al 25% de las pacientes que tienen probabilidades de beneficiarse de la quimioterapia y al 50% que solo deberían recibir tratamiento hormonal: un avance enorme, que libra de los efectos secundarios de la quimio a quienes no se benefician de ella”, señala el dr. Baselga.

Carmen Riego es una de ellas. “Cuando me enteré de que no necesitaba quimio y me extirparon el tumor, me sentí casi como si estuviera curada”, explica esta periodista, que lleva ya cinco años sin síntomas de enfermedad. El panorama está cambiando también para muchos pacientes con cáncer colorrectal metastásico, gracias a una nueva terapia personalizada. “En la actualidad, el test KRAS permite identificar a los pacientes con cáncer avanzado que se benefician del tratamiento con un anticuerpo monoclonal, el cetuximab –explica el dr. García-Foncillas–.

Los pacientes que tienen un gen KRAS no mutado [el 65% del total] responden a la terapia y mejoran su pronóstico y su calidad de vida. Los que tienen un gen KRAS mutado [el 35% restante] no se benefician de ella. Las estadísticas indican un aumento muy significativo de la supervivencia”. Lamentablemente, para millones de enfermos no existe aún esa combinación de test/tratamiento personalizado. Algunos acusan a la industria farmacéutica de poner mayor acento en el desarrollo de fármacos “para todo el mundo” que en buscar biomarcadores capaces de identificar a grupos de pacientes específicos, menos numerosos. “Los biomarcadores reducen el mercado, es un dilema comercial”, declaraba recientemente un portavoz de la empresa fabricante del test OncotypeDx.

Cada vez más voces se quejan también de que las autoridades sanitarias tardan demasiado en decidir qué tests deben desarrollarse. Dicho eso, nuevos “fármacos diana” están cambiando el escenario. El año pasado se aprobó uno dirigido a una mutación en el gen BRAF, presente en la mitad de los pacientes con melanoma. El fármaco –vemurafenib– mejoraba tan claramente la supervivencia de pacientes con melanoma avanzado que la Agencia Norteamericana del Medicamento interrumpió el estudio antes de completarlo y dio el visto bueno a su lanzamiento sin más exigencias.

Objetivo de futuro


En cuanto a la resistencia que los pacientes desarrollan con el tiempo a estos fármacos, el dr. García-Foncillas es optimista: “Está claro que, si bloqueamos la mutación durante mucho tiempo, el tumor desarrollará nuevas estrategias de supervivencia y se hará resistente al tratamiento. Igual que con los antibióticos, es un problema considerable. Pero mientras ocurre, los pacientes tienen tiempo de vida y la ciencia puede desarrollar otro fármaco”. “Aunque el tratamiento del cáncer es complejo, las tasas de supervivencia están aumentando cada año –insiste a su vez el dr. José Baselga–.

Sabemos que la victoria definitiva no va a llegar de un golpe, pero ya estamos ganando muchas pequeñas batallas. El objetivo ahora es diseñar ensayos clínicos a los que los pacientes se incorporen no por su tipo de tumor, sino por el tipo de alteración genética o molecular que caracteriza al tumor que padecen. Los investigadores tenemos que colaborar estrechamente con las compañías biotecnológicas y farmacéuticas para mejorar los ensayos clínicos y agilizar el desarrollo de nuevos fármacos personalizados. La meta es que los pacientes se beneficien del tratamiento cuanto antes”.

Más información: www.seom.org / www.fjd.es

¿Cuándo llegará la cura?

  • Esta es la pregunta que todos nos hacemos: ¿por qué la ciencia sigue sin descubrir el remedio? La respuesta es que es una enfermedad muy compleja, imposible de curar con un único tratamiento.
  • Existen más de 200 tipos de cáncer, cada uno con sus particularidades. Incluso cada tipo (por ejemplo, el de mama), tiene muchos subtipos que demandan tratamientos diferentes. Además, dentro de cada uno de esos subtipos, el tumor de un paciente puede ser muy diferente del de otro. Cada uno de ellos puede tener su propio conjunto de genes mutados, lo cual afecta al pronóstico y al tratamiento.
  • Además, el cáncer evoluciona. Las células tumorales crecen y se dividen sin los controles que funcionan en el resto del organismo, introduciendo cambios genéticos en el proceso. Podría decirse que son como terroristas que aprenden a desarrollar estrategias para resistir los ataques de los fármacos y asegurar su supervivencia.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Por increíble que parezca con estos trucos lograrás unas vacaciones diarias de 45 minutos http://t.co/EneHQh9PwZ Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Fichada! Nos gusta 'Attitude', prendas de @bloomersbikini para @SpecialK_ES de @lasanchez y @maytedlaiglesia http://t.co/9aPrIO0Tx4 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

La decoración de tu casa influye en ti más de lo que crees. Conviértela en tu aliada así http://t.co/bRxApqYSmF by @Decoterapia_ Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¿Adoras los tonos pastel pero no sabes si te quedan bien? ¡Manual de uso! http://t.co/5Bgc0jSP1O by @maguirre_missu Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡A cenar! Nos enamora esta #receta de torta de berenjena, queso y salsa especial http://t.co/N1kElyOYxM Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Los lindos bolsos solidarios de @trendipia diseñados por @VEGAOFICIAL @moises_nieto y @TONPERNAS http://t.co/nY74sxpg0x #mhtendencias Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Ficha el look con básicos de @COOHUCO men con detalles chic como las @nike_spain que ya son un must have http://t.co/HMwEEjm7bN Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Estocadas, aducciones, escalera, sentadillas laterales. 10 ejercicios perfectos para reducir cadera http://t.co/1xDYCnCbZH Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

¡Talentazo! @PersonalStyle_ (moda) @blogdmaquillaje (belleza) y @Micestademimbre (mamás) ganan los #MujerIT http://t.co/qWiGBu8j07 Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Enhorabuena a las finalistas de 'Moda' de los III Premios #MujerIT http://t.co/IhgChRH46Q @amimodablog @VWLBlog y @ConPasoChic ;-) Hace 4 horas · responder · retweet · favorito