Elige el material (muelles, futones, combinados...), la funda: reversible, de dos caras, con tejido antialérgico, transpirable; las medidas: para uno, para compartir...; el grado de firmeza y todas las prestaciones extra que quieras incorporarle: tratamientos ecológicos, sistemas higiénicos...

1. De látex, pero con tecnología viscoelástica
Con el fin de mejorar el descanso, Dunlopillo ha aplicado a sus colchones una nueva fórmula, que une las ventajas de ambos materiales. Su núcleo está fabricado con el látex Talala y Sensitive, que ofrece las mismas propiedades de una espuma viscoelástica en un producto natural. Modelo Innova, disponible en 18 y 21 cm, desde 700 €.
 
2. De muelles y con sistema “double offset”
Este colchón incorpora una nueva tecnología, la “double offset”, que ofrece mayor adaptabilidad y permite un mayor nivel de transpiración. Además, cuenta con una gran cantidad de muelles (391, el modelo de 150 cm) para mejorar su elasticidad y garantizar, además, la firmeza. La funda exterior es de piqué. De Kibuc: 608 €.

3. Para los niños: sueños sin ácaros
Fabricado en látex y con el núcleo de Sanifoam, un material que repele y elimina los ácaros, los hongos y las bacterias. Esta propuesta de Agatha Ruiz de la Prada garantiza el confort y facilita la correcta posición del cuerpo para que los pequeños tengan un descanso más saludable. Pertenece a la colección Sueños de Pikolín: 304 €.

4. Viscoelástico y con doble cámara de aire
Este colchón, modelo Top Air, de Pikolín incorpora un sistema de aireación interior, que aporta mayor ventilación e higiene. Con tres tipos de confort diferenciados, su innovador sistema de doble cremallera, posibilita desenfundarlo rápidamente y conservar su temperatura, independientemente de la ambiental. Su precio: 1.697 €, de 135 x 190 cm.
 
5. Un futón de algodón y látex
Constituyen otra alternativa a los colchones tradicionales. Éste, de Futonstation, es una mezcla de algodón, que actúa como regulador de la humedad y la temperatura, mientras que el látex permite la libre circulación del aire. Además, esta combinación resulta menos dura y, por lo tanto, se adapta mejor al cuerpo. Vale unos 488 €.

6. De última generación y con dos caras de firmeza
El Airvex es un material formado por microcélulas abiertas que facilitan la circulación del aire por todo el colchón. Además, incorpora un segundo sistema de ventilación y siete zonas diferenciadas de descanso, según las necesidades de cada parte del cuerpo. Otra de sus características son sus dos caras de firmeza, lo que permite elegir la más adecuada para cada situación o persona. De 28 cm de altura, su funda tiene un tacto agradable. Modelo Garbi, de Flex (de 150 cm, 2.370 €, en Noctalia).