Los desórdenes craneomandibulares son enfermedades que afectan a la articulación que conecta la mandíbula con el cráneo, a los músculos de la masticación y a las estructuras de la boca (dientes, encía...). El síntoma más frecuente es el dolor, pero también la limitación en la apertura y los movimientos de la boca y los ruidos: crepitaciones (como si tuvieras arena en la boca), chasquidos... Y, además, puede originar molestias y dolor en otras zonas del cuerpo, como el oído, la mandíbula, la cabeza, la espalda o el cuello.

A veces, estos problemas coinciden también con otras alteraciones craneofaciales, reumatológicas o psicológicas, que hacen necesaria la intervención de otros profesionales, como el otorrinolaringólogo, el neurólogo, el psicólogo o el reumatólogo, según explica el doctor Carmelo Plaza, presidente de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (SEDCYDO).

¿POR QUÉ SUCEDE? Las causas no están claras y no se puede hablar de un único factor en su aparición. Pueden deberse a un excesivo movimiento de la mandíbula, a traumatismos, a hábitos como comerse las uñas o sujetar objetos con los dientes, al bruxismo, a posiciones anormales de la mandíbula.... El estrés no ha sido directamente relacionado con su aparición, pero sí puede tener mucho que ver con que se mantengan y empeoren sus síntomas. Las enfermedades que afectan a las articulaciones, como la artrosis y la artritis, y las que aumentan la frecuencia de los movimientos mandibulares, como el Párkinson, pueden también provocar estos trastornos. También algunas alteraciones anatómicas favorecen su aparición.

¿CÓMO SE REALIZA EL DIAGNÓSTICO? Mediante una historia clínica muy completa y una exploración exhaustiva. En ocasiones se precisan pruebas diagnósticas, entre las que se incluyen técnicas de imagen como la resonancia magnética, análisis clínicos y de laboratorio, el estudio de la boca en el articulador, etc.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO? En numerosas ocasiones, se trata de procesos que curan solos o que varían con las circunstancias del paciente. A pesar de que una gran parte de la población presenta signos y síntomas de DCM, sólo un pequeño porcentaje precisa tratamiento. La mayoría presenta chasquidos que permanecerán estables o disminuirán simplemente siguiendo unos consejos y cuidados. El tratamiento es más complicado cuanto mas crónico es el trastorno, por lo que es aconsejable acudir a un especialista al notar los primeros síntomas. Los criterios de tratamiento son parecidos a los de otros problemas traumatológicos o reumatológicos: disminuir la sobrecarga en las articulaciones y en los músculos para restaurar la función perdida y recuperar las actividades diarias. Cada cuadro concreto necesita un tratamiento específico, que puede variar: desde autocuidados, a placas de descarga, fisioterapia, psicoterapia, infiltraciones articulares o de anestésicos en los músculos, cirugía artroscopia... o una combinación de todos.

¿QUÉ ES UNA PLACA DE DESCARGA? Las férulas de descarga bien ajustadas son el medio de prevención más eficaz de estos problemas. Son aparatos rígidos y están hechas a la medida de los dientes del paciente, que debe ponérselas al acostarse para que las piezas dentales no friccionen entre sí, lo que evita el desgaste y sirve para relajar los músculos y las articulaciones de la mandíbula.
 
¿CÓMO PUEDES SABER SI LO SUFRES?

• ¿Tienes dificultad o dolor al abrir la boca, por ejemplo al bostezar?
• ¿Tu mandíbula se bloquea?
• ¿Tienes dificultad y/o dolor al masticar, hablar o usar la mandíbula?
• ¿Notas ruidos o chasquidos, al abrir o cerrar la boca o al masticar?
• ¿Sientes rigidez, tirantez o cansancio en los maxilares?
• ¿Te duelen los oídos, las sienes o las mejillas? 
• ¿Has sufrido un traumatismo en la cabeza, el cuello o la mandíbula?
• ¿Has observado cambios en tu mordida o dientes sensibles?
• ¿Eres nerviosa, estás estresada?
Cuantas más veces contestes sí, más probable es que padezcas un DCM.

PARA CUIDARTE

Evita malos hábitos: morderte las uñas, tomar chicle, masticar sólo por un lado, colocar mal la lengua al tragar o respirar por la boca.
No abras excesivamente la boca (bocadillos altos, manzanas...).
Mantén la mandíbula relajada, con los dientes un poco separados.
Descansa bien. Duerme de lado, con almohada para que la cabeza y la columna estén paralelas al colchón.
Huye de la automedicación y el abuso de estimulantes (café, colas).
Visita al dentista dos veces al año y mantén una higiene adecuada.

BRUXISMO: ¿POR QUÉ APRIETAS LOS DIENTES?

El hábito de apretar o rechinar los dientes es una de las causas más habituales de desórdenes craneomandibulares. El bruxismo provoca el desgaste de las piezas hasta el punto de limar por completo la superficie dental. Además, el paciente puede sufrir cefaleas, problemas en la articulación de la mandíbula, sensibilidad acusada en los dientes, dolores de oídos...

Diurno o nocturno. El primero se relaciona con el estrés y se manifiesta como un problema de apretar los dientes más que de rechinarlos. El nocturno es una disfunción del sueño: durante algunas fases del descanso se aprietan o rechinan los dientes de forma incontrolada y con violencia, hasta llegar a fracturar las piezas. Se pueden dar los dos tipos en el mismo paciente.

• Las causas. El diurno puede estar relacionado con el estrés, pero en el nocturno se desconoce la causa. La experiencia apunta a un factor genético relacionado con la conducta como posible inductor del problema.

• A quién afecta. Es más frecuente en niños, se calcula que se produce en un 20%de ellos. Suele aparecer alrededor de los cuatro años. Si los padres lo aprecian, deben acudir al dentista para minimizar sus efectos. A menudo se manifiesta con dolores de cabeza que los padres no suelen relacionar con el bruxismo, lo que lleva a visitar a distintos especialistas sin encontrar solución. Con la edad, disminuye hasta que en la vejez afecta un 10%de la población.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

24H de planes 'cool' para los días de #verano ☀️🍹 https://t.co/OSPtxJR5jg https://t.co/dfDODafglO Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¿Por qué el herpes labial sale una y otra vez? La respuesta: https://t.co/arBmUKhWQM https://t.co/H7K8VJrh8z Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¿Sabías que el 15% de los españoles sufren #migraña? ¿Dónde se encuentra el origen? https://t.co/kJUCk5zgOM https://t.co/vHhbmuxoph Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Despejamos algunas de las dudas que solemos tener sobre el mundo del #vino 🍷🍇 ¡A tu salud! https://t.co/scHxmai8NW https://t.co/FMmMjwULOp Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

El #denim es tendencia y va más allá de los pantalones. ¿Cuál es tu look favorito? https://t.co/7E46nzaQwt https://t.co/TFcZPEXMG1 Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Viajes que apetecen: descubrimos Helsinki de la mano de @marialeonstyle https://t.co/fwk3u4W44f https://t.co/6cMoXKWzn3 Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Y... ¡seguimos de #festivales! Elige entre estas seis citas para disfrutar de la música https://t.co/z06LAOHKA4 https://t.co/L2WDmmlseq Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

La elegancia de Bella Hadid y otras pistas con estilo https://t.co/ANsHXHe1ti https://t.co/beEYcCZaoM Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

"El #tenis es un deporte solitario" compartía con nosotros @GarbiMuguruza en su entrevista https://t.co/q4MRYT8xWV https://t.co/j2TpjXZanp Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

¿Malas notas? Los expertos explican por qué no debemos castigarles https://t.co/1BAAhyLdKr https://t.co/6xPolbIZfk Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Instagram