Cuando nos hablan de pulseras magnéticas, solemos pensar en uno de esos remedios folclóricos con poder de sugestión. Sin embargo, en un estudio británico con 200 pacientes afectados de osteoartritis de rodilla o cadera, los expertos comprobaron que los que habían llevado pulseras magnéticas estándar terminaban con menos dolor (un alivio semejante al producido por los analgésicos) que los que usaban pulseras con el mismo aspecto, pero no imantadas. El estudio, publicado en la revista British Medical Journal, reveló que se requiere una potencia mínima de 170 mTesla (unidad de inducción magnética) para conseguir ese alivio.

Muchos atletas olímpicos y jugadores de golf  llevan hoy pulseras magnéticas y declaran sin rubor que se sienten mejor cuando lo hacen. Pero no es una moda nueva: egipcios, griegos y chinos ya utilizaban el magnetismo para curar hace más de 2.000 años. Además, hay otras investigaciones que atribuyen beneficios a la magnetoterapia en pacientes con síndrome de fatiga crónica, estrés, migrañas o dolores musculares...

El médico japonés Kyochi Nakagawa, gurú de la magnetoterapia moderna considera que “muchas dolencias actuales se dan por falta de exposición al magnetismo terrestre. Los edificios modernos, el ordenador y la televisión contribuyen a ello, pero los imanes pueden reestablecer el equilibrio perdido”. Hay dos tipos de imanes: los estáticos (como las pulseras imantadas), que tienen campos magnéticos estables; y los electroimanes, que generan campos magnéticos sólo cuando una corriente eléctrica los atraviesa.

GRACIAS AL HIERRO

¿Y cómo ejercen su efecto las pulseras magnéticas? Según un informe del Centro Nacional de Medicina Alternativa de Estados Unidos, podrían aumentar el flujo sanguíneo, porque la sangre contiene hierro. “Con ese mayor flujo, los tejidos recibirían mayor aporte de oxígeno y nutrientes”.

Los expertos advierten: las pulseras imantadas se deben comprar en farmacias y parafarmacias porque es la garantía de que han pasado los controles. Además, están las desaconsejadas en embarazadas, personas con marcapasos y usuarios de parches farmacológicos. Los expertos británicos lo tienen claro: “En base a las evidencias, no tenemos problemas para recomendar imanes estáticos a las personas con osteoartritis”. Un valor añadido: al contrario que los antiinflamatorios, carecen de efectos secundarios.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

En el post de hoy la @bloguista_mh @Ines_Sainz nos cuenta su interés por la cosmética bio https://t.co/KtBMPXKF26 https://t.co/ufWKMJFDkS Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Los mejores #peinados de la historia de los #Oscars ¿cuál es tu favorito? https://t.co/xXVEfYBnJh https://t.co/vwGMFmd1sD Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Hoy, en #2MinutosModa by @marsaura... 'Air fit': en qué consiste el ejercicio de moda entre las famosas… https://t.co/kmUfQPc9wW Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Hoy te proponemos para comer: codillo asado con mandarinas y tomillo ¿te apetece? #Receta https://t.co/54wZLwpoxf Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Maravillosas! @DoloresRedondoM y Marta Etura en la portada de @Mujerhoy #ElGuardiánInvisible… https://t.co/hRyvj1EXis Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Instagram