Cómo montar una fiesta anti San Valentín

Cena anti San Valentín: muñeco acuchillado Ni ositos, ni corazones, para decorar tu fiesta utiliza este muñeco que seguro captará las miradas de tus invitados.

En 2003 el 20% de las mujeres en Estados Unidos se mandaron flores a sí mismas el Día de San Valentín. Eso, con perdón de las ciudadanas de ese gran país, es desesperación. En estas tierras, la fiesta de Cupido ha venido cogiendo fuerza en los últimos años, así como Halloween y Saint Patrick. Todo es culpa de la globalización, dicen. En fin, que no sería tan extraño que algún día nuestras solteras y solteros empiecen a enviarse a sí mismos flores y regalos al trabajo para celebrar en público esta orgía del amor.

Si cualquier día del año ser soltero trae problemas prácticos y logísticos, el 14 de febrero no tener pareja es motivo de exclusión social. Hay que asumirlo. Y si vamos a invertir en flores, lo suyo no es mandarla al hogar, sino a un sitio donde haya audiencia, la oficina, por ejemplo. 


Sin embargo, lo más razonable sería mantener la calma con San Valentín. Se entiende que los escaparates llevan un mes –en plena crisis- repletos de corazones rojos y ositos de peluche. Que la publicidad intenta por todos los medios que uno se sienta un marciano por no tener a quien regalar ese día. Todo eso es verdad.

Pero, mirándolo por el lado bueno, escoger un regalo para la pareja supone una presión considerable. Tanto si la relación va bien como mal, el riesgo de error es elevadísimo. Las expectativas suelen estar por los cielos. Y si no consigues un regalo creativo, personalizado, ecológico, útil, original y "BaratoPeroQueNoLoParezca", es fácil augurar un rotundo fracaso. Puedes equivocarte con el regalo de Navidad, incluso con el de cumpleaños, pero un error en San Valentín se paga, antes o después. En dinero o en especie.

Otra ventaja a sumar: ¿Has visto cómo se ponen los restaurantes la noche de San Valentín? Es imposible conseguir mesa. Y en caso de que encuentres sitio, será caro y casi seguro habrá que sumarse al espectáculo de las velas y los violines. Está claro que es una visión desde la envidia. Pero lo cierto es que no es la mejor noche del año para salir a cenar. El 13 en cambio, se cena de maravilla en todas partes.

Para la noche de San Valentín, si no tienes pareja o estas celebraciones románticas te espantan, te proponemos montar una fiesta Anti San Valentín:

1. Invitados 

Deberías invitar solo a solteros, en plan sectario. Pero también puedes llamar a todas esas parejas disfuncionales que te rodean y que de vez en cuando te miran por encima del hombro, como si fueras un miserable, solo porque no puedes pedir en un restaurante los platos diseñados para compartir entre dos, como la lubina a la sal o el arroz negro. Esos tienen que ir a tu fiesta. Por supuesto, todos aquellos que estén recién salidos de una relación y hayan superado la fase "OdioaMiExPeroNoParodeHablarDeElla". Lo ideal es mezclar ambientes, gente de aquí y de allá, solteros militantes y solteros temporales, adeptos del psiconálisis y lacanianos, hipster y pijos (que no es lo mismo aunque a veces lo parezca), de sangre O positiva y de sangre azul. Todos con todos, que nunca se sabe.

2. Decoración

Nada de corazones. En general, elimina el color rojo de tu vida, aunque puedes permitirte algún detalle como el muñequito y el osito de la imagen. Una buena idea es optar por el minimalismo: blanco y beige, que aportan serenidad y calma. Tampoco conviene el gótico por oscuro y sórdido. Las luces, mejor bajas, y abstenerse de globos y confeti. La alegría, como la procesión, va por dentro.

3. Dress code

Casual pero duchado. Unos vaqueros y alguna de las camiseta que aparecen en la galería serían ideales. Es pedir demasiado a los invitados, así que al menos debe ser el atuendo de los anfitriones. Los que estén en fase despechada pueden hacerse con una pulsera de mensaje estimulante y pacífico: “Si hubiera querido tu corazón habría comprado un cuchillo”. Los recién divorciados que lo lleven bien o aquellos que no piensan casarse nunca pueden adquirir un anillo con un mensaje muy claro para la ocasión. En el color de la ropa interior no entramos.

4. A la mesa

Si el número de invitados es par, puedes hacer o encargar cena. Si decides meterte en la cocina podrías hacer platos para compartir entre dos, de esos que un soltero casi nunca puede pedir en los restaurantes. El menú puede ser bastante libre y creativo. Has algo más que pizzas y patatas fritas de bolsa. Son dos platos típicos de la peor soltería que no merecen estar en una fiesta anti San Valentín. Proponemos manteles individuales para decorar la mesa con dibujos originales. Cuidado con los postres. Esta noche se abusa del chocolate porque dicen que sustituye al sexo, es antidepresivo y está bueno. En tu fiesta no habrá chocolates. Mejor terminar con una pastelito como el de la foto con un corazón con una tirita.

5. Bebidas

La mejor fórmula es que cada quien traiga lo suyo. Prohíbe la entrada de coctelería ñoña, como el Cosmopolitan o el San Francisco, solo motivan conversaciones poco convenientes que derivan en quejas, nostalgia y lloros. Anima al personal a la neutral cerveza o directamente a la bebida dura.

6. Música

En este apartado no debe dejarse cabo suelto. Si tienes Spotify elabora listas cerradas con música poco dada a desatar emociones bajas, nostalgia u otro tipo de sentimientos cercanos al amor o al odio. Funciona poner música en un idioma que nadie entienda (descartados el español, el inglés y el francés) para no arriesgarse con mensajes subliminales que casi siempre se esconden tras las letras más insulsas. Contrata un vigilante para que aleje del ordenador a cualquier doliente, abandonada o despechado que quiera hacerse cargo de la música. Es lo único que podría arruinar tu fiesta perfecta.

7. Redes sociales

No tengas piedad. Anuncia la fiesta a bombo y platillo. No crees un grupo privado en Facebook. Se trata de conseguir un buen aforo y ser la envidia de todos los felizmente emparejados que estarán cenando en un restaurante repleto mientras tu celebras el anti San Valentín. Tuitea en tiempo real y, si puedes, cúrrate una transmisión en streaming. Convierte tu fiesta anti San Valentín en un acontecimiento global que deberá repetirse cada año.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¿Qué pensarán ellos cuando están contigo en la cama? https://t.co/a9a0wV000C https://t.co/LStKdmopsX Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Sentarse con una postura correcta te ofrece más beneficios de los que pensabas https://t.co/uH92EjXHdO https://t.co/eBOyEW3uOd Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Así de sexy se presenta el verano con las novedades de lencería que hemos seleccionado... https://t.co/Uin2uLFeOR https://t.co/WJqFvRZll4 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Ella es la figura clave para las elecciones federales de 2017 de Alemania https://t.co/MlkFF3rfzK https://t.co/6oXwN73lea Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

El rubio platino está de moda: Taylor Swift, Kristen Stewart y ahora Emma Stone ¿Te apuntas? https://t.co/yrO03YK4a7 https://t.co/MBqrxk2bkz Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¿Los mejores nutrientes para hacer deporte? Los tienes aquí https://t.co/ycpwOuzZFG https://t.co/0Ys8dmdrt1 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Hagamos balance: éstas han sido las famosas más elegantes de la semana https://t.co/Z0TBE0oQFh https://t.co/E3Mhua0Hfp Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

El nuevo poliamor donde tres ya no es multitud, por #missdramas https://t.co/Z8LFZJPA6i https://t.co/zjSL3aEVjF Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

No lo olvides: cuándo comes pesa tanto como cuánto comes https://t.co/DMEoZbI7CE https://t.co/OmeP6EZryG Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Nuevas esperanzas tras las pérdidas gestacionales: algunos datos que deberías conocer https://t.co/6VI8Tf9ykF https://t.co/UDDq7H91LP Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram