Educar

Foto: Los donantes de semen son generalmente jóvenes estudiantes sanos que acuden voluntariamente a una clínica de ...

¿Cuál es el perfil del donante de semen?

  • La donación de semen es un acto voluntario mediante el cual, un varón sano, con una calidad de semen óptima, realiza una cesión de sus gametos para que sean utilizados con la intención de lograr embarazos en pacientes que lo necesiten. Cada vez es mayor el número de mujeres solas que se plantea acudir a una clínica de reproducción para recibir una de estas muestras y lo hacen con ciertas dudas sobre el futuro donante que hará posible su sueño de ser madre. Vicente Badajoz, responsable del laboratorio de la clínica Ginefiv, responde a todas esas preguntas.

Los donantes de semen son generalmente jóvenes estudiantes sanos que acuden voluntariamente a una clínica de reproducción asistida por motivos económicos y de generosidad. Aunque las cantidades que perciben son simplemente representativas (entre los 30 y 50 euros por muestra), se realizan en agradecimiento por las molestias que supone su donación y de acuerdo a lo establecido en la actual Ley de Reproducción Asistida.

Todos ellos se someten a largas pruebas para comprobar la calidad de su semen e incluso a entrevistas psicológicas; firman un contrato por el que jamás será revelada su identidad ni podrán conocer a la receptora; dejan sus muestras en la clínica y gracias a su generosidad son muchas las mujeres que ven convertido en realidad su sueño de ser madres.

Pero… ¿cómo es el hombre que dona su semen?

- Muchas mujeres, antes de acudir a un tratamiento de reproducción asistida en el que interviene un donante, se preguntan… ¿cuál es el perfil del donante?

Suelen ser estudiantes, sanos, entre los dieciocho y veinticinco años, y generalmente acuden por motivos económicos. A partir de los 25 años las necesidades económicas ya no son las mismas y por tanto el número disminuye. También son personas con ganas de ayudar.

 - ¿Qué requisitos tiene que tener un donante de semen?

Tienen que tener una edad comprendida entre los 18 y 35 años. Estar bien físicamente, es decir, no estar enfermos. Y, también, psicológicamente. No puede padecer por parte del donante ni de sus familiares directos trastornos genéticos mayores ni enfermedades hereditarias, como por ejemplo el asma, la diabetes, la epilepsia, una espina bífida, hemofilia, hipercolesterolemia familiar, esclerosis, una malformación cardiaca congénita, fibrosis quística o hipertensión arterial. Por supuesto, no puede estar infectado de antígenos de hepatitis B, anticuerpos anti-hepatitis C, anticuerpos anti-HIV ½, Clamydia, herpes, gonorrea, citomegalovirus o sífilis, entre otras enfermedades. Tampoco puede padecer infecciones bacterianas evaluables en cultivos de sangre en orina y semen. Y, evidentemente, tener un semen de gran calidad, de 4,5 veces los niveles normales así como que soporte adecuadamente el proceso de congelación y descongelación. Generalmente, se eligen aquellos donantes que son capaces de producir muestras con un total de 90 millones de espermatozoides de gran calidad.

- ¿Cuál es el criterio de selección de un donante?

La selección de los donantes lleva su tiempo porque cuando un joven acude a la clínica con la intención de donar su semen, lo primero que tiene que hacer es pasar una entrevista psicológica. Si esta primera prueba no la pasa, por muy buena que pudiese ser la calidad de su semen, no se sigue adelante con el resto de los exámenes. En caso de que psicológicamente se le considere apto, el potencial donante es sometido a toda una serie de pruebas médicas para descartar todas aquellas enfermedades que son posibles descartar. 

- ¿Qué tipo de pruebas médicas?

Concretamente un hemograma y una serología (para conocer si padece hepatitis B, C o VIH), una analítica del grupo sanguíneo y RH (fundamental para saber si es compatible con el de la madre); y el cariotipo, que es un estudio de cromosomas para descartar anomalías cromosómicas. Todo este tipo de pruebas se vuelven a repetir a los seis meses para comprobar que los valores son los mismos. 

- ¿Cuántas veces tiene que acudir el donante a la clínica?

Una vez por semana en torno a los seis o siete meses. Tienen que depositar una muestra por semana y tienen que mantener abstinencia sexual durante los cuatro a cinco días previos a la entrega de la misma.
 
- ¿Y si el donante es aceptado?

En el caso de que las muestras sean aceptadas se mandan al banco de semen, se congelan y se mantienen en cuarentena durante seis meses. Transcurridos estos meses, y en caso de que todos los análisis de enfermedades infecciosas transmisibles hayan sido descartados, las muestras se liberan. 

-  ¿Cómo se contacta con ellos?

Mediante folletos informativos publicitarios repartidos en puntos estratégicos, como lo pueden las universidades y los polideportivos, lugares en los que se prevé la salud física y psicológica de los jóvenes puede ser mayor. Ahora bien, lo que mejor funciona es el boca a boca ya que la recomendación directa de un amigo que ya ha acudido a la clínica es la vía por la que más acuden estos jóvenes

- ¿Cuántos hijos vivos puede tener un donante?

En España, la ley ha determinado que un donante no puede sobrepasar los seis hijos nacidos vivos, incluidos los suyos propios. 

- ¿Y se cumple?

Hoy por hoy, tenemos que confiar en ellos. Cada clínica tiene su propio registro y, claro está, yo sé que un donante en concreto ha llegado a los seis hijos nacidos en esta clínica pero no puedo controlar las demás… Tenemos que confiar en su sinceridad. Las diferentes asociaciones de fertilidad reclaman continuamente un Registro Único de Donantes y, al parecer, incluso está aprobado en el B.O.E (Boletín Oficial del Estado) pero a fecha de hoy sigue sin estar en funcionamiento. 

- ¿Cómo es un banco de semen?

El Banco de semen permite conservar semen congelado para ser utilizado en el momento oportuno, y además incluye la posibilidad de aceptar a varones que quieran hacer una donación de sus muestras de semen para ayudar a parejas o mujeres que, por un motivo u otro, lo necesiten para poder tener hijos. 

- ¿Qué es eso de la compra on line de muestras?

Hay bancos de semen on line que venden las muestras a aquellas personas que las soliciten. Evidentemente, en estos casos el paciente tiene que estar en contacto con el centro de reproducción para luego hacer la correspondiente inseminación o con su ginecólogo. Estos bancos en red permiten también la compra por parte de las clínicas. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, en España los clientes solicitan semen de su misma raza, pero, en la actualidad, dado que el pluralismo racial es mayor, también es mayor la demanda de semen de otras razas y se acude en ocasiones a estos centros para la compra de muestras, así como hay clínicas que también venden muestras a otras que lo necesitan

-  ¿Puede ser revelada la identidad del donante al cliente y viceversa?
 
No, en España bajo ningún concepto y en ambos sentidos. En algunos otros países, como es el caso de Gran Bretaña sí que está permitido. La Ley de Reproducción Asistida nacional sólo lo contempla en el caso de riesgo en que la salud del hijo nacido dependa de estudios realizados al donante y, siempre bajo la solicitud de un Juez. En este caso la identidad podría ser revelada al personal sanitario, pero en ningún caso a la receptora. 

- Cuando una mujer acude a una clínica para recibir una muestra, ¿cómo se elige al donante?

Se elige siempre al donante más adecuado y dentro de la disponibilidad que haya en cada momento en función de las características físicas y grupos sanguíneos de las personas que van a utilizar la muestra. En el caso de una mujer sola, se busca que los rasgos físicos sean lo más parecidos a ella. 

- ¿Puede la receptora de la muestra elegir a su donante?

No. La elección siempre la hace la clínica, en concreto el laboratorio, aunque en realidad tendría que ser decisión médica

- ¿Qué características se pueden escoger de un donante?

La receptora puede elegir su grupo sanguíneo, el color de los ojos, el color de pelo, la altura, su complexión, el tipo de piel… En países como Estados Unidos escogen al donante incluso mediante un catálogo pero no creo que eso llegue a darse en España porque el número de donantes disminuiría considerablemente