Educar

Foto: Comer verdura se convierte en una dura pugna en la mesa en no pocas casas. Sin embargo, su consumo se hace ...

¿Qué debe comer mi hijo para ser una estrella del Real Madrid?

  • Una de las luchas constantes con los más pequeños de la casa es la ingesta de determinados alimentos “poco gratos” para sus paladares, pero imprescindibles por la cantidad de nutrientes que aportan. Pero, ¿cómo alimentar a nuestros hijos cuando su actividad diaria es agotadora? Para responder a esto, los Servicios Médicos Sanitas-Real Madrid han organizado a una serie de charlas con los padres de los jóvenes de la cantera. La recomendación de los expertos es clara: introducirlos poco a poco en la dieta de toda la familia, incluidos los padres. “Los chicos no van a tomar espinacas, tomates o lechuga si los padres no los toman nunca, es imposible”, asegura Dámaso Rodríguez, nutricionista de los Servicios Médicos de la casa blanca.

Comer verdura se convierte en una dura pugna en la mesa en no pocas casas. Sin embargo, su consumo se hace imprescindible por la cantidad de antioxidantes y vitaminas que contiene y que no se encuentran en otros alimentos. El pescado es otro de los caballos de batalla. Los especialistas recomiendan tomarlo 4 o 5 veces a la semana. Cuando los benjamines y alevines, de 8 a 10 años, lo escuchan, claman sorprendidos "eso es imposible", mientras el nutricionista y los entrenadores se apresuran a explicarles que el pescado azul, por ejemplo, contiene Omega 3, un antiinflamatorio natural, y que las proteínas de estos alimentos son las más idóneas para los músculos de los futbolistas.

Mamá, de mayor quiero ser futbolista

A las 6 de la tarde, la puerta de acceso a Valdebebas (y lo mismo ocurre en miles de campos de fútbol de todo el país) es un hervidero de coches que entran y salen para dejar en el entrenamiento a los chicos que aspiran a ser estrellas del balón.

Sin embargo, lo que nos hace volver la vista hacia el club blanco es que, ese ritual diario de tantos y tantos jóvenes, se ha visto interrumpido por una iniciativa de la dirección deportiva de fútbol de la cantera. "Había un pequeño vacío en la salud nutricional de los chicos, nosotros les recomendábamos lo que tenían que hacer, pero nos faltaba el tú a tú con los padres", asegura Carlos Díez, jefe de los Servicios Médicos Sanitas - Real Madrid.

El contenido es muy práctico y específico: menús para antes y después de los partidos y entrenamientos, alimentos prohibidos, cantidades recomendadas, etc.

Y es que, hablando con los padres, los especialistas descubren que muchos de los chavales apenas desayunan: "Es cierto que tenemos que cambiar muchas cosas, una de ellas el desayuno. La mayoría de los días el niño bebe un poco de leche o zumo y se va al colegio", asegura preocupada una madre.

"No se trata tampoco de obligar y obsesionar a los chicos, tienen que aprender por sí mismos y darse cuenta de la importancia que la alimentación tiene a este nivel deportivo, pues se juegan su futuro", asegura Dámaso Rodríguez, encargado de impartir las charlas.