Educar

Foto: 1. El temible 31%. Es el porcentaje de los jóvenes que dejan de estudiar después de la educación obligatoria, muchos de ...

Fracaso escolar, ¿quién es el responsable?

  • El curso acaba de terminar y para muchos no ha tenido un final feliz. Todos los expertos cocinciden: el fracaso escolar es el mayor problema de la Educación en España y no obedece a una causa única.

1. El temible 31%. Es el porcentaje de los jóvenes que dejan de estudiar después de la educación obligatoria, muchos de ellos sin título. Algo que nos afectará a todos, como explica el sociólogo Rafael Feito: “Una economía como la española, que no logre una fuerza de trabajo altamente cualificada, lo va a pasar mal. Y eso está directamente vinculado a tener una educación en condiciones”.

2. De ley en ley. En 1970 se aprobó la Ley General de Educación, la primera gran reforma educativa. Desde entonces se han realizado otras nueve leyes. “Hemos tenido demasiados vaivenes, siempre pivotando sobre el modelo educativo de la LOGSE, que tras 19 años necesita cambios para combatir el fracaso escolar y lograr mayor calidad”, dice Nicolás Fernández, del sindicato ANDE.

3. El hecho diferencial. El fracaso escolar no es homogéneo, hay Ccomunidades autónomas que logran mejores resultados que otras. Algunas, como Castilla y León, igualan las cifras de los países mejor posicionados en el Informe PISA. La explicación: “Es llamativo que una comunidad autónoma rica como Baleares sea una de las que tienen mayor fracaso, y otras como Asturias, donde hay menos posibilidades de obtener un empleo sin una acreditación educativa, lideren el éxito”, explica Rafael Feito.

4. Cuestión de género. Sea porque las chicas maduran antes o porque ellas tienen menos posibilidades de encontrar un empleo si no consiguen un título, el caso es que ellos abandonan y suspenden más que ellas. Según datos del Ministerio de Educación, de entre los estudiantes que acaban ESO el porcentaje de varones repetidores (49%) dobla al de chicas (26%).
 
5. Mi padre, mi maestro. Los estudios lo demuestran: la colaboración entre centro escolar y familia contribuyen al éxito del alumno. Pero eso exige un esfuerzo por parte de todos, incluida la Administración. Según Nicolás Fernández: “Si a través de la ley de conciliación los padres tuvieran permiso para acudir una vez al mes a ver al tutor de su hijo, la situación mejoraría”.

6. La formación del profesorado. La calidad de un sistema es la calidad de las personas que mueven el sistema y desde hace 30 años no se ha modificado la formación de profesores. Un ejemplo: hasta hora para ser profesor de Secundaria bastaba con tener el Certificado de Capacitación Pedagógica, o como explica el presidente de CEAPA, Pedro Rascón: “Hay mucha gente buenísima en su materia, pero que no sabe nada de pedagogía o motivación. Y, hoy por hoy, los conocimientos por sí solos ya no valen”. El nuevo Máster de Formación del Profesorado pretende subsanar esta situación.