Educar

Foto: Cuando tienes dos hijas tan pequeñas en casa, nada es sencillo. En la división de tareas hay algunos temas claros: ...

La logística, con dos “peques”, es complicada

Cuando tienes dos hijas tan pequeñas en casa, nada es sencillo. En la división de tareas hay algunos temas claros: Silvia tiene que amamantar a Marina y yo ahí no puedo entrar. Yo me encargo de darle la comida a Jara, cuido del ombliguito de Marina e intento que las salidas al exterior con Jara también sean conmigo. El tema de los cambios de pañales y de los baños lo llevamos al 50% y la logística de la ropita es Silvia quien lo organiza, hace previsiones, etc. A pesar de lo orgulloso que pueda estar de mi contribución, la verdad es que mami pone el cerebro organizativo y papi obedece fielmente sus instrucciones con mayor o menor eficiencia. Los hombres somos siempre la mano de obra poco cualificada. ¡No damos para más!