Educar

Foto: El organismo está preparado para que una mujer sea madre entre los 20 y los 25 años, que es cuando hace décadas se ...

Luis Ortiz, obstetra: “Hay que adelantar la edad a la que se tiene el primer hijo”

  • “El problema es que se está retrasando cada vez más la edad en que se empieza a pensar en tener hijos, y la fertilidad disminuye muchísimo con los años”, asegura Luis Ortiz, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital general Universitario Gregorio Marañón .

El organismo está preparado para que una mujer sea madre entre los 20 y los 25 años, que es cuando hace décadas se tenía el primer hijo. Ahora la edad media de las madres primerizas está entre los 32 y los 33 años.

Esos ocho años de diferencia son un inconveniente importante por varias razones: la incidencia de infecciones en el aparato genital es mucho menor a los 20 años que a partir de los 30; el desarrollo de miomas también es menos frecuente antes de los 30 y el número de ovocitos disminuye con la edad.

Sin embargo, la maternidad se sigue retrasando, y por eso se recurre cada vez más a técnicas de reproducción asistida: en un año hemos pasado de una lista de espera de dos meses a otra de 18. En cualquier caso, ésa tampoco es la solución, porque a partir de los 40 años el éxito de un ciclo de disminuye casi 10 veces. Además, el estilo de vida también está influyendo en el número de abortos, que actualmente es bastante mayor que hace décadas.

Sus propuestas: La mejor alternativa sería adelantar la edad a la que se tiene el primer hijo. No podemos aferrarnos a la idea de que conocemos el caso de una mujer que tuvo su primer hijo a los 40 sin problema. Es fundamental ser conscientes de que a partir de los 35 años la probabilidad de no tener un niño sano se dispara. Al igual que se multiplican las posibilidades de que el embarazo no llegue a término, simplemente por una selección natural.

Respecto al hombre, la edad también es importante pero a menor escala: lo que a la mujer le ocurre a partir de los 30, al hombre le empieza a afectar a partir de los 45. Sin embargo el factor masculino también tiene incidencia, debido a que el estrés reduce la calidad seminal.