Educar

Foto: Se diga lo que se diga, es inevitable hacer comparaciones cuando se tiene dos o más hijos. Si los tienes tan seguidito ...

Marina versus Jara, Jara versus Marina

Se diga lo que se diga, es inevitable hacer comparaciones cuando se tiene dos o más hijos. Si los tienes tan seguidito como nosotros, con apenas 18 meses de diferencia, me lo ponéis más fácil. Marina es más vigorosa y “despierta” de lo que era Jara en estos primeros días. A Jara la dejabas en el cuco y no se movía ni un milímetro, era como un precioso macetón. Marina parece hacer kilómetros sin salir del cuco, ¡no para la tía! Está mucho más atenta a todo y reclama con mayor energía nuestra presencia y atenciones. Ambas son muy parecidas físicamente, sobre todo cuando las comparas de perfil durmiendo o mamando... la imagen de Marina es como un delicioso “deja vu” de Jara. Pero cuando abre los ojos, su expresión es bien diferente.