Educar

Foto: Carme Chacón ha entrado en la historia por algunos motivos justificados, como el de “inaugurar” la dirección del ...

Maternidad y política, ¿son compatibles?

  • Ministra de Defensa y madre. El ejemplo de Carme Chacón ha generado un nuevo debate en la sociedad: ¿es difícil criar un bebé y ostentar un cargo público?

Carme Chacón ha entrado en la historia por algunos motivos justificados, como el de “inaugurar” la dirección del Ministerio de Defensa para las mujeres, y por otros no tan claros, como el de asumir su cargo embarazada. Desde su primer “capitán, mande firmes”, los medios de comunicación se volcaron en hacer apuestas sobre qué pasaría con la ministra, su baja, su niño y su Ministerio cuando diera a luz. Al final, no hubo apocalipsis y todo fue mucho más sencillo de lo que se presagiaba: Chacón decidió compartir la baja con su pareja y el ministro del Interior asumiría las funciones de Defensa mientras tanto. Pero, ¿realmente era tan importante lo que decidiera la ministra? “Nosotros miramos a los conocidos, a los que hacen cultura. Por eso era importante lo que hiciera”, afirma Nuria Chinchilla, directora del Centro Internacional de Trabajo y Familia del IESE.

Un trabajo sin horarios. El caso de Carme Chacón también ha servido para que nos preguntemos cómo se las ingenian las demás madres–políticas. Y a la vista de los resultados, concilian tan mal como al resto de las españolas. La pesadilla de diputadas y senadoras está escrita en el artículo 79 de la Constitución (el que establece que su voto es personal e intrasferible y no hay baja que valga, hay que ir a votar). El propio funcionamiento interno de las Cámaras tampoco es de gran ayuda. En el Congreso, por ejemplo, resulta imposible saber cuánto durará un pleno. Aunque, por lo menos, tiene guardería. En muchos ministerios, ayuntamientos y parlamentos no hay tanta suerte.

ELLAS OPINAN

Carmen Montón [ Portavoz del PSOE en la Comisión de Igualdad ]
“El sistema del Congreso está diseñado para otra época”

La experiencia: “Hay trasiegos que no me parecen lógicos. Recuerdo a una diputada de Aragón que venía con el niño, alguien de su familia o su pareja... Se bajaba para alimentar al bebé y arriba para votar... y así todo el día”.
La clave: “Debemos estudiar la manera legal de “saltarse” el artículo 79. Porque desde la política hablamos de conciliación y corresponsabilidad en la pareja y hay que predicar con el ejemplo”.
El error: “Todo está diseñado para otro siglo, para un Parlamento de hombres mayores que tenían a sus mujeres en casa. Nuestra obligación es humanizar la política, somos diputados y también madres y padres”.

María Salom [ Diputada del Partido Popular en el Congreso ]
“Si te encuentras bien, ¿por qué no vas a ir a votar?”

La experiencia: “El último mes de embarazo pedí permiso para no acudir a las votaciones porque vivo en Mallorca y el médico me dijo que no debería volar. Pero a una semana de salir de cuentas me llamaron. Volé a Madrid con mi expediente médico bajo el brazo. Si te encuentras bien, ¿por qué no vas a ir a votar?”.
• La clave: “La baja debería ser igual y obligatoria para hombres y mujeres. Nosotras siempre la vamos a necesitar y la de ellos también debería ser ineludible”.
El error: “Convertir la baja maternal en un handicap para las mujeres, como ya está sucediendo. Este permiso no es un capricho”.

Nuria Chinchilla [ Directora del Centro Int. de Trabajo y Familia del IESE ]
“Lo mejor es que cada pareja pueda decidir con libertad”

La experiencia: “Lo ideal es que cada pareja pueda decidir con libertad lo más conveniente para su familia y su trabajo. Nada de 16 semanas porque sí. Estoy en contra de la rigidez, del seguir la ley por la ley, porque muchas veces las normas acaban matando la gallina de los huevos de oro”.
La clave: “Aplicar el sentido común. Hay dos cosas indispensables: la flexibilidad y la factibilidad, y que todos nos lo creamos”.
El error: “No hacía falta que Carme Chacón viajara embarazada a pasear entre los soldados. La misma energía se puede transmitir con una videoconferencia y hubiera favorecido el uso del teletrabajo”.