Educar

Foto: Las probabilidades de que una mujer de 45 años quede embarazada de forma natural es de un 3%. Por el hecho de que ...

La ovodonación, otra posibilidad a tener en cuenta

  • Cuando la maternidad llega tarde y los óvulos propios no son viables, existe una posibilidad de tener un hijo con los óvulos de una mujer joven:la ovodonación. Tradicionalmente, las mujeres que recurrían a este procedimiento lo hacían por un problema ovárico o por una menopausia precoz. En la actualidad, la ovodonación es indicada a mujeres mayores de 40 años, o más que desean tener un hijo.

Las probabilidades de que una mujer de 45 años quede embarazada de forma natural es de un 3%. Por el hecho de que extraiga su óvulo y se fertilice con el esperma de su marido o de un donante no hace que las probabilidades aumenten, porque el ovocito que genera no es bueno. La alternativa es usar el óvulo de alguien más joven, de una donante. Las posibilidades pueden aumentar hasta en un 65%. Una gran mayoría de mujeres que se embaraza con más de 45 años no lo hace con óvulos propios.

Esto ha dado lugar a muchas conversaciones sobre la ética de embarazar a una mujer con óvulos de otra porque gracias a ello las posibilidades de concepción pueden llegar hasta los 70 años ya que el útero no envejece nunca. Es el óvulo el que se deteriora. Si se usan óvulos jóvenes, los riesgos asociados a la edad, el aborto espontáneo o las complicaciones cromosómicas, desaparecen.

Las comisiones de ética de las clínicas de fertilización son las que han fijado los plazos aceptables que, en una gran parte del mundo, tienen el tope de los 50 años, la edad promedio en la que la mujer pierde su capacidad reproductiva y se inicia la menopausia. En este caso, la mujer donante se somete a un proceso de estimulación ovárica y la mujer receptora solo tiene que tomar unas pastillas de estrógenos, durante unos doce días, para que el útero se prepare para albergar el embrión. Suele costar unos 6.000 euros.