Educar

Foto: 2.339.646 niños de 0 a 4 años • Los números. Según el INE, en 2008 había 2.339.646 niños de 0 a 4 años; 2.180.874 de 5 ...

Radiografía sub-16

  • Se declaran felices, altruistas, ecológicos... Y las cifras les avalan. Descubramos de una vez por todas cómo son nuestros “locos bajitos”.

2.339.646 niños de 0 a 4 años

• Los números. Según el INE, en 2008 había 2.339.646 niños de 0 a 4 años; 2.180.874 de 5 a 9 y de 10 a 14 años, 2.135.369. En el curso pasado, el primer ciclo de Infantil contó con 384.644 alumnos, el segundo con 1.399.985; Primaria con 2.659.424 y Secundaria con 1.810.298. Ellas quieren ser médicos, artistas y peluqueras. Ellos, policías, deportistas o mecánicos. Pero el 30% no termina la educación obligatoria.

23% tienen sobrepeso

• Más altos y más gordos. En los últimos 20 años, nuestros niños han alcanzado la estatura de los europeos (han crecido entre 2,5 y 3 cm) y superado su peso (han ganado 2,18 puntos de masa corporal). Según el programa Thao-Salud, el 23% de ellos tiene sobrepeso. Concretamente, el 25,4% de los que acuden a colegios públicos, el 15,3% de los privados y el 21,5 % de los que estudian en los centros concertados.

8,5 en felicidad

• Contentos. Los menores españoles saben bien lo que es este sentimiento. Lo dice el estudio “Crecer felices”, de la Universidad Complutense de Madrid y la Fundación Crecer Jugando. Sacan un 8,5 sobre 10 en esta materia. De hecho, viven en uno de países con mayor nivel de bienestar infantil, según Unicef-Innocenty. ¿Lo que les gusta? Jugar con los amigos (37%) o ver la televisión con sus padres (36%).

86% quieren ver más a su famlia

• Todos juntos. Los niños echan más de menos a sus padres, hermanos y demás familia que a sus amigos. Todavía mejor, en el estudio de la Universidad Complutense lamentan las pocas veces que están “todos juntos”. Porque es la familia lo que les da seguridad, tranquilidad y paz. Y dentro de este entorno, son los abuelos la pieza fundamental. Viven con ellos una relación intensa y aún así, el 86% quiere más.

90% aman las fiestas
 
• Cumpleaños feliz. A nuestros niños les gustan los días señalados y los acontecimientos especiales y si son multitudinarios, mejor. Lo sabemos por el informe “Crecer felices”. Con ellos no valen los tópicos: no se muestran especialmente interesados por los bienes materiales. Sus momentos de gran felicidad son los cumpleaños y otras fi estas numerosas y familiares, como la Primera Comunión.

57% rechaza la violencia

• Buenos días, tristeza
. Momentos tristes no faltan. Coinciden con las discusiones en casa, la separación de los padres o la muerte de algún familiar (o mascota). Las peleas en el colegio les enfadan. En la “Encuesta Infancia 2008”, de la Fundación SM, el 62% de los niños asegura que nunca le ha pegado nadie en el colegio, el 64% que nadie debe ser marginado y el 57% rechaza la violencia de manera tajante.

30% se siente solo en casa

• Mal acompañados. En la primera infancia, la relación con los otros se desarrolla dentro de la familia, mientras que en la pre adolescencia es entre iguales. Lo peor, estar solos. La encuesta de la Fundación SM señala que casi el 30% de los menores de entre 6 y 14 años –un 40% en el caso de los inmigrantes– siente la soledad en su casa a pesar de que la presencia de sus padres es “bastante habitual”.

40% colabora en el hogar

Solidarios. Desde pequeños adoptan el discurso de la sociedad, por lo que sufren con la injusticia, la pobreza, el maltrato... De ahí que fueran los ganadores de un informe europeo sobre preocupación infantil por el medio ambiente. Además, un estudio de Aldeas Infantiles SOS sacó a la luz que nueve de cada 10 ayudan a un compañero, que el 40% colabora en las tareas del hogar y el 39% es feliz echando una mano.

49% de deportistas

Soy el mejor. El deporte sigue siendo el rey. En este campo los niños se sienten más contentos consigo mismos (49%), por encima de las habilidades escolares (34%), las artísticas (27%), las sociales (24%), las lúdicas (22%), las de colaboración en el hogar (20%) y las de autodisciplina (23%). Sus aspiraciones a largo plazo se sitúan en la emancipación (42%) por delante del trabajo (34%) y la seguridad (24%).