Educar

Foto: Según las estimaciones, para producir una sola tonelada de papel se tienen que cortar 17 árboles. Nuestro pequeño ...

Una vuelta al cole más verde

  • Cómo podemos reducir nuestra huella ecológica y ser más responsables con el medio ambiente en esta vuelta al cole? La clave se esconde detrás de las tres palabras mágicas: reducir, reutilizar y reciclar. Aunque reconozco que hace mucha ilusión empezar el curso con la mochila de moda o con un estuche nuevo, es mejor revisar qué hay en casa antes de salir de compras.

Según las estimaciones, para producir una sola tonelada de papel se tienen que cortar 17 árboles. Nuestro pequeño esfuerzo para evitarlo puede empezar por encontrar material escolar respetuoso con el medio ambiente. Por ejemplo, papel reciclado o ecológico (que no ha sido blanqueado con compuestos de cloro), lápices de madera de bosques sostenibles, bolígrafos biodegradables hechos a base de almidón de maíz o fabricados con papel reciclado, gomas de caucho natural (una materia prima renovable), reglas y sacapuntas de madera, calculadoras solares, etc.

Asimismo, los libros se pueden forrar con materiales que tengamos en casa, como periódicos, recortes de revistas, fotografías, pegatinas, cromos... y forrarlos con papel transparente “eco” sin cloro. Los uniformes también se pueden reciclar. Por ejemplo, el de mi hija mayor ya ha sido reutilizado dos veces y todavía está en buen estado para que la pequeña lo lleve a la guardería el año que viene. Para los que no llevan uniforme, hay parches muy divertidos que pueden alargarle la vida útil a pantalones y jerseys.

Otra asignatura pendiente es la alimentación. Ojalá algún día sea 100% ecológica, como en algunos centros de Londres y California. De momento, para producir menos basura, podemos utilizar termos o botellas reutilizables para los zumos, y tuppers en lugar de papel film o aluminio para la comida.