Embarazo

Foto: Los efectos nocivos del tabaco podrían ser una de las causas de deficiencias conductuales, así como de un menor ...

Fumar durante el embarazo, muy nocivo para el bebe

  • Los recién nacidos que han sido expuestos durante la gestación a la nicotina se convierten en adictos al tabaco en el útero materno y pueden presentar signos del síndrome de abstinencia al nacer como irritabilidad, temblores y alteraciones del sueño, según señala el médico del Servicio de Pediatría del Hospital del Mar de Barcelona, el doctor Oscar García-Algar, en la revista 'Archivos de Bronconeumología'.

Los efectos nocivos del tabaco podrían ser una de las causas de deficiencias conductuales, así como de un menor coeficiente de inteligencia y del trastorno de deficiencia de atención e hiperactividad, ya que la nicotina parece alterar el neurodesarrollo normal del recién nacido, según muestra el estudio realizado por García-Algar en centros de investigación internacionales y nacionales.

La investigación, realizada en base a la evaluación de 33 recién nacidos de madres fumadoras, mostró que los niños presentan irritabilidad y temblores durante las primeras 24 horas de vida y los valores aumentan en asociación a la concentración de nicotina en orina y pelo. Asimismo, se observó que el síndrome de abstinencia en los bebés aparece en las primeras 24 o 48 horas de vida porque el parto interrumpe la exposición continuada a la nicotina.

Además, estudios anteriores ya han demostrado una relación entre el hábito tabáquico de la madre y el bajo peso del bebé al nacer, debido a la insuficiencia placentaria es una relación causa-efecto científicamente probada. Asimismo, se asocia a una mayor frecuencia de partos prematuros, una mala inserción de la placenta, el embarazo ectópico, el desprendimiento placentario, la hemorragia vaginal, el aborto y a mayores riesgos de muerte súbita del bebé.

Por este motivo, según el presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el doctor Julio Ancochea, "es absolutamente imprescindible convencer a las mujeres embarazadas fumadoras de la necesidad de abandonar este hábito y de sensibilizar a todos los padres y las madres de que eviten al máximo someter a sus hijos a ambientes contaminados con humo de tabaco".

"Las consecuencias en la salud de los bebés y de los niños causadas por el tabaquismo pasivo pueden ser diversas y en todo caso gravísimas. El tabaquismo pasivo es el causante del 80 por ciento de los casos de muerte súbita del lactante. También puede producir asma bronquial y mayor riesgo de infecciones respiratorias aparte de otras consecuencias sobre la salud neurológicas y cardíacas", añade.