Planes en familia

Foto: Si se estudian los datos de siniestralidad, el turismo es el principal causante de la mortalidad infantil, sobre todo ...

Accidentes de tráfico: la primera causa de muerte en menores

  • Durante el año 2008, en España fallecieron en accidente de tráfico 84 niños menores de 14 años, de los cuales 54 fueron en carretera y 30 en zona urbana.Es la primera causa de muerte en menores de 12 años.

Si se estudian los datos de siniestralidad, el turismo es el principal causante de la mortalidad infantil, sobre todo en los primeros estadios de edad.

En el tramo comprendido entre el recién nacido hasta 1 año se produjeron 412 víctimas de accidentes de tráfico, con el resultado de 10 fallecidos totales y de los cuales 9 muertos en este intervalo de edad lo fueron como ocupantes de un turismo.

Con esta campaña de concienciación llevada a cabo por CHICCO y el RACE, con la colaboración de la Asociación Española de Pediatría, sobre la necesaria protección de los más pequeños en el vehículo se ha querido conocer a través de una investigación y un impacto dinámico (Crash Test) las consecuencias de un choque frente a otro vehículo en cuyo interior viaja un niño en brazos, una actitud que muchas veces se repite sobre todo en las salidas de los hospitales tras dar a luz.

La prueba, desarrollada por la Fundación CIDAUT (Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía) consistió en un choque a 64 km/h con un niño de 18 meses correctamente atado en su SRI del grupo I y un bebé de 0 meses en brazos de su madre. Para el primero de los casos, se pretendía analizar el resultado de un impacto a más velocidad de la exigida por la homologación y el estado del sistema tras el impacto; en el segundo de los casos, se trató de estudiar las consecuencias del choque y la nula retención del niño.

Los resultados revelaron que resulta imposible retener al bebé, que recibe varios impactos contra el salpicadero, para acabar rompiendo el parabrisas con la espalda. Las consecuencias fueron daños mortales incluso desde los primeros impactos: el golpe que recibe el bebé equivale a una caída desde un tercer piso. Por el contrario, el niño de 18 meses protegido en su sillita no sufre daño alguno.