Prematuros ¡por fin en casa!

  • Ven la luz antes de la semana 37 de embarazo y luchan día día por salir del hospital. Sus padres, una vez alcanzada esta meta, deben prepararse para darles todos los cuidados que necesitan. 

Ángel avanza muy lentamente por la sala de Neonatología, parece que las piernas no le sujetan y su rostro pálido refleja preocupación; acaba de conocer a su hija Nerea, nacida prematuramente en la semana 30 de embarazo. Las enfermeras le han explicado que la niña se encuentra bien, aunque deberá permanecer unos meses en la incubadora e, incluso, le han animado a tomarla en brazos. Pero Ángel no se atreve: permanece a dos metros de la incubadora y contempla a su hija desde la distancia. Una reacción habitual y comprensible, explica Paula Burgos, enfermera de Neonatología del Hospital La Paz (Madrid) y coordinadora de la Escuela de Padres de este centro: “La primera reacción de los padres muchas veces es no querer tocar al niño, lo ven tan frágil que piensan que pueden hacerle daño”. No se trata de un caso aislado.

Actualmente, la cifra de estos bebés llega al 6% de todos los recién nacidos y en los hospitales de referencia, donde se acumulan las gestaciones de alto riesgo, puede alcanzar el 10% de los nacimientos. ¿Por qué tantos partos prematuros? El dr. Manuel Sánchez Luna, neonatólogo en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y vicepresidente de la Unión Europea de Sociedades de Neonatología y Medicina Perinatal, expone las principales causas: “Tienen más riesgo las madres añosas (a partir de 35 años), las que han tenido antes hijos prematuros, las que padecen algunas enfermedades (por ejemplo, diabetes) y las mujeres con gestaciones múltiples por técnicas de reproducción asistida”. Pero también factores ambientales, como el tabaco y el estrés, aumentan este riesgo.

Una carrera de fondo

Una vez que el niño ha nacido y descansa en la incubadora se inicia un largo camino en el que la implicación de los padres resulta clave. “Tratamos de acercarlos a todas las fases por las que atraviesa el niño antes de irse a casa –explica la enfermera Paula Burgos–; les ayudamos a entender los procesos del hospital: por qué no puede tomar alimento, por qué está conectado a algún dispositivo para respirar, etc.).

Esta tarea de información sirve para dar seguridad y confianza a los padres, un estado que les ayuda a “romper el hielo” y coger en brazos al pequeño. Pero, ¿por qué es tan importante ese contacto físico? “Porque favorece el apego, el vínculo afectivo entre padres e hijos”, afirma Paula Burgos. Los expertos aseguran que el apego no es innato, sino que se aprende. Incluso hay pruebas de que la separación entre madre e hijo al nacer condiciona los cuidados posteriores.

Los neonatólogos lo saben, por eso apuestan por el “método canguro”, un sistema implantado en las grandes maternidades y que consiste en algo tan sencillo como sacar al niño de la incubadora y colocarlo sobre el pecho de la madre o el padre, piel con piel. La experiencia ha demostrado que este contacto es beneficioso para el pequeño: guarda su calor corporal, respira mejor e incluso mantiene un pulso más estable. Pueden practicarlo todos los prematuros, “el único criterio que prima para que los padres puedan ejercer este método es que el niño muestre estabilidad cardiaca y respiratoria”, apunta Paula Burgos.

Al hogar

Durante el camino que deben recorrer hasta el alta médica los padres han de enfrentarse a diversos obstáculos: apneas (pausas respiratorias frecuentes en los prematuros), posibles infecciones y pruebas periódicas. Pero, para ellos, quizá lo más duro, es salir cada día del hospital sin su hijo. Así lo asegura Mª del Rosario Guada, madre de dos mellizos prematuros: “El peor momento es el de irte a casa y dejar a los niños en el hospital”. Y el mejor instante, aquel en el que reciben el alta: “No tuve miedo de irme con ellos a casa, tenía más miedo a que cogieran alguna infección en el hospital”.

Los grandes centros permiten la entrada de los padres a las Unidades de Neonatología y su participación en los cuidados del prematuro, pero aún existen algunos en los que no rigen estas normas. En este caso, es importante que tras el alta, se practique el contacto físico con el bebé para desarrollar el vínculo. Además, la vuelta al hogar familiar implica nuevas rutinas: Higiene. El bebé prematuro tiene más riesgo de contraer infecciones, por lo que se debe extremar la higiene: todos los miembros de la familia deben lavarse las manos antes de tomarlo en brazos, sobre todo los hermanos. “El lavado de manos es la principal medida de higiene. Y, si algún miembro de la familia está resfriado, debe evitar contagiar al bebé”, advierte el neonatólogo Manuel Sánchez.

Alimentación. El prematuro aún no tiene la habilidad de comer y respirar al mismo tiempo, de ahí que se deba prestar atención a una serie de signos en su cara. “Hay que observar si el labio superior se torna amoratado, lo que es señal de que le falta oxígeno. Entonces se debe parar de dar el biberón o el pecho, ayudarle a expulsar el aire y volver a dárselo cuando tenga buen color”, explica Mª del Rosario Guada, mamá de dos niños prematuros.

Sueño. Debe acostumbrarse a los ciclos día/noche. Hay que pensar que el bebé, durante su estancia en el hospital, está habituado a vivir con luz artificial y con el ruido de las máquinas que pitan sin cesar. Al llegar a casa debe adaptarse a la dinámica de la familia. La enfermera Paula Burgos aconseja que permanezca en un lugar con luz natural durante el día (evitando la luz directa del sol en sus ojos) y a oscuras por la noche o “con una luz tenue, pero alejada del niño para que los padres puedan verlo mientras duerme”. El lugar donde duerme también ha de reunir unos requisitos: debe ser un sitio donde se sienta recogido y, si la cuna tiene barrotes, hay que vigilar la distancia entre los mismos para evitar que el niño pueda meter la cabeza. El prematuro suele sufrir reflujo por la inmadurez de su aparato digestivo; si se le coloca boca arriba para dormir puede atragantarse, y la postura boca abajo está desaconsejada porque se relaciona con la muerte súbita en los lactantes. Pero para esto también existe una sencilla solución: “Nosotros compramos una almohada antivuelco, que sirve para posicionarlo de lado y que impide que se dé la vuelta”, apunta Mª del Rosario Guada.

Deposiciones. El estreñimiento es un problema frecuente entre estos bebés. La recomendación es que no permanezcan más de dos días sin realizar deposiciones. En caso de estreñimiento se debe acudir al pediatra o, si se es una madre experta, masajear suavemente el abdomen del bebé con círculos descendentes en el sentido de las agujas del reloj, primero un par de minutos en su lado izquierdo, y después otro par de minutos el lado derecho, repitiendo esta operación y finalizar masajeando todo su abdomen de izquierda a derecha. Otro movimiento de utilidad es mantener al bebé sobre su espalda, sujetando sus piernas juntas, y girarlas suavemente con un movimiento circular.

¿Apnea? Estas pausas respiratorias del niño suelen ser habituales en el hospital, pero no en casa. “Si los padres detectan pausas deben estimularlo y acudir al hospital”, advierte el dr. Manuel Sánchez. En caso de apnea, la enfermera Paula Burgos aconseja estimular al niño, pero nunca zarandearlo: “Si necesita un estímulo más intenso se le puede dar un pequeño pellizco en el pie o hacerle cosquillas”.

Mayor riesgo

El bebé prematuro es muy sensible a las infecciones respiratorias. ¿El motivo? “Sus pulmones son más reactivos y más pequeños, y encuentran mayor dificultad para superar estas enfermedades, por lo que pueden ser graves”, explica el dr. Manuel Sánchez. La bronquiolitis (infección en los bronquiolos) es una de las enfermedades que suele afectarles y en la mayoría de los casos requiere ingreso hospitalario. La provoca el virus sincitial respiratorio (VSR) y es muy frecuente en otoño e invierno. Existe un tratamiento preventivo aconsejado en estos niños, cuya base, tal y como explica el neonatólogo Manuel Sánchez, “consiste en la administración de un anticuerpo que ha demostrado reducir el riesgo de infección grave”.

Por regla general, los niños que nacen en época de epidemia de bronquiolitis suelen recibirlo en el hospital (tres inyecciones con un intervalo de un mes); el resto deben ponérselo en casa, tras el alta, aunque este tratamiento no está cubierto por el Sistema Nacional de Salud. Otro factor clave para evitar que contraiga infecciones respiratorias es no exponerlo al humo del tabaco, ya que diferentes estudios han demostrado que constituye un factor de riesgo de hospitalización por VRS para los prematuros. Asimismo, se debe evitar la guardería durante la época de epidemias, sobre todo en los nacidos con menos de 35 semanas de gestación, e intentar mantener la lactancia materna el mayor tiempo posible. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¡Uñas blancas! Ficha lo último en manicura http://t.co/6sl6e39cBS by @maguirre_missu Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Las 12 fashion 'addicts' que triunfan en #Instagram http://t.co/xs1sAF18HI Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Se llama cuerpo 10 y sus apellidos son comer bien, entrenar duro, descansar lo suficiente http://t.co/DnRHeGgcsA Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

RT @CarlaHinojosaR: Gracias a Andrea Sicilia, redactora de la revista @mujerhoy , por este artículo y por todo el interés… http://t.co/7YIi Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

La estafa del casting de Juego de Tronos en España se salda con 2 detenidos en Ibiza http://t.co/SVtlLqMNC2 Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

¡Genial! Los talones son para el verano y así los lucirás sin complejos http://t.co/a4vEymrmdm Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

¡Déjate sorprender! En el #instagram de @MujerHoy encontrarás cientos de ideas de moda y beauty http://t.co/e2ZKpRZJoc ¡Síguenos! Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Los mejores looks de julio http://t.co/TYp5LWLMb3 con @COOHUCO @collagevintage @FashionAndStyle @thedamselindior y @SincerelyJules Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

¡Tan linda! @maguirre_missu nos cuenta la boda de Ana y Alfonso en el blog #hastaquelabodanossepare http://t.co/ja5Vd1Oq2U Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

Sophie Marceau, la actriz con más 'charme' del cine francés, en la portada de @MujerHoy este sábado http://t.co/EHNiGlHhIP Hace 12 horas · responder · retweet · favorito