Heike Freire y las ventajas de "educar en verde"

Heike Freire

  • Son muchos los niños urbanitas cuyo contacto con la naturaleza es escaso, cuando no inexistente. Por eso ha nacido un movimiento de vuelta a la naturaleza, para permitir que los pequeños puedan disfrutar de las numerosas ventajas de mantener un contacto cotidiano con ella. Hacer de la infancia una aventura en la que los niños se sientan libres de mancharse las manos y la ropa, de jugar con el barro o de utilizar los palos y las piedras como juguetes.

Richard Louv, autor del revelador libro ‘El último niño en el bosque’, habla de lo que él denomina "trastorno por déficit de naturaleza". No se trata de una enfermedad en sí misma, pero sí de una carencia que a juicio del autor agrupa un conjunto de dolencias como la depresión, el estrés, el déficit de atención-hiperactividad o la ansiedad. En este sentido, la ‘vitamina N’ de naturaleza es esencial para el desarrollo saludable de la infancia, tanto a nivel físico como emocional, es nutritiva. Para conocer esta corriente de retorno a la naturaleza y las ventajas de las que podemos disfrutar en familia hemos hablado con Heike Freire, psicóloga y filósofa, especializada en la innovación educativa, autora entre otros de 'Educar en verde. Ideas para acercar a niños y niñas a la naturaleza'.

Mujerhoy.com: Cuando va a un colegio, sale a pasear o visita un parque, ¿qué es lo que ve? ¿Están los niños realmente tan desconectados de su entorno natural, tan 'desnaturalizados'?

Heike Freire: Depende mucho del lugar donde esté, la ciudad, el barrio, la escuela en cuestión pero, por regla general, a los niños y niñas de hoy les falta contacto con el entorno y la naturaleza. En los últimos 30 años han perdido su espacio de socialización natural, y resulta muy difícil verles en las calles. Puedes salir un día a pasear por Madrid, una ciudad de más de 3 millones de personas, y no cruzarte con una sola criatura, y menos aún con un grupo de niños jugando o desplazándose de manera autónoma. A veces voy a los parques infantiles, generalmente abarrotados de adultos; son un buen indicador de la importancia que damos en nuestra sociedad a las generaciones futuras y las ideas que tenemos a cerca de su bienestar: pequeños, diseñados sin contar con sus usuarios, en espacios que "sobran" o con los que no se sabe qué hacer, no suelen tener tan siquiera una fuente para beber, un árbol que dé sombra o un banco para sentarse (cosas todas ellas que los niños piden cuando les preguntas). Se les niega el acceso a la tierra (que nuestra cultura percibe como sucia) y, supuestamente se les protege con costosos suelos sintéticos, cuya toxicidad es mucho más elevada y que no suelen impedir las caídas ni amortiguar su gravedad. Los escasos juegos suelen ser pasivos y en poco tiempo a los niños les aburre subirse en un balancín, sin propuestas que les permitan participar y desarrollar su imaginación y creatividad.

En cuanto a los coles, aunque hay excepciones y cada vez son más los que se plantean un cambio, aún son frecuentes los patios encementados y vacíos, sin un árbol, sin acceso a la tierra o al agua, sin animales, sin huertos ni jardines, sin escondites y, como mucho, con una portería. En las clases predomina el plástico y los materiales abstractos: libros, fichas, esquemas, ordenadores...Y no se utilizan adecuadamente los recursos naturales y culturales que ofrece el entorno. Los alumnos de 5º de Primaria pueden estudiar los diferentes tipos de hábitats sin pisar ni una vez la hermosa dehesa que puede verse desde la ventana.  

>Niños y niñas van de un lugar a otro en coche y los fines de semana acuden a un centro comercial. Y pasan prácticamente todo su tiempo de ocio con las maquinitas...Así las cosas, nunca han visto un pollo vivo, pintan ovejas con dos piernas y si les preguntas de dónde viene la leche te contestan que del cartón.

Desde luego no es lo mismo vivir en Madrid que, pongamos por caso, en Vitoria, pero esta es, creo, la tónica general. Aunque también es cierto que cada día más escuelas, ayuntamientos, asociaciones de padres y de vecinos y familias están tomando conciencia de esta situación y adoptando medidas para mejorarla.

P. :¿Cuáles son las ventajas de que los niños mantengan un íntimo contacto con la naturaleza? 

H.F. : Por si conseguir una infancia más divertida y sana no fuera suficiente, hay otro sinfín de ventajas. Os digo quince de ellas:

1. Los niños con síntomas de TDAH tienen más facilidad para concentrarse después de pasar tiempo en la naturaleza.

2. Cuando disponen de vistas y contacto con el mundo natural, puntúan más alto en los test de concentración y auto-disciplina. A más verde, mejores resultados.

3. Los niños que juegan con regularidad al aire libre desarrollan más sus habilidades motoras de coordinación, equilibrio y agilidad, y caen enfermos con menor frecuencia.

4. Cuando pasan tiempo en espacios naturales, despliegan un juego más variado, imaginativo y creativo lo que les ayuda a desarrollar el lenguaje y las habilidades de cooperación.

5. La naturaleza mejora el desarrollo cognitivo ampliando la auto conciencia, la capacidad de razonamiento y de observación.

6. El mundo natural minimiza el impacto del estrés en la vida de los niños y les ayuda a enfrentar la adversidad.

7. El juego en un entorno natural reduce o elimina por completo los problemas de acoso.

8. La naturaleza ayuda a los niños a desarrollar su capacidad de observación, su creatividad y les proporciona una sensación de paz y unidad con el mundo.

9. Las experiencias tempranas en el mundo natural se han relacionado con el desarrollo de la imaginación y de la capacidad de maravillarse. Esta última es un factor decisivo en la motivación, a lo largo de toda la vida.

10. Los niños que juegan en la naturaleza tienen sentimientos más positivos sobre sí mismos y los demás.

11. Los entornos naturales estimulan la interacción social entre los niños.

12. Estar al aire libre desarrolla un sentido de independencia y autonomía.

13. Jugar fuera estimula todas las capacidades infantiles mucho más que los espacios cerrados.

14. El contacto cotidiano y las oportunidades de juego en la naturaleza, con unos valores éticos positivos, hacen crecer en los más pequeños un sentimiento de amor y  armonía con el mundo.

15. Los niños a quienes no se les permite ejercer su derecho al aire libre, pueden desarrollar actitudes biofóbicas y constituir una generación futura que no estará interesada en la ecología ni en la responsabilidad humana de cuidar y preservar la tierra y su diversidad.

P.: ¿Qué pueden hacer los padres para que sus hijos amen la naturaleza y se comprometan con ella?

H.F.: Son muchas las cosas que pueden hacerse: implicarse en la escuela para transformar los patios en jardines, huertos, granjas donde los niños puedan entrar fácilmente en contacto con la tierra. Presionar en la ciudad para se creen más espacios verdes y se transformen los parques infantiles en lugares de naturaleza y creación. Juntarse con los vecinos y montar huertos urbanos y pequeñas granjas en solares prestados o abandonados o azoteas donde haya siempre un pequeño espacio para que niños y niñas experimenten. Abrir sus casas a la naturaleza. Crear un club de naturaleza en el barrio. Organizar salidas a parques y jardines o espacios naturales cercanos con otras familias, crear grupos de juego con niños de distintas edades.Transmitir a nuestros hijos nuestro amor por la naturaleza pero desde el entusiasmo que sentimos, sin imponérselo ni obligarles. Lo importante es, como dicen los anglosajones, "empoderarse", sentir que podemos hacer, que somos dueños de nuestra vida y del presente y el futuro que queremos para nuestros hijos. Y darse cuenta que un pequeño paso puede ser grande. 

P. : ¿Qué iniciativas pueden adoptarse en los colegios?

H.F.: 
Lo fundamental en las escuelas es vincular la naturaleza al proyecto educativo del centro. Comprender que no es un adorno ni puede hacerse con ella una asignatura y menos aún una extraescolar. El contacto con la naturaleza debe trabajarse desde dentro del currículo como un área fundamental que puede servir de hilo conductor para todas las demás. Completar los aspectos energéticos de la educación ambiental y ponerla en el corazón de la labor educativa. A partir de ahí, con un equipo docente concienciado y motivado pueden emprenderse muchas acciones que ayudarán a resolver gran parte de los problemas que hoy tienen alumnos y profesores, desde los múltiples trastornos generalizados del desarrollo, a los problemas de atención o de acoso escolar. La transformación de los patios que indicado antes es fundamental. Pero si se hace un huerto y no se incluyen y desarrollan los aspectos didácticos, al cabo de un tiempo el interés decaerá, se abandonará o solo lo trabajará un profesor, un abuelo y no beneficiará a los niños. No se trata de embellecer la escuela, que siempre ayuda, sino de favorecer el contacto. En las aulas se puede hacer mucho también para cambiar los materiales didácticos, excesivamente abstractos y generalmente de plástico por otros más concretos y naturales; se pueden crear aulas al aire libre que pueden completar y enriquecer en el trabajo en las aulas cerradas. Y abrir la escuela al barrio, a la naturaleza circundante.

P. : ¿Son incompatibles la tecnología y la naturaleza?

H.F.:
 No solo son compatibles sino también complementarias. Richard Louv dice que cuanta más tecnología tenemos, más naturaleza necesitamos. El problema con la tecnología es que es fuertemente adictiva. Debemos reconocerlo y ponernos a trabajar para darle el lugar que le corresponde en nuestras vidas, ni más ni tampoco menos. Aprendemos a manejar "por dentro" los dispositivos electrónicos que aparecen en el mercado, pero nadie nos enseña a utilizarlos "por fuera", es decir, con un sentido, en respuesta a nuestras necesidades auténticas, como herramientas al servicio de nuestro bienestar. Y esto sucede también con los niños. Por eso tenemos que reflexionar, no aceptar todo lo que viene y ponernos a elaborar protocolos de uso, poner límites. Por ejemplo, no deberían tener pantallas en sus habitaciones, el tiempo máximo de uso diario debería ser dos horas (en lugar de 5 ó 6 ,que es la media actualmente), los menores de 3 años no deberían ver la tele, ni antes de los 7 u 8 jugar a la Play o de los 12 a juegos en red. Y socialmente deberíamos controlar y vigilar la tecnología. Está cambiando el cerebro humano y no sabemos muy bien hacia donde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Di con #LupaMH a @MujerHoy quién lució mochila de @CHANEL en @coachella y opta a este lote de @kikocosmeticsES http://t.co/nzFk9Qs0Wg Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Así es Laura Prepon, ¿nueva novia de Tom Cruise? http://t.co/hulQHDkMzo vía @Hoy_Corazon Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Duelo de estilo. Lady vs. Casual chic. Emma Watson y Katie Holmes presentan 'Boulevard' en Tribeca http://t.co/oC59csvK4Y Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Mejora la concentración, corrige posturas y previene lesiones... ¿Qué es? ¡Pilateeeees! http://t.co/wdQDO5oTNT Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Atractiva, inteligente y divertida pero... ¡no encuentro pareja! ¿Por qué? http://t.co/8RJry6N2KN Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Falso bob! Un peinado que nos atrae mucho. Fichamos los 10 más logrados de las famosas http://t.co/eXu5CORXDM Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Al mal tiempo, échale flores. Nos gusta este look femenino con estampado floral de @ZARA http://t.co/sisefrx13y Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¿Eres fan de 'House of Cards'? Fichamos el estilo minimalista de Robin Wright http://t.co/Heh7YTzDnt Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¡Buenos días! Arrancamos semana con toda la energía del mundo, ¡a por ella! Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Doña Letizia Ortiz con chaqueta de Felipe Varela en la Misa de Pascua http://t.co/QorY840gKn Hace 14 horas · responder · retweet · favorito