Algunos mitos que perjudican

  • Hay muchos consejos que recibimos durante el embarazo y la lactancia. Aunque vengan con la mejor intención es importante estar alerta para que una información deficiente no nos haga renunciar a dar el pecho o destetar demasiado pronto a nuestro bebé.

Dale cada 3 horas, 10 minutas en cada pecho

Se debe amamantar a demanda, esto es, respetando las necesidades y los ritmos del bebé sin restringir el número de tomas, ni la frecuencia de las mismas, ni el tiempo de succión. Los estudios científicos demuestran que cuando una madre amamanta frecuentemente desde que nace el niño, con un promedio de 10 veces cada 24 horas durante los primeros 15 días, su producción de leche es mayor, el niño aumenta mejor de peso y la madre amamantará durante un periodo de tiempo mayor.

La cantidad de leche empieza a disminuir cuando las tomas son poco frecuentes o restringidas. Aunque muchos bebés mayorcitos pueden tomar la mayor parte de su leche en los primeros cinco o diez minutos, esto no es generalizable a todos los niños. Los recién nacidos que están aprendiendo a mamara, no siempre son tan eficaces al pecho y a menudo requieren más tiempo para comer. Poder mamar también depende del reflejo de subida de la leche materna. Aunque a muchas madres les sube la leche casi inmediatamente, a ottras no les sucede igual.

En algunas mujeres, la subida de la leche es escalonada, tiene lugar varias veces durante una sola toma. En vez de adivinar, es mejor permitir que el niño mame hasta que muestre señales de satisfacción, tales como soltarse él solo o tener las manos y los brazos relajados.

Dale los dos pechos en cada toma

Es mucho más importante dejar que el niño termine de tomar del primer lado antes de ofrecerle el segundo, aunque esto signifique que rechace el segundo pecho durante esa toma. La última leche (que contiene más calorías) se obtiene gradualmente conforme se va vaciando el pecho.

Algunos niños, si se les cambia de lado de forma prematura, se llenarán de la leche primera, más baja en calorías, en vez de obtener el equilibrio natural entre la leche del principio y la del final. Como resultado, el niño no se satisfará y perderá peso. Sin embargo, durante las primeras semanas, muchas madres ofrecen ambos pechos en cada toma para ayudar a establecer el suministro de leche.

El lactante necesita el chupete para aprender a mamar

Los bebés nacen con el instinto de succión muy desarrollado y preparado para el pecho materno. Los chupetes y las tetinas pueden calmara ese ansia de succión, reduciendo la cantidad o la duración de las tomas y con ello la producción de leche. Además, la succión al pecho (en la que se ordeña el pezón) es difernte a la succión de la tetina (en la que se nuerde la tetina) y por ello, dar al recién nacido tyetinas o chupetes interfiere en el inicio de una buena lactancia materna, por lo que UNICEF desaconseja el empleo de tetinas y chupetes en los primeros meses de vida.

Por lo tanto hasta que la lactancia esté bien establecida (tercer o cuarto mes) es recomendable imprescindir de ellos. Además, está cientificamente probado que su empleo puede provocar la aparición del síndrome de confusión tetina-pezón, interfiriendo en una adecuada succión y siendo, muchas veces, responsables de la aparición de grietas en los pezones.

El niño llora, eso es que tiene poca leche y pasa hambre

Cada madre tiene toda la leche que su bebé necesita, ni más ni menos, porque produce lo que su pequeño demanda. Los primeros días incluso puede tener más debido a que la producción se está regulando.El bebé no pasará hambre mientras se alimente a demanda.

Puede llorar por muchos motivos, a veces inmediatamente después de haber mamado: porque le duele la tripa, el pañal está sucio, tiene frío o calor, molestias en el oído, necesita más contacto, oír una voz conocida que le dé seguridad o el latido del corazón.

No le cojas en brazos que luego se acostumbra

Los recién nacidos han estado en contacto con el cuerpo de su madre 9 meses y luego, nada más nacer, se pretende que sean autónomos y que pases la mayor parte del tiempo solos. Esto es un error, primero porque el ser humano es la única especie de mamíferos que nacen inmaduros, esto es, necesitan del apego de su madre, su seguridad y contacto para poder mamar adecuadamente y desarrollarse por completo.

No olvidemos que nuestra especie está indefensa y no aprende a andar hasta el primer año de vida, lo que no sucede con otros mamíferos. Y segundo, cuanto más contacto y seguridad demos a nuestros hijos más autónomos serán en un futuro.

Tu leche es aguada

Al principio de la toma, la leche que sale de cada pecho es casi tranparente a la vista, caracterizándose por ser más líquida, ligera y con poca grasa, por lo que da la sensación de ser una leche aguada, pero no por ello menos importante que la del final de la toma, más espesa y calórica.

El bebé necesita agua para no deshidratarse

La leche materna incluye en su composición todos los nutrientes necesarios para la correcta y completa alimentación de nuestros hijos. Asi que, si toma el pecho siempre que lo pida, no necesiterá ni agua, ni infusiones, ni zumos, y mucho menos leche de fórmula o papillas hasta que cumpla seis meses. Las madres bereberes no dan agua a sus bebés mientras les amamantan a demanda.

Si tu pecho está blando es que te está quedando sin leche

No tiene nada que ver con lo duro o blando que esté el pecho con la calidad de leche que se produce en ellos. Al principio, cuando la lactancia aún no está totalmente instaurada, los pechos están llenos, duros y gotean; pero poco a poco la producción de leche se irá reduciendo para adecuarse a la demanda del bebé, normalizándose el estado de la mama.

Normalmente es alrededor de los tres meses cuando se produce esta normalización de la mama. La madre, de repente, nota que sus pechos ya no están tan duros y que incluso su tamaño es el de siempre. En muchas ocasiones esto suele coincidir con una crisis de crecimiento del bebé, es decir, una etapa en la que el niño necesita más leche de la que produce su madre para seguir creciendo.
 
Para conseguir la nueva cantidad de leche que necesita, aumenta el número de tomas y la intensidad de las mismas durante unos días, hasta que consigue de nuevo ajustar la producción a sus necesidades. Cuando estos hechos coinciden (pechos blandos y aumento de demanda) puede hacer que la madre piense que se ha quedado sin leche y comience a introducir biberones de ayuda.

Por tanto, alrededor de los tres meses se puede producir un momento de crisis que da lugar al abando innecesario de muchas lactancias. Esto podría evitarse si, tanto las madres como los pediatras, estuvieran convenientemente informados.

Se va a empachar si le das de mamar otra vez

La leche materna se digiere facilmente. También hay que pensar que su estómago es muy pequeño, se vacia igual de rápido que se llena. Debemos confiar en nuestro bebé: el que es alimentado con leche materna ¡nunca va a empacharse!.

A partir del año tu leche ya no alimenta La composición de la leche materna cambia de acuerdo con las necesidades del niño conforme éste madura. Aun cuando el niño ya es capaz de recibir otro tipo de alimentos, la leche materna es su fuente primordial de nutrición durante los primeros doce meses.

Se convierte en complemento de los alimentos al segundo año de vida. Además, el sistema inmunológico del niño tarda entre dos y seis años en madurar. La leche materna continúa complementando y ayudando al sistema inmune mientras el niño la siga tomando. El desconocimiento de las necesidades de los bebés (y de más mayorcitos) nos hacen pensar que “la teta es vicio” a partir de cierta edad.

Chavalucos, publicación colaboradora de hoyMujer, es una revista sobre maternidad y crianza que se distribuye por la cornisa cantábrica

web: www.chavalucos.es

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¡Feliz cumpleaños, Amy Adams! Analizamos su estilo en 10 looks. https://t.co/dmb9nTqTBL https://t.co/FqIaOKviLB Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¿Tienes la tensión baja? No dejes de hacer deporte. Practica ejercicio así https://t.co/vUUuspOpos Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Los Reyes rinden homenaje a las víctimas del atentado de Barcelona. https://t.co/UTkcA8DOAH https://t.co/uJY920LxrQ Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Sara Carbonero sabe qué pantalones vaqueros hacen mejor culo.. Y tú, desde ahora, también https://t.co/Wles8f4rLz https://t.co/6vrTiMLhwI Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Algas para salvar tu piel. https://t.co/HhWXO0sqWv https://t.co/ZD3fL0ONSY Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

¿Sabías que Jim Carrey es un gran pintor y que Angelia Jolie pilota aviones? hay famosos que tienen talentos oculto… https://t.co/P9Akl9hSHq Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

Triste noticia... Muere Nati Mistral a los 88 años. #DEP https://t.co/mZqu3ghAuz https://t.co/JkWVAobY7X Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

Khloé Kardashian y otras famosas que adelgazaron por desamor. https://t.co/bVq8tPC3bd https://t.co/hmqRZNMt8V Hace 8 horas · responder · retweet · favorito

Aunque hace solo unos días que están en las tiendas, ya (casi) se han agotado. Estos son los best sellers de… https://t.co/WJC1sKcGmu Hace 9 horas · responder · retweet · favorito

Cuatro mujeres que han cambiado Cuba. https://t.co/piQjSxtIit https://t.co/JkSd8oKcQX Hace 10 horas · responder · retweet · favorito