“Mi primer contacto con el tema fue una charla que dio una amiga en la que explicaba cómo era un parto hospitalario y cómo era uno en casa. Aquello me chocó mucho y empecé a investigar por mi cuenta...”

"Leí algunos libros y me informé sobre el tema con testimonios de mujeres y sus partos. Con esa información, la opción de parir en casa se afianzó, pues considero que es el mejor lugar, en condiciones normales, para dar la bienvenida a la vida de tu bebé. Por intimidad, comodidad para mí por ser mi ambiente, y sin presiones externas ni más intervenciones que las precisas, tales como el rasurado, la episiotomía, la oxitocina sintética, la epidural, o la postura forzada. Nuestro primer hijo, Olmo, nació en casa y con esa experiencia previa ni me lo pensé".

Contacto con los matrones

"Conocí a los matrones a través de la misma amiga que dio la charla sobre el parto en casa. En cuanto supe que estaba embarazada me puse en contacto con ellos. Son dos personas, Luis y Sonia, matrones de profesión en Bilbao, y que han formado una sociedad para dar cobertura legal a sus intervenciones domiciliarias. Quedamos en conocernos a mitad del embarazo y en ese primer encuentro se trató un poco de todo. Se nos habló de todas las posibles complicaciones (incluso la muerte) y de que si llegado el momento hay un problema que no se puede atender en casa, hay que estar dispuestos para acudir al hospital. Como era nuestro segundo hijo, teníamos algo de camino hecho. También firmamos un consentimiento asumiendo la responsabilidad de parir en casa. Hay que decir que durante el embarazo sigo todos los controles de la Seguridad Social con mi médico de cabecera. Toda la información se la doy a los matrones para su seguimiento. Después, a un mes de la fecha del parto, quedamos en nuestra casa para que conociesen su ubicación y cómo es para el desarrollo del parto; dónde están las cosas, posibilidad de parir en el baño, etc".

Desarrollo del parto

"Había pasado una semana desde que salí de cuentas y tuvimos la visita de una amiga de Logroño (Estibaliz). Ese día se quedó a dormir en casa pensando que no me pondría de parto. Bromeamos sobre eso, les dije que se prepararan que esa noche iba a haber juerga. Y efectivamente, a la una de la mañana me despertó una contracción muy fuerte. Fui al baño, volví a la cama y empecé a mirar el tiempo. Cada seis minutos tenía contracciones, que cada vez eran más fuertes. Avisé a mi marido. Volví al baño y ya eran cada menos tiempo y más fuertes. También se levantó mi amiga , que ayudó a mi marido en todos los preparativos; poner plásticos y toallas, poner la calefacción, calentar agua. Luego me estuvo grabando en vídeo y haciendo fotos, y en todo momento estuvo atenta a cualquier necesidad tanto mía como de los matrones sin interferir en nada durante todo el parto. Bueno, a la una y media llamamos a Luis (el matrón). Él vive en Bilbao, pero enseguida fue a buscar a Sonia, la otra matrona, y se pusieron en marcha hacia casa, pues yo vivo en Cantabria. Llegaron poco más de una hora después. Rompí aguas, no mucha cantidad y echándolo poco a poco. Justo cuando llegaron ellos empecé a empujar. Me asusté un poco, era algo que no podía controlar, me salía de dentro (nunca mejor dicho), todo era muy rápido, nada doloroso...No tenía nada que ver con el primero. Los matrones se cambiaron de ropa y se pusieron cómodos (en chandal). Traen todo lo necesario; instrumental médico, también tijeras, pinzas para el cordón umbilical, gasas...Todo metido en paquetes y esterilizado, toallas de hospital, empapadores...Todo muy higiénico. Vieron la situación y dejaron que siguiera su curso estando conmigo. Me dijeron que si me quería poner de pie, estar sentada en una silla especial en forma de U o tumbada en el sofá. Decidí parir sentada. Empezó a salir la cabecita. Justo antes de empezar a salir la cabecita me pusieron una toallita caliente para intentar evitar el rasgado (aunque al final se produjo). Me comentaron que no siguiera empujando y que respirara. Venía con una vuelta del cordón sobre el cuello pero, antes de salir, Luis se la quitó sin problema. El niño salió sin ninguna dificultad. Eran las 4:40. Me lo pusieron en brazos. ¡Era enorme!, ¡Maravilloso! Esperamos a que saliera la placenta, unos 20 minutos más o menos. En ese momento es cuando los matrones celebran la buena marcha del parto. El parto no termina hasta que sale bien la placenta. Después, mi marido cortó el cordón umbilical".

El test de apgar

"Los matrones, por su experiencia, ven al bebé, cómo están con su madre, su color, la respiración, los movimientos, el tamaño, etc. Le pusieron un nueve de diez (no le pusieron diez porque salió un poco moradito). Luego, con tranquilidad, cuando el niño estaba mamando y yo estaba tranquila le miran algo más, le oscultan, controlan los latidos, respiración..."

Rasgado

"Después de salir la placenta y descansar un poco, me cosieron el rasgado. No sentí dolor a pesar de que no quise que me aplicasen anestesia. Ellos me la ofrecieron. Mientras me cosían, estaba mamando el niño. Estuvo como una hora y media mamando".

Descanso después del esfuerzo
 
"Recogieron en el salón todas las toallas, plásticos y demás materiales utilizados durante el parto. Parecía que allí no había pasado nada. Y decidimos irnos todos a descansar. Eran sobre las 7:30 de la mañana. Como tantas otras cosas, esto es algo que nunca se podrá hacer en un hospital, que a las tres horas de parir te metas en tu cama con tu marido y tu hijo. Fue algo precioso. Descansamos dos horitas más o menos. Luego los matrones se fueron. Vinieron al día siguiente para ver al niño y a mí (los puntos del rasgado). La experiencia con Luis y Sonia ha sido muy bonita. De hecho, pasado el tiempo les siento cerca.Hubo muy buen ambiente, mucho cariño, parecía que nos conociéramos de toda la vida. Es importante a la hora de decidir parir en casa que haya feeling con los matrones".

Mejor que la primera vez

"Con Olmo fue mucho más duro. Era primeriza y además creía que iba a ser un parto corto, igual que cuando mi madre me tuvo a mí, pero no fue así. Las contracciones fuertes fueron a partir de las nueve de la noche y di a luz a las cinco y veinte de la mañana. Creo que me impacienté al no acabar de dilatar. El parto se alargó mucho y me iba cansando, además hacía muchísimo calor. La matrona me hizo unas maniobras para despegarme las membranas para que dilatara más. Fue muy doloroso, un parto difícil. El ambiente fue más tenso".

El encuentro con su hermano

"Nos planteamos si era bueno que estuviera presente en el parto de su hermanito. Pensé que si tenía que estar pendiente de lo que hacía Olmo, no pondría tanta atención al parto. Al final las cosas vinieron como vinieron. Olmo no se enteró de nada, durmió plácidamente hasta que a las 8 de la mañana se metió a la cama con nosotros y se encontró con Gael. Al principio no le dio mucha importancia y luego ya le empezó a achuchar y a besarlo".

Ventajas e inconvenientes

"El ser consciente de tus actos tiene sus desventajas respecto a delegar, ya que asumir la responsabilidad de tus decisiones a veces es agotador. En el caso de parir en casa, todo lo que conlleva el informarte sobre ello, también la presión social y familiar ante un hecho raro. Y luego, un inconveniente muy claro es el económico: el coste en nuestro caso ha sido de alrededor de 1.500 euros. Las ventajas, a pesar de esto, ya las he ido diciendo: es que como en casa no se está en ningún sitio...incluso para parir".

Chavalucos, publicación colaboradora de hoyMujer, es una revista sobre maternidad y crianza que se distribuye por la cornisa cantábrica.

web: www.chavalucos.es

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

#recetas Se nos hace la boca agua con esta receta de pasta con salsa boloñesa, muy fácil de hacer!… https://t.co/Nqfzcw0lvj Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Decoideas! Ficha las propuestas de @eatfashionblog para llevar la primavera a tu mesa https://t.co/6TslQiJ3WJ https://t.co/eLOik2rbjh Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Seis razones por las que quedarte en casa este fin de semana es un acierto y te harán disfrutar #nesting… https://t.co/Tz5bIOST3I Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Las cremas y sopas que te ayudarán a combatir la astenia primaveral https://t.co/8eHDOmlRtm https://t.co/c3KV5APEYV Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Entrevista a María del Monte cuando celebra sus 30 años en la profesión, vía @corazon_czn https://t.co/ZNAnxrsnjz https://t.co/AwqzRDv6aq Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

¡Se llevan los lazos en el pelo! Descubre cómo los lucen las famosas #ThingsWeLove https://t.co/ostl8fbJVq https://t.co/hoSN694OL1 Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Aquí tienes algunas ideas de #decoración para tus terrazas en verano, porque soñar no es malo!… https://t.co/iihFCChC8A Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

¿Por qué los zapatos feos son tendencia esta primavera? ¡No lo entendemos! https://t.co/CVfZooA5Vn https://t.co/WfcUa2DVZP Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

¿Qué tal un poco de ejercicio para comenzar la #operaciónbiquini a tiempo? #fitness https://t.co/1CrXz0Ul2R Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Ojeras, bolsas, arrugas y párpado caído: 8 tratamientos para controlar los 4 problemas que acechan a tu mirada… https://t.co/MeLYfHOcBv Hace 6 horas · responder · retweet · favorito