El nombre que nos ponene nuestros padres y el que nosotros ponemos a nuestros hijos, casi siempre esconde una trama familiar imaginaria. Depende de nosotros aceptar y asimilar el deseo que nuestros progenitores tuvieron al ponérnoslo y conviene pensar mucho cómo llamaremos a nuestros descendientes

Seguro que conoces las razones por las que te pusieron tu nombre . Es probable también que te guste y que te sientas cómoda con él. Pero abundan los casos en los que esto no es así. Hay personas que los modifican de un modo u otro, para que no se parezcan al original.

Lo cierto es que el nombre propio se hunde en los orígenes de nuestra subjetividad. Antes de saber quiénes somos nos llaman ya por nuestro nombre. Éste nos marca para toda la vida sin que hayamos participado en la elección. Lo deciden nuestros padres de acuerdo con sus gustos personales o sus necesidades. Y es que nacemos dentro de un entramado de deseos que pertenecen a nuestros progenitores.

El nombre puede estar asociado a una persona querida por nuestros padres, formar parte de una tradición familiar, haber sido escogido en función de su originalidad, de su rareza De cualquier forma, constituye una marca importante en la subjetividad de cada uno de nosotros, pues puede estar cargado de deseos inconscientes que pertenecen a la trama familiar. En ocasiones, nos cuesta identificarnos con nuestro nombre porque nos coloca en un lugar que no nos gusta. Sin embargo, si investigamos los motivos de ese disgusto, podremos cambiar la relación que tenemos con nuestro nombre.

Esta situación es la de Lolita. Aunque su nombre era el de su abuela, Dolores, a ella la llamaban con el diminutivo para diferenciarla de su madre, Lola. Había así tres generaciones con el mismo nombre, aunque una era Dolores; la otra, Lola y, la tercera, Lolita. La abuela siempre estaba enferma y la madre de Lolita se pasaba la vida cuidándola y era muy dependiente de ella. La nieta, por su parte, se había identificado tanto con su abuela que su salud era precaria y con frecuencia padecía fuertes dolores de cabeza. Lolita acudió a un tratamiento psicológico en el que resolvió la ambivalencia sentimental que tenía hacia su madre y pudo escapar del diminutivo, que la infantilizaba, y llamarse Lola, un nombre que siempre le había gustado, pero que sentía que pertenecía a otra. Dejó de molestarle también que la llamaran Dolores, para entonces con el tratamiento se le había quitado los dolores de cabeza.

Una historia pasada

Mientras Lola (antes Lolita) somatizaba el conflicto que tenía con su nombre, Ernesto entró en una depresión sin saber que en él estaba la clave de su melancolía. Era un brillante estudiante, hasta que al poco de cumplir 24 años comenzó a decir que no quería estudiar, que no quería salir, cayendo en una fuerte depresión. Sus padres le llevaron a una psicoterapia y allí descubrió muchas cosas sobre sí mismo.

Ernesto se llamaba igual que un tío suyo que había sido un aventurero y había muerto muy joven, convirtiéndose en un mito familiar. Tras ese mito había algo oculto, pues lo cierto es que su tío se había suicidado. La familia no fue capaz de aceptar la verdad y se inventó otra historia más acorde con sus deseos. La depresión de Ernesto, que denotaba la falta de deseo de vivir, estaba conectada con el mito familiar. Justo cuando cumplió la edad en la que su tío se suicidó, también él se dañó psicológicamente, como si tuviera que ocupar el lugar de un muerto. Durante el tratamiento, se interesó mucho por la vida de su familiar y descubrió la verdad, liberándose de la historia pasada. Cuando acabó el tratamiento había logrado construir un mundo subjetivo propio. Ya no tenía que sustituir a nadie, sino vivir y disfrutar de su vida.

Sustituir a un precursor

La forma de vivir los nombres tiene mucho que ver con la subjetividad de cada uno, pero el peso simbólico que posea para la familia puede convertirlo en una carga. El caso que más y peor afecta es el de llevar el nombre de una persona muerta y a la que en alguna medida se pretender sustituir. Por ejemplo: Un hermano fallecido: Salvador Dalí heredó su nombre de su hermano mayor que murió dos años antes de que naciera el pintor. En sus memorias decía: Siempre quise probarme que yo existía y no era mi hermano muerto. Elección familiar: la construcción de la identidad será menos conflictiva si el nombre que llevamos deja un margen amplio de libertad porque no está cargado con deseos que cubran carencias en los padres. ¿El padre o el hijo? En ocasiones, llamarse exactamente igual que el padre o la madre puede hacer más difícil la construcción de la identidad porque, para diferenciarse, siempre hay que nombrarse en relación a ellos.

Cambios de nombre y vida

El nombre es un componente esencial del ser humano, es un fragmento de su alma. En muchas ocasiones provoca cambios a lo largo de la vida y marca diferentes etapas. Nos llamaban de una forma en la familia, donde se usan con frecuencia los diminutivos que nos colocan en una posición infantil de la que no siempre es fácil escapar. Pero con frecuencia logramos que nos llamen de otro modo fuera de casa, con los amigos o en el trabajo. Que un nombre sea muy raro puede gustar o no, depende de lo que signifique y de la trama familiar imaginaria que empujó a los padres a llamarnos así

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¿Quieres que hagamos un reportaje de tu boda? Ficha la última que hemos contado en #hastaquelabodanossepare http://t.co/QQ0j3TBx1N Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Pulseras, pendientes y collares bohemios. Nos encanta la colección de @COOHUCO para @Joidart http://t.co/06mw4NGuwc Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¡A comer! Nos encanta esta #receta de hamburguesita de atún y wasabi http://t.co/D4kCKWX1gI Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¿Con qué música entrena cuerpazo? Ficha la playlist de @David_Busta para @DeezerEspana http://t.co/qqpI6nz2Bm Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¡Sexy! Ficha el making of de la sesión con @NataliadeMolina http://t.co/LibZn811M9 by @Miguel_Casti80 para @joseherreraf Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Adoramos las botas altas! ¿Cuál te gusta más? http://t.co/fGW00vXOlp Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Working girl! 10 looks ideales para lucir estilazo en el trabajo http://t.co/RIQlZBaoMo by @maguirre_missu Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Looks de inspiración 'country', con cuadros, grecas y denim http://t.co/XI03LOfPEo by @joseherreraf Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Don Juan Carlos reveló el futuro profesional de @alo_oficial sin darse cuenta http://t.co/RuNDeGWGju vía @Hoy_Corazon Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Vestido de @zadigetvoltaire y gabardina de @ZARA ¡Nos encanta el look en tonos nude de @marsaura ! http://t.co/8F2vtJl0cY Hace 3 horas · responder · retweet · favorito