Una niña de 13 años llama a un teléfono de ayuda a la infancia. Se siente muy deprimida. Su madre la ha amenazado con echarla de casa. Su padre ha llamado para decir que no quiere volver a verla. Antes tenían una buena relación, pero ella no le cae bien a la nueva novia de él. Su madre lleva cuatro meses sin hablarle y ha comenzado a dejarle la cena en la puerta de su habitación. Dice que tiene sus propios problemas y que no puede afrontar también los de su hija.

En este caso (real, por cierto), todos podemos reconocer las señales de maltrato, aunque nadie le haya puesto la mano encima a la niña protagonista. Es una víctima de la violencia emocional o psicológica que sufre un 35,4% de los menores maltratados, de acuerdo con los datos del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia.

Este tipo de abuso es el segundo más frecuente entre niños. El más habitual es la negligencia o abandono, que afecta al 86,4% de las víctimas, y el más raro, el abuso sexual, que sufren un 3,6%. Entre ambas cifras se encuentra la violencia física (19,9% de los casos). En total, unos 40 millones de menores padecen cada año algún tipo de maltrato, según la Organización Mundial de la Salud. En España, en 2006 se abrieron 6.400 expedientes relacionados con este problema.

DEL AISLAMIENTO AL TERROR

Pero volvamos al maltrato psicológico. En la llamada de esta niña podemos ver, como mínimo, cinco de las formas que adopta: rechazo al niño a menos que cumpla algún objetivo del maltratador (el padre prefiere dejar de verla porque no tiene una buena relación con la pareja de él), aislamiento (la madre le niega el acceso a las comidas familiares), negación de cariño (le retira la palabra), atmósfera de terror (la amenaza con expulsarla del hogar) y expectativas desproporcionadas para su edad (le da a entender que tiene que resolver sus propios problemas).

Otros recursos frecuentes son los insultos, el desprecio (“No vales nada”, “no deberías haber nacido”) o la prohibición de realizar actividades propias de su edad. El maltratador también puede humillar al menor, preferir de forma marcada a otro hermano o mostrarle aversión. Incluso puede recurrir a la “violencia indirecta”, maltratando a su mascota o rompiendo su juguete preferido. Todas estas formas implican hostilidad activa del padre hacia el niño (al contrario que la negligencia, que supone ausencia de respuesta a sus necesidades) y, según un estudio realizado en el Reino Unido, afecta al 6% de los niños de forma habitual y grave.

Pero, si es tan frecuente, ¿por qué hace tan poco que empezamos a oír hablar de él? Tal vez porque es el más difícil de definir, de detectar y de atajar. Resulta muy difícil percibir los indicios de que un niño está siendo víctima de maltrato emocional. No hay lesiones físicas que funcionen como señal de alarma y las psicológicas pueden quedar ocultas durante años o ser atribuidas a otras causas.

Entonces, ¿cómo podemos saber que un niño está siendo víctima de este problema? Según Mary Marsh, directora de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad hacia los Niños (NSPCC) del Reino Unido, es fundamental estar atentos a los cambios en el comportamiento del menor: “Algunos pueden volverse agresivos; otros, en cambio, se retraen. También pueden mostrar falta de confianza, suelen tener baja autoestima, creen que no valen para nada, probablemente porque es lo que les dice el maltratador. A menudo, empiezan a ir mal en el colegio. Y además, hay señales físicas: crecen menos de lo que deben, comen mal...”.

Las señales son sutiles y por eso es necesario que todos los adultos cercanos sean capaces de reconocerlas. Incluso los propios niños, porque la experiencia nos enseña que las víctimas suelen contárselo en primer lugar a un amigo. Y si ese menor sabe que el trato que recibe su amigo no es aceptable y le han explicado a quién debe recurrir, será más fácil romper el ciclo del maltrato.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¿Tienes hambre a todas horas? Esta rutina de ejercicios te ayudará https://t.co/xpSWIMksOl https://t.co/zzialXdwNl Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Despídete de tu barriga y presume de vientre plano y firme este verano by @ana_anaparrilla https://t.co/eRnmp0bPf9 https://t.co/shGI32rEcP Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Nos hemos ido de compras! Y eso es lo que hemos encontrado https://t.co/DgYWbMxZBS Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Entre los 9 alimentos que ayudan a que tengas la tripa menos hinchada está... https://t.co/7GEnXMhQ9z https://t.co/YnOSSUJMub Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Fondos de maquillaje con un plus: protección solar ¡Imprescindibles! https://t.co/qlZqtAQHbF https://t.co/oqB04vpsPi Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Aún estás a tiempo de conseguir tu invitación gratuita para el #CancerBeautyCare que reunirá a expertos y pacientes… https://t.co/O9tSGu4W9g Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Carmen Sevilla, enferma y sola, en la portada de la revista @corazon_czn https://t.co/Yar0H5OhUO https://t.co/Z4gJ7Z0Pfp Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Los ejercicios con los que podrás calmar la ansiedad de comer a todas horas https://t.co/xpSWIMksOl https://t.co/TDbt4e6jbu Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito