Consumo

Foto: Madrid, 23 feb (EFE).- Los talismanes no dejan de ser objetos externos a la voluntad propia de sobrevivir y de buscar ...

La fuerza irresistible del talismán - Imagen 1

Madrid, 23 feb (EFE).- Los talismanes no dejan de ser objetos externos a la voluntad propia de sobrevivir y de buscar la felicidad, pero, a veces, esos pequeños objetos encauzan el pensamiento hacia la búsqueda de la suerte y se convierten en nuestros pequeños fetiches en los que creer a fe ciega. Talismanes los hay ancestrales y los hay individuales, personales, como migajas en un camino que nos indican el sendero.

Los talismanes son esas piezas con extraños dibujos, pequeños objetos que han formado parte de nuestra vida u otro tipo de elemento, desde piedras a partes del cuerpo humano o animal a las que dejamos colgado buena parte de nuestra fe para que nos insuflen la confianza necesaria en nuestra suerte o, en el peor de los casos, la mala suerte.

Una larga tradición ha hecho de los talismanes esos objetos de nuestros pequeños deseos y ha encauzado los presentimientos y, a veces, el destino de muchos hombres y mujeres.

Desde el principio de su existencia el talismán ha sido una tendencia instintiva hacia el brillo, el color, la radiación de la piedra pulimentada, del mineral o del fulgor deslumbrante de una joya. Las piedras preciosas tienen un poder de atracción irresistible. No depende ese imán o fuerza imantada de que gozan de su valor. Depende de la rara cualidad que poseen para magnetizarnos, y no siempre con idéntica fuerza.

De esa fuerza extraña que despertó en nosotros el deseo nació el talismán.

El talismán no se reduce a la joya, pero la joya fue la base del talismán.

La mayoría de los talismanes no ofrecen otro resultado que la fe de quien lo posee. Y la mayor parte de las veces esa fe está sustentada por la repetición de un mismo mensaje, que ha pasado a formar parte del subconsciente colectivo. De tal manera que si obra sobre la persona que lo utiliza, no depende de la eficacia del talismán sino de la voluntad que firmemente al talismán sigue, y acaba por influir ciertamente sobre la persona que lo usa.

El efecto innegable del poder del talismán se halla en relación directa de la fe que en él ha depositado el individuo.

Toda nuestra vida se halla rodeada de misterio, un misterio del que no nos podemos sustraer. Da la impresión de que fuerzas ocultas actúan sobre nosotros en tal forma, que aún intentando sobreponernos a ellas parece inútil la resistencia. Cuando el presentimiento nos acomete, ya para sentir el bien o el mal lejanos, un fenómeno de subconsciencia nos marca el camino a seguir, se convierte en el principio de ese camino que nos marcará los pasos que sigamos.

En ocasiones un suceso de menor importancia trastorna nuestra vida. Un presentimiento nos ha hecho pensar en la certeza de ese acontecimiento inesperado. El mismo presentimiento nos indica el acontecimiento; tal sucede al jugador que acierta cuatro veces un mismo número por instinto.

Ocurre frecuentemente, no sólo a las personas incultas, sino a hombres de sobresaliente inteligencia que, obsesionados por la idea de la desgracia o de la fortuna, una voz interior les anuncia la realización de su deseo, subconscientemente traducido en el capricho de hallar el trébol de tres hojas o suponer que un mueble o un objeto cualquiera de la casa, origina la desdicha.

Y como la voluntad se aferra a la creencia por obra de operaciones subconscientes indescifrables, la voluntad, unida a la firme convicción de que aquello trae aparejada la felicidad, la felicidad se produce.

Uno de los talismanes más venerados en distintas civilizaciones ha sido el que representaba al falo por su protagonismo en la procreación humana, poder que se extendía también a la agricultura, donde la veneración de este símbolo procuraba el beneficio de las cosechas. En Grecia como en Roma, el culto fálico produjo inmensas ganancias a los artífices dedicados a componer y montar figuras de falo en sortijas, brazaletes, anillos, etc.

Los signos cabalísticos fueron otros de los motivos incrustados en joyas y piedras que se extendieron entre los antiguos, y que permanece en la actualidad, como talismanes de buena y mala suerte.

En la Edad Media, el uso de los venenos en las sortijas y la forma que a estas sortijas se les daba, crearon la superstición respecto a las que con igual figura se adoptaron siglos después.

Sin duda alguna, junto a la fe, el uso de crucifijos, escapularios, estampas, medallas y emblemas, no deja de exteriorizar un remedio firme contra la desgracia, y si bien en este caso se une la creencia religiosa al propósito, no deja por esto de considerarse como talismán, lo que realmente debiera colocarse en plano superior.

Pero, aparte estos simbólicos signos que exteriorizan el sentimiento religioso, los talismanes, lejos de suponer superchería, indican, relaciones muy íntimas de voluntad y conciencia.

Los animales desempeñan un papel muy importante en la composición de talismanes, filtros y drogas amorosas, no solamente en los grimorios (libro de fórmulas mágicas) de los ocultistas de la Edad Media o en las recetas de los brujos del campo, sino que también se observan en las costumbres de los pueblos de la India.

Un hueso de pavo real o de la hiena dorada, sujeto a la mano hace que cualquier hombre resulte agradable para todo el mundo. El propio éxito se consigue si se sujeta en la mano un rosario de granos de azufaifo y de conchas, encantado de la forma que indica el Atharva (Libro de los encantos mágicos).

El pelo es la más noble de las sustancias humanas utilizadas. Por esto desempeñó y sigue desempeñando un importante papel en los asuntos amorosos.

El anillo nupcial es uno de los talismanes por excelencia. Ningún elemento falta en su confección y uso. Es preciso que esté fabricado con un metal puro. Muchas de las veces aparece el nombre de los desposados o sus iniciales que se entrelazan en la parte interior, con la intención de grabar en el subconsciente esta unión.

Para consagrar definitivamente su poder y ponerlo bajo la protección de Dios, el ritual romano contiene una solemne fórmula que el sacerdote dirá, y mediante la cual ruega al Eterno “que infunda en él su gracia, a fin de quien lo lleva puesto se vea animado por el espíritu de la celeste defensa”, y pronuncia sobre la alianza del esposo las siguientes palabras: “Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”.

Por Isabel Martínez Pita

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

12 nuevas cremas hidratantes para tu rostro by @ana_anaparrilla #Belleza #Tratamientos https://t.co/1lQvDWRRzo https://t.co/GAwNmHcX8r Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

"No tengas miedo a cometer errores. De ellos salen las mejores lecciones". Buenos días y #felizmartes https://t.co/04XsPQH4yx Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Nuestra @marsaura lo vuelve a conseguir... Pedazo de look! Queremos ese vestido! 😍https://t.co/gi4xrIdgYH #moda https://t.co/iOJDfhfaCQ Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Nos vamos de compras! Esta son las novedades de la semana https://t.co/12mY0MW2BP https://t.co/8h69lKgdGe Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Polvos de #maquillaje: compactos, sueltos o traslúcidos ¿cuál elegir? @pilarlucas1 te ayuda #Belleza… https://t.co/oRdcnh0Ecc Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Consigue un lote con los mejores productos de #belleza del año. ¿Cómo? Vota en nuestros #PremiosBelleza… https://t.co/pmlL4CbEEL Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Entrenamiento anti excusas! Nos lo trae, como no, nuestra @patrymontero https://t.co/Sngt5NGwnj #fitness https://t.co/EtAn0kyFTa Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Ven! @mujerhoy y @finanzascom te invitan a #WomenInsights, encuentro de mujeres influyentes. Pide tu invitación:… https://t.co/GwMnJBhpfY Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Cosmética rosa para apoyar el #DíaMundialContraElCancerDeMama #Cáncer #Belleza https://t.co/UigwuPtPrs https://t.co/aaLfVOtjjh Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram