Consumo

Foto: Málaga, 7 mar (EFE).- La hipertensión arterial es el principal indicador de riesgo global, ya que quienes la sufren ...

La hipertensión es el principal indicador de riesgo global de una persona - Imagen 1

Málaga, 7 mar (EFE).- La hipertensión arterial es el principal indicador de riesgo global, ya que quienes la sufren tienen más peligro de padecer un infarto, angina de pecho, arritmia u otra enfermedad cardiovascular que los pacientes que sólo presentan niveles altos de colesterol o son fumadores.

Sin embargo, el diagnóstico de la hipertensión no siempre resulta fácil, debido a la ausencia de síntomas, según el doctor Luis Miguel Ruilope, jefe de la Unidad de Hipertensión del Hospital 12 de Octubre de Madrid, que participa en Málaga en la decimocuarta Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión.

La prevención integral del riesgo cardiovascular "trae consigo la necesidad de estratificar correctamente el riesgo general del hipertenso y establecer sobre éstos un tratamiento terapéutico más activo, de lo que se deriva un beneficio y ahorro a medio y largo plazo", ha subrayado este experto en un comunicado.

Desde que en 2003 se empezara a hablar de "riesgo global", el concepto de atención al paciente ha evolucionado hacia un abordaje integral de todos los factores de riesgo que conviven en el individuo.

La presión arterial es un indicador de otras muchas causas latentes en el paciente que forman un conjunto denominado riesgo global, de ahí que la hipertensión arterial actúe como común denominador de todo el riesgo cardiovascular.

"En el caso de las enfermedades cardiovasculares, la parte visible suele ser la hipertensión arterial, y su control y seguimiento alerta de otras causas no visibles como colesterol elevado o diabetes", ha explicado Ruilope.

En este sentido, los antecedentes familiares deben ser igualmente tenidos en cuenta a la hora de diagnosticar y tratar al paciente hipertenso, porque "la carga genética predispone en mayor o menor medida a la alteración de los factores de riesgo".

Además, es importante "fomentar entre la población general un mayor conocimiento de esta enfermedad y alertarles del peligro de la obesidad y sedentarismo", ha añadido este experto.