Consumo

Foto: Valencia, 3 ago (EFE).- Las pacientes que acuden a las clínicas del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) con la ...

El número de madres solteras que acuden al IVI se ha multiplicado por 4 desde 2005 - Imagen 1

Valencia, 3 ago (EFE).- Las pacientes que acuden a las clínicas del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) con la intención de ser madres solteras se han multiplicado por cuatro en los últimos cuatro años, pasando de 120 pacientes en 2005 a 506 en 2008, según un comunicado de esta entidad.

El director médico del Grupo IVI, Antonio Requena, ha asegurado que la independencia económica de las mujeres y una mayor aceptación social de los distintos tipos de familia "tienen su reflejo en los tratamientos de reproducción asistida actuales".

El tratamiento más empleado para las mujeres que desean formar una familia monoparental es la inseminación artificial de donante (IAD) y el 40% de todas las IAD hechas en las clínicas IVI el año pasado fueron practicadas a mujeres que acudieron solas, mientras que en 2005 esa cifra representaba sólo un 20%.

Requena ha destacado que en 2008 se realizaron 481 inseminaciones de donante frente a las 128 que se practicaron cuatro años antes, y en casi todos los casos el perfil de la futura madre es el de una mujer de entre 35 y 45 años con estudios universitarios.

Además del notable incremento en las inseminaciones artificiales de donante, también ha habido una tendencia creciente en el resto de tratamientos a madres solteras en los centros IVI, como fecundaciones in vitro, ICSI, ovodonación y vitrificación, de hasta el 320 por ciento en cuatro años.

De todos los tratamientos, el que ha experimentado un crecimiento más importante es el de la vitrificación de ovocitos, que en los dos últimos años ha aumentado un 228 por ciento.

Este tratamiento permite la postergación de la maternidad en aquellas mujeres que han buscado un desarrollo profesional o que no querían ser madres sin pareja y cuando se deciden a formar una familia sus ovocitos mantienen la edad fértil del momento de su conservación.

Por ello, muchas mujeres que todavía no se han decidido a ser madres pero que saben que querrán tener hijos en un futuro, vitrifican sus ovocitos para mantener en estado óptimo su edad fértil.