Hogar de invierno: ¿qué nórdico elegir?

  • Llegar a casa después de un duro día de trabajo y poder meterte en la cama envuelta en un cálido edredón nórdico, de esos que parecen que te abrazan, es el 'sueño' con el que muchas hacemos más llevadera la jornada. Sin embargo, ¿qué tipo de relleno debes elegir para que esa sensación de confort sea justo la que buscas? Toma nota de los consejos que te damos para que te decantes por la opción correcta.

Más cómodos y ligeros que las mantas, edredones y colchas 'tradicionales', elegir un relleno adecuado para tu nórdico no siempre es fácil. Lo primero que debes tener en cuenta es el clima de tu lugar de residencia, tu propensión (y el de tu pareja) al frío y al calor, y en qué época del año vas a utilizarlo. 

Así, los rellenos de entre 80 y 180 gramos están recomendados para primavera y otoño, mientras que aquellos que tengan entre 225 y 350 gr., solo podrás usarlos en los meses fríos... ¡si no quieres despertarte a media noche a abrir la ventana! Una opción válida para todas las temporadas son los combis con dos rellenos, que podrás adaptar a cada una de las estaciones.

¿Qué tipo de relleno elegir?

Según los expertos de El Corte Inglés, existen tres opciones:

• Plumón: con un mínimo de un 90% de plumón (de oca, pato o ganso europeo o canadiense) y el resto de plumas pequeñas. Es importante que el relleno sea principalmente plumón y no pluma, ya que así se evitan las partes duras y, por lo tanto, es más ligero y aísla del frío. A más plumón, el relleno es de más calidad.

• Acrílicos: de fibras huecas de alta calidad que proporcionan ligereza, volumen y transpirabilidad; además tienen tratamientos antiácaros, antibacterias y antihongos.

• Dúo: combinan 2 rellenos nórdicos de diferente gramaje que se pueden utilizar todo el año; en las épocas de mucho frio, unes los dos, y en épocas de menos frío, usas sólo uno.

Además, deberás tener en cuenta que hay distintos gramajes (a más gramaje, más calor) y es muy importante tener en cuenta el clima, la calefacción y el gusto personal a la hora de elegir el adecuado. 

¿Cómo hacer bien la cama? ¡Toma nota!




Consejos prácticos:


Si eliges un relleno acrílico, podrás lavarlo de forma sencilla en casa siguiendo las recomendaciones del fabricante. Si, por el contrario, has optado por el plumón, lo mejor será que lo airees con frecuencia, y antes de guardarlo en verano en una funda de plástico, lo lleves a la tintorería.

• Elige una buena almohada, adaptada a tu postura a la hora de dormir, a tus gustos de altura o dureza, y siempre teniendo en cuenta que tu cabeza debe formar una línea recta con el resto de tu cuerpo para evitar lesiones.

No olvides que un descanso saludable es fundamental para tu rendimiento diario. Por eso, nada mejor que ponerte en manos de los asesores de El Corte Inglés para elegir tus colchones, almohadas y rellenos nórdicos de forma adecuada. 

Publicidad