Ocio

Niños prodigio del cine clásico: Jackie Cooper

Niños prodigio del cine clásico: Jackie Cooper

Su popularidad se desarrolló durante los mismos años que la Temple pero sin llegar a sus cuotas de fama. Había salido de los míticos cortos de La pandilla y formó pareja inolvidable junto al rudo Wallace Beery en títulos como El campeón o La isla del tesoro. Intentó una carrera fallida en la MGM como adolescente y se retiró. Se decía de él que era el niño que mejor lloraba del cine.