A pesar de estar bajo arresto domiciliario durante años, Suu Kyi sigue luchando para que se cumplan los derechos humanos en su país y se instaure la democracia en Birmania.

Aung San Suu Kyi nació en Rangún (Birmania) en 1945. Su padre era el general Aung San, héroe nacional que firmó en 1947 el tratado de independencia con el Gobierno británico. Estudió en Rangún y acabó los estudios secundarios en 1960 en la India donde su madre trabajaba como embajadora. Comenzó la carrera de Ciencias Políticas en la Universidad de Nueva Delhi y en 1967 se licenció en Filosofía y Ciencias Políticas en el St. Hugh’s College de la Universidad de Oxford donde conoció a su marido.

En 1969 trabajó en las las Naciones Unidas, en su Sede de Nueva York, como secretaría auxiliar en el Comité Asesor para Cuestiones Administrativas y Presupuestarias. Más tarde se trasladó a Bután para trabajar durante un año para su país como técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En 1972 se casó con Michael Aris y fijó su residencia en Inglaterra donde dió a luz a sus dos hijos. Entre 1985 y 1986 Aung San estudió con una beca en el Centro de Estudios de Asia del Sudeste de la Universidad de Kyoto y en 1987 se diplomó en el Instituto Indio de Estudios Avanzados de Simla.

En 1988 volvió a Rangún para cuidar de su madre enferma con la ilusión de crear una red de bibliotecas, pero en su lugar se encontró un país en plena agitación, reclamando la democracia y con un gobierno dictatorial que gobernaba desde 1962.
Desde ese momento empezó a formar parte de mítines y manifestaciones defendiendo la democracia y el respeto de los derechos humanos en las que el pueblo la reclamaban como lider. De este modo se inplicó de lleno en la política de su país cuando formó ese mismo año la Liga Nacional por la democracia con ella como Secretaría General.

El 20 de julio de 1989 se enfrentó en una manifestación a unos militares que la estaban apuntando, por esto fue detenida bajo arresto domiciliario y no pudo participar en las elecciones de 1990. Su partido las ganó pero el gobierno no les dejó gobernar.

En numerosas ocasiones el gobierno le propuso el exilio pero ella solo accedería si ponían en libertad a los presos políticos, transferían el poder a un gobierno civil, convocaban la Asamblea Electa y dejaban que emitiera un discurso sin censura por la radio y la televisión. Obviamente no le dieron lo que pidió y además realizaron una reforma legal para ampliar su detención domiciliaria a cinco años sin cargos ni juicio.

En 1990 fue galardonada con los Premios Rafto de los Derechos Humanos y en 1991 recibió el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia y Amnistía Internacional la reconoció como prisionera de conciencia. También recibió el Premio Nobel de la Paz ese mismo año y en 1992 el premio Simón Bolívar.

En 1992 el gobierno accedió a que recibiera visitas y retiró la escolta de su casa, hasta permitió que pasara la navidad con su familia. Por fin en 1995 el jefe del Estado levantó el arresto domiciliario. En 1995 volvió a la secretaria general del NLD pero la retiraron del cargo y la arrestaron de nuevo en su domicilio por convocar una Junta para realizar un borrador de la constitución en la que reservaban el 25% de los escaños del Parlamento a los militares.

En 1998 y 2000 se escapó del arresto domiciliario para reunirse con militantes de su partido pero de nuevo fue arrestada. En 1999 murió su marido de cáncer de próstata en Londres después de que las autoridades birmanas  rechazaran una solicitud de entrada para visitar a su esposa a la que no veía desde 1996. El gobierno siempre ha utilizado el chantaje psicológico de la separación familiar para obligarla a marcharse del país.

En 2001 mantuvo conversaciones “amistosas” con el gobierno y en 2002 fue liberada después de año y medio recluida en su casa. En 2003 comenzó otro periodo de reclusión domiciliaria que fue ampliado en 2004 otros doce meses, en 2005 la ampliaron a seis meses más a pesar de la oposición de la ONU y de otros países occidentales. Aún así Suu Kyi sigue luchando por la democracia de Birmania y el respeto a los derechos humanos.


profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Cinco señales que indican que podrías sufrir un ataque de nervios https://t.co/TrTIYvycUe https://t.co/R0NGGIdJVC Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¡A por ella! Con la suscripción trimestral de @Guapabox te regalan esta cajita de cosmética coreana… https://t.co/qiVnHIo8Uc Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Es un hecho. Donald Trump y Melania no duermen en la misma cama https://t.co/dvgjHKRd2X https://t.co/5anyDfi3nE Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Las cremas y sopas que te ayudarán a combatir la astenia primaveral https://t.co/8eHDOmlRtm https://t.co/WljFZ5h65J Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Kate Winslet confiesa que sufrió acoso escolar https://t.co/VutjDl8NdA https://t.co/N2mhNtmxL4 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

La razón por la que Selena Gómez borra su acceso a #instagram una vez a la semana https://t.co/AajZJsU4OH https://t.co/57rR1oEl8s Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Instagram