Es una mujer fuera de lo común entre las mujeres de su país, con estudios, defensora del medio ambiente y de los derechos de la mujer y con un puesto de relevancia política. Desde que volvió a su país, después de terminar sus estudioso, no ha cesado nunca en su intento por mejorar la situación que allí se vive.

Wangari Maathai nació en 1940 en Kenya, tiene tres hijos y está divorciada. Después de terminar el colegio estudió biología en Estados Unidos y Alemania. Se licenció en biología en 1964 por el Mount St. Scholastica College en Atchison, Kansas y en 1966 terminó un master de ciencias por la Universidad de Pittsburg.

Después volvió a Kenya para doctorarse en medicina veterinaria en la Universidad de Nairobi convirtiéndose en la primera mujer de África Oriental en recibir éste título. En 1970 se casó con un miembro de la legislatura legal, del que se divorcio 10 años después, y en 1971 empezó a trabajar como profesora en el departamento de anatomía veterinaria en la Universidad de Nairobi, llegó a ocupar todos los puestos docentes con responsabilidad y fue la primera mujer en ocupar el cargo de decana.

En 1977 Maathai fundó el Green Belt Movement o cinturón verde para luchar por el medio ambiente, en concreto los árboles, y la mejora de la calidad de vida de las mujeres de su país. De 1976 a 1987 perteneció al Consejo Nacional de Mujeres de Kenia del que llegó a ser presidenta y en 1989 salvo el Parque Uhuru de Nairobi al evitar que construyeran unas urbanizaciones de lujo promovidas por el presidente de Kenya. En 1991 fue arrestada pero gracias a una campaña de Amnistía Internacional fue liberada.

Fue co-presidenta del Jubilee 2000 Africa Campaign, convención en la que aprovecho para denunciar la deuda externa de los países del Tercer Mundo. En el 2002 fue reelegida en el parlamento y desde 2003 ha sido Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales y Vida Salvaje dentro del gobierno presidido por Mwai Kibaki. Ese mismo año fundó el Mazingira Green Party of Kenya, un partido político de carácter ecologista.

En 2004 se convirtió en la primer mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz, y en 2005 fue escogida como la primera presidenta del Consejo Económico, Social y Cultural de la Unión Africana.