La salud es lo que importa

  • Charity Kaluky, ministra de Sanidad de Kenia, ha conseguido doblar el presupuesto destinado a la salud en el país. En Mozambique, Luisa Dias Diogo, apoyada por el presidente Armando Guebuza, ha puesto en marcha el Programa de Salud Materno Infantil, que ofrece a las madres y niños del país cuidados preventivos gratuitos (vacunación, consultas prenatales, partos en maternidades, planificación familiar...).

“Nuestro mayor reto en sanidad –afirma Gertrude Mongella, presidenta del Parlamento Panafricano– es la salud maternal. Cada minuto muere una mujer por complicaciones maternales en el África subsahariana”.

El problema, como explica la doctora Concepción Valls, cooperante en Mozambique, es que muchas mujeres tienen una capacidad de decisión limitada: “La mayoría de nuestros pacientes seropositivos son señoras casadas, contagiadas por un marido infiel, que no pueden negarse a tener relaciones con él ni pedirle que utilice preservativos. Además, las mujeres necesitan autorización de su pareja para ir a un centro de salud”. Éste es otro de los grandes problemas a los que se enfrentan las políticas africanas: la arrraigadísima discriminación de la mujer, considerada a menudo poco más que una posesión de su familia.

Ellen Johnson- Sirleaf ha tenido que luchar contra las voces que opinan que una mujer no debe gobernar Liberia. La keniata Wangari Maathai sufrió un humillante proceso de divorcio (su marido alegaba que ella era “demasiado fuerte de espíritu” y que “no podía controlarla”) que culminó con una acusación de desacato y la prohibición de utilizar su apellido de casada. Eso no le impidió, por otra parte, llegar a diputada de su país y ganar el Nobel de la Paz por su movimiento Cinturón Verde, que pretende plantar mil millones de árboles y que confía esa misión, principalmente, a las campesinas keniatas.

Pero la discriminación no afecta sólo a las líderes. Empieza mucho antes. África subsahariana es la región del mundo con más niñas sin escolarizar: 23 millones. La ministra de la Familia, Mujer e Infancia de Benin ha intentado minimizar estas cifras reduciendo los precios de matrícula para las chicas. Otros países han comprobado que las mujeres maestras motivan a las niñas a seguir en la escuela. Y es que no todo conspira contra las féminas. Hasta cuentan con el apoyo de ciertos políticos, como Thabo Mbeki, presidente de Sudáfrica, que ha instaurado un sistema de cuotas, o Abdoulaye Wade, presidente de Senegal, que apoya las iniciativas de su ministra de Investigación Científica para que el potencial de las mujeres del país no se pierda por falta de educación.

Incluso Kofi Annan, ex secretario general de las Naciones Unidas, ha manifestado su fe en las africanas: “No hay una estrategia de desarrollo efectiva en la que las mujeres no jueguen un papel central. Cuando se implica a las mujeres, las familias están más sanas y mejor alimentadas, y su economía mejora”. Los hechos respaldan las palabras de Annan. Cuando la guerra arrasa una región, las mujeres se convierten en el último bastión de la sociedad civil: cuidan de los niños, cultivan los campos y mantienen los hogares en pie. Fueron las mujeres saharauis quienes montaron escuelas y servicios sanitarios en los campamentos de Argelia, las que crearon organizaciones para ayudar a los niños soldado en Sierra Leona...

El gobierno de Ruanda ha sido el primero en reconocer la valía de las mujeres y les ha dado un amplio protagonismo en los resucitados tribunales tradicionales que se ocupan del genocidio. La capacidad para escuchar, las aptitudes de comunicación, la buena voluntad y la flexibilidad son algunas de las “ventajas de género” que las convierten en buenas negociadoras de la paz. Además, al ser las principales damnificadas por la guerra, son también las más interesadas en conseguir una paz duradera.

Las ONGs descubrieron hace tiempo, de hecho, que es más rentable fiarse de ellas. Los hombres pueden despilfarrar el dinero o abandonar a su familia; ellas se quedan y trabajan por el bien de su pequeña comunidad. Por eso, son las destinatarias principales de las iniciativas de microcréditos: el 94% de las beneficiadas del Banco Gravin son mujeres, así como el 65% de los microempresarios atendidos por Acción Internacional.


El futuro de África es la mujer

Como dice la cooperante Concepción Valls, “El futuro de África está en la mujer: tiene la energía para salir adelante en las pésimas circunstancias en que las ha puesto su sociedad. Muchas, sin instrucción, encuentran salidas creativas a su situación de pobreza y abandono”.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

10 razones para llevar el pelo corto https://t.co/mEuxkHAiz8 https://t.co/zpsCY60CUe Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Tres trucos de maquillaje para un rostro perfecto y lleno de luz, by @pilarlucas1 y @marsaura… https://t.co/MRmNME2dnZ Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Lo más granado de la sociedad madrileña se fue de fiesta. Así deslumbró @NuriaMarchComhttp://ow.ly/I20Z3082CCt https://t.co/LfOZUxI4n4 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Eso es lo que @davidbisbal dijo de @Chenoaoficial en el programa de Bertín Osborne https://t.co/7w8OHrWwXz Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

La parte menos conocida de la vida de Charlene de Mónaco: una casa sin electricidad, padres pruliempleados... https://t.co/95zKbTZuaP Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Nuestra teoría sobre el significado de la última foto de #MichelleObama en @instagram https://t.co/yoNoDzfOr4 https://t.co/BQjAI79WAN Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Charlie Sheen insultó a Rihanna y ahora parece que se arrepiente. Su forma de disculparse no puede ser más original https://t.co/QUr6AMT3ic Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

¡Un plato de cuchara delicioso y sano para entrar en calor en este jueves tan frío! https://t.co/n5EsAvKDpS #recetas #dieta Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Instagram