'El último exorcismo' retoma el cine de las posesiones demoniacas bajo el formato de un falso documental al más puro estilo 'REC' o 'El proyecto de la bruja de Blair'. La película, que se estrena en España hoy viernes 6 de mayo, narra el intento de un reverendo farsante que decide contratar a un equipo de televisión para que grabe su último exorcismo y demostrar, así, los engaños de su profesión. El problema es que el ritual se le va de las manos y la experiencia acaba convirtiéndose en un lío del demonio.

Un recorrido por las principales películas sobre posesiones demoniacas nos ofrece las 5 claves para entender la batalla entre exorcistas y endemoniadas.

1.- Vómitos, convulsiones, improperios... ¿Posesión infernal o gastroenteritis?
El exorcista (1973).
En la década de los setenta, el director William Friedkin sentó las bases del cine de terror sobre exorcismos, planteando la primera de las grandes premisas: la dicotomía entre ciencia y religión. Estómago revuelto, ataques de violencia, juramentos en latín... Los síntomas de Regan MacNeil (Linda Blair) se debatían entre la afección gastrointestinal, el trastorno bipolar y la posesión demoniaca. Menos mal que el padre Karras (Jason Miller) supo darle al maligno lo que se merecía.

2.- Basado en hechos reales.
El exorcismo de Emily Rose (2005)

La película de Scott Derrickson parte del mejor supuesto para crear terror diabólico: «Película basada en hechos reales». Como ya ocurrió con 'El exorcista', esta cinta se basa en la historia verídica de Anneliese Michel (Jennifer Carpenter), una joven que se somete a un exorcismo a manos del párroco de su pueblo y la cosa termina en juicio.

3.- Fanatismos varios.
La posesión de Emma Evans (2010)

Unos padres sobreprotectores, agnósticos y excesivamente estrictos y un tío sacerdote que quiere demostrar su fe a toda costa son el caldo de cultivo para que Emma, una adolescente harta de tanta opresión, acabe con el demonio dentro.

3.- Un sacerdote con crisis de fe.
El Rito (2011)

«Solo puedes vencerlo cuando crees en él». La película protagonizada por Anthony Hopkins en el papel de exorcista veterano y Colin O'Donoghue como seminarista novato que acude a una escuela de exorcistas vuelve sobre el argumento principal en esto de las posesiones: únicamente la fe libera al hombre del demonio.

5.- Sentimiento de culpa.
El último exorcismo (2011)

La última en llegar al pódium de la lucha contra Satán nos presenta a un reverendo farsante y una joven sometida a una estricta educación en casa, lejos de los peligros que acontecen a la adolescencia, y que trata de ocultar algunas experiencias con las que su padre, un fanático religioso, no estaría muy de acuerdo.