mujerHoy
vivir

En España no existe un código de vestimenta general, pero hay sentencias que han dado la razón a las trabajadoras

Despedida por negarse a llevar tacones. Es lo que le ocurrió a una guía de patrimonio nacional que se rebeló contra el uniforme, que incluía zapatos de tacón. La sentencia del tribunal superior de justicia de madrid anuló la sanción impuesta a la trabajadora, porque resultaba discriminatoria. Polémico fue también el despido de una dependienta que se negó a ir maquillada al trabajo. La justicia reconoció sus derechos, y fue indemnizada por daños morales. Y más sentencias ganadas. Las de las enfermeras y ATS de varios hospitales andaluces a las qeu la empresa les imponía la falda, prohibiendoles llevar el mismo pijama de dos piezas que vestian sus compañeros. El supremo tb les dio la razón. Estereotipo sexista presente en el deporte. Las jugadoras de balonmano playa obligadas a jugar en top y bikini en campeonatos europeos, se plantaron y consiguieron AL MENSO EN ESPAÑA elegir libremente su vestuario. Se ha llegado incluso a cuestionar la falda de los uniformes escolares...porque impide a las niñas libertad de movimientos. Muchas batallas pero en realidad solo una guerra. La lucha por la igualdad de sexos, de oportunidades, y de libertades.

Autor: ATLAS ESPAÑA