mujerHoy

vivir | Mujerhoy para IKEA

Tú, tus hijos y un pastel: los ingredientes para una tarde perfecta

Esta semana ha sido dura en la oficina, habéis llegado tarde a casa todos los días y apenas habéis pasado tiempo con vuestros hijos. Esta tarde tenéis tiempo y queréis disfrutar de ellos, y ellos de vosotros.

Juegos de familia alrededor de la mesa
Juegos de familia alrededor de la mesa IKEA

Esta semana ha sido dura en la oficina, habéis llegado tarde a casa todos los días y apenas habéis pasado tiempo con vuestros hijos. Esta tarde tenéis tiempo y queréis disfrutar de ellos, y ellos de vosotros. Hace frío y llueve fuera y se te viene a la cabeza un buen plan con los niños: hoy vais a cocinar. Divertido, práctico… y muy económico. Aquí compartimos la receta con los ingredientes para montar una tarde perfecta.

1-. ¿Qué tramamos? La diversión comienza planificando la tarde. Sentaos a hacer la lista de la compra juntos, adultos y niños: apuntad los ingredientes que vais a necesitar y repasad si tenéis todos los utensilios necesarios para vuestra aventura culinaria. El primer paso, planificar en familia, es el arranque de una tarde juntos… con las manos en la masa.

Debes tener en casa:

  • 1 molde
  • Medidor de cantidades (buena oportunidad para repasar las “mates”)
  • 1 batidora de varillas
  • Cuencos de plástico (perfectos para evitar accidentes)
  • Servilletas de papel de colores

2-. ¡Al súper! Si ya estáis abrigados y con la lista de la compra en el bolsillo, es hora de ir al supermercado a coger provisiones. Dale libertad a tu hijo y deja que él sea quien escoja los productos y se responsabilice de que no falte nada.

Lista de la compra:

  • 150gr de harina
  • 1 sobre de levadura
  • ¼ de kilo de chocolate para postres
  • 120gr de azúcar
  • 130gr de mantequilla
  • Leche entera
  • 6 huevos grandes
  • 1 cucharadita de Maicena

3-. Repasamos las reglas del juego. Regla nº 1: Vamos a divertirnos.

Regla nº 2: Los electrodomésticos sólo los vamos a tocar con la ayuda de mamá. Regla nº 3: Prometemos recoger y dejar la cocina limpísima una vez nos hayamos chupado los dedos. Trabajo en equipo, limpieza en equipo.

4-. ¡Manos a la masa! Es la hora de la verdad. Si seguís los pasos correctamente, hay muchas posibilidades de que cocinéis una merienda que se convierta en inolvidable. ¿Quién ha dicho que los mejores momentos cuestan dinero? Prepara la cámara de fotos, seguro que querrás recordar esta tarde durante mucho tiempo. ¡Y compartirla con los que más quieres!

  1. Batimos el azúcar y 5 huevos en un cuenco hasta conseguir una mezcla amarilla. Vamos añadiendo harina poco a poco y nunca paramos de remover. CONSEJO: Utilizar una batidora de varillas.
  2. Precalentamos el horno a 190º.
  3. Engrasamos el molde del pastel con mantequilla y le echamos un poco de harina.
  4. Echamos la mezcla de huevos y azúcar en el molde y lo metemos en el horno durante 35-40 minutos. Para comprobar si está listo, pinchamos y notamos si la masa está hecha.
  5. Chocolate: en un cuenco, mezclamos 120 gramos de mantequilla y 100 gramos de azúcar también con la ayuda de una batidora de varillas. Después, disolvemos el chocolate en medio vaso de leche y una vez mezclado, lo añadimos al cuenco que tiene la mezcla de mantequilla y azúcar. Añadimos también el huevo que nos faltaba. Batimos toda la mezcla muy bien. Debe quedar espesa.
  6. Sacamos el bizcocho del horno. Cuando haya enfriado, lo cortamos por la mitad horizontalmente, echamos la capa de chocolate y volvemos a juntar las mitades. Con lo que queda de chocolate, cubrimos el bizcocho por todos los lados.
  7. Dejamos enfriar y en más o menos 20 minutos, el pastel de chocolate va a estar listo para devorar.

5-. Antídoto contra el hambre: Entreteneros poniendo una mesa bonita. Lo mejor para matar tiempo mientras el olor a pastel de chocolate hace que vuestros estómagos rujan, es pensar en otra cosa. Durante los infinitos 35 minutos en los que el pastel está en el horno, montad una mesa que sorprenda a vuestros comensales. Una decoración divertida puede hacer que el pastel no sea lo único que impresione. Elegid cuidadosamente el mantel (lavable, por supuesto), los platos y los vasos, la bandeja, unas velas… anímate a realizar unos adornos de manualidades. Tus hijos los adorarán. Porque todos sabemos que la presentación es casi tan importante como el pastel en sí mismo.

6-. Olvídate de tu lado adulto (por unas horas). Cuando veas tu cocina repleta de cacharros sucios, haz un esfuerzo y relájate. Es una tarde para disfrutar y divertirte con tu hijo. Además, con el estómago lleno, se limpia mejor.

7-. ¿Quién quiere pastel de chocolate?

Disfrutando de la cocina en familia
IKEA ESPAÑA Disfrutando de la cocina en familia
Papá al mando de la cocina
IKEA ESPAÑA Papá al mando de la cocina
Decoración de la mesa para disfrutar de la Navidad en familia
IKEA ESPAÑA Decoración de la mesa para disfrutar de la Navidad en familia
Los peques haciendo lo que pueden... y les dejan!
IKEA ESPAÑA Los peques haciendo lo que pueden... y les dejan!